NUESTROS ALCALDES – Javier Zugaldía – Mañeru – “Estoy aquí por la gestión, dispuesto a dar lo mejor”

Con 22 años de experiencia como concejal, el primer edil daba el paso al frente en las elecciones de mayo

Veintidós años como concejal en dos Ayuntamientos -Murchante y Mañeru-, facilitaban a Javier Zugaldía Aldaba el camino hacia la alcaldía de su localidad. Nunca pensó ni aspiró a encabezar una candidatura y dirigir un municipio; pero una vez llegado el momento, su alto grado de compromiso y responsabilidad le impiden dejar de pensar en el bien del pueblo en el que nació y al que ha vuelto tras la jubilación. Profesor de instituto durante su etapa laboral, Javier Zugaldía asegura que la vocación por la gestión es lo que le ha llevado a estar donde hoy se encuentra, siempre arropado por todo un equipo que se emplea a fondo en las mejoras de una localidad de 430 habitantes.

¿Por qué decidió presentarse?
Siempre me ha gustado mucho la vida municipal, y me gusta, pero ser concejal es muy diferente de ser alcalde. Según cómo te lo tomes, puedes estar todo el día haciendo cosas, a mí la verdad es que no me importa. Se dice que los alcaldes jubilados pueden ser el tormento de los secretarios. Me gusta siempre ver varias posibilidades y después hablarlas con la gente. Los miembros de la candidatura nos juntamos casa siete o diez días para compartir los temas, nos vamos contando. La verdad es que funcionamos muy bien.

¿Por qué dio el paso de ser concejal a ser alcalde?
La verdad es que la nuestra fue la única candidatura y se presentó el último día. Teníamos los once nombres, pero no habíamos decidido quien encabezaría. Yo tenía experiencia, pero no había sido alcalde y no me apetecía, la verdad. Nadie daba el paso y al final fui yo. A día de hoy no me arrepiento, está siendo muy positivo porque veo que van saliendo los temas y toda la gente de la candidatura estamos respondiendo muy bien.

En la historia de este Ayuntamiento en dos ocasiones ha habido dos candidaturas, el resto del tiempo solamente se ha presentado una y, por lo menos una vez, se tuvo que nombrar una gestora.

¿Cómo cambia la experiencia municipal de concejal a alcalde?
Cambia la dedicación y la responsabilidad, que hay que asumirla. Si no estás seguro de algo, mejor pedir opinión y asesoramiento e incluso, a veces, hay que echarse para atrás en algún tema o esperar un poco a que madure.

¿Es fácil contentar a una mayoría?
Tengo la sensación de que la gente está contenta, de que la mayoría está contenta. No pensaba que fuera a ser tan fácil. Temas políticos por ahora no han surgido y la verdad es que tengo cierto miedo de que surjan. Yo no estoy aquí por política, y no me gustaría que me salpicaran; yo estoy aquí por la gestión, dispuesto a dar lo mejor.

¿En qué está trabajando el Ayuntamiento?
Al principio hicimos obras de mantenimiento, en la pista deportiva, el parte infantil y en el regacho; labores de pintado y de reposición de elementos. También estamos con los trámites para la adjudicación de las obras de pavimentación de la calle Mayor, la travesía de Mañeru. Son 600 metros muy estropeados. Esta calle, además, que era propiedad del Gobierno de Navarra, ahora pasa a ser de pueblo.

Siguiendo con las calles también estamos preparando memorias para solicitar subvención y poder renovar redes y pavimentación de otras calles que también lo necesitan, las calles Estrecha, El Correo y La Fuente. Por otro lado, estamos muy contentos de que el club juvenil esté ya funcionando como tal y que todas las semanas los jóvenes lo puedan usar.

¿Alguna necesidad que especialmente le gustaría acometer durante la actual legislatura?
La verdad es que si se da una vuelta por Mañeru, el pueblo está bien. Tenemos un problema con el adoquinado, que está suelto. Me gustaría que se pudiera solucionar el problema para siempre, para no tener que estar cada año invirtiendo para rellenar las juntas. Yo creo que lo haremos a lo largo de la legislatura.

¿Cómo es Mañeru? ¿Cómo describe su localidad?
Mañeru es un pueblo acogedor, bonito, con buenas y cercanas relaciones entre los vecinos. Es un pueblo en el que se vive bien, con buenas comunicaciones, con servicios y con doce sociedades gastronómicas. También es un pueblo en el que no hay demasiado paro.

¿Ha cambiado Mañeru en los últimos años? ¿De qué manera la A-12 ha influido?
Mañeru ha cambiado. Ahora hay dos urbanizaciones nuevas, hay vecinos que han venido a vivir aquí sin tener relación con la localidad; algunos se han integrado y otros apenas hacen vida en el pueblo. La autovía ha sido un acierto, los jóvenes se han quedado y la población se ha mantenido, e incluso ha crecido.

¿Con qué rincón se queda de Mañeru?
Me gustan varios, pero quizás el que más, el atrio de la iglesia, porque es sitio de encuentro de la gente que va a misa, cuando entra y cuando sale, y también lugar de reunión en fiestas porque se hace allí la comida popular. Por otro lado, es muy bonita la plaza del ayuntamiento, el rellano con el antiguo lavadero, y me gusta mucho también la vista del pueblo cuando subes a la ermita de Santa Bárbara.

PERFIL


Javier ZugaldÍa Aldaba

Fecha y lugar de nacimiento: Mañeru, 28/07/1954

Estado civil: Pareja de Hecho. Tiene un hijo.

Profesión: Profesor jubilado.

Candidatura: Agrupación Electoral Mañeru.

Experiencia municipal: Ha ejercido 22 años como
concejal, 16 de ellos en Murchante y otros seis
en Mañeru.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies