UPN pidió una hoja de ruta para modificar los estatutos del Consorcio

UPN pidió una hoja de ruta para modificar los estatutos del Consorcio

En el pleno ordinario de junio quedó sobre la mesa la propuesta de que el Ayuntamiento de Estella-Lizarra abandone la entidad turística

Por asentimiento en el pleno ordinario del 7 de junio, se aprobó dejar sobre la mesa la propuesta de baja del Ayuntamiento de Estella-Lizarra del Consorcio Turístico Tierra Estella. El concejal de Turismo, el regionalista Javier López, leyó un comunicado de su partido por el cual solicitaba marcar una hoja de ruta para modificar los estatutos de funcionamiento. Por el momento, los socios públicos y privados del Consorcio tienen un 50% de los votos. Con el cambio, los Ayuntamientos ostentarían un 60% y el 40% restante las empresas.

La propuesta de abandono se debe a un desacuerdo de UPN con el modo de gestión de la entidad turística. “El Ayuntamiento paga al Consorcio 17.500 euros y UPN no está de acuerdo con la gestión que hace la presidenta. Hace uso de la entidad para temas políticos y se salta a la torera la Asamblea sobre cuestiones que poco tienen que ver con el turismo en Tierra Estella”, leía el edil Javier López. 

La alcaldesa, Begoña Ganuza, incidió también en esta idea. “Como alcaldesa, puede hacer las declaraciones que quiera, pero nunca como presidenta del Consorcio. No puede utilizar el Consorcio como trampolín político para sus ideas”, insistió. Acto seguido sugirió que, una vez aprobados los nuevos institutos, Mª José Sagasti, tendría que dimitir.

Cesión a la Guardia Civil

Otro de los temas tratados en el orden del día fue la solicitud del Ministerio de Interior sobre la cesión del uso de un terreno anexo al cuartel de la Guardia Civil, que fue aprobado con los votos de UPN, PP y PSN. Después del debate de varias mociones y del turno de ruegos y preguntas, cuando la alcaldesa dio por terminada la sesión, un vecino de Estella, Santos Irigoyen, intervino desde el público. Mostró su malestar sobre el largo proceso de aprobación del Plan General que afecta a acuerdos que él tomó con el Ayuntamiento hace dos legislaturas.

Título

Un plan general con daños colaterales

“He trabajado durante 65 años y me han quietado mi trabajo y el de mis hijos”, decía desde el público el propietario de Embutidos Irigoyen, Santos Irigoyen, de 79 años. “Hace siete negocié (con el Ayuntamiento) la salida de mi empresa de la ciudad. Llevo siete años esperando la aprobación del Plan. No creo que haya ningún industrial en todo Europa que, con esta situación, pueda aguantar lo que me ha hecho a mí el Gobierno de Estella”, explicaba.

La empresa Embutidos Irigoyen se trasladaba hace siete años a Villatuerta y los terrenos antiguos, en la salida de Estella hacia Ayegui, se acordaba venderlos a un constructor para levantar 150 viviendas una vez que se aprobara el Plan Municipal y la calificación del suelo pasara de industrial a urbanizable. El constructor hizo un primer pago, a la espera de la aprobación para seguir adelante.

En 2008 estalla la crisis económica. Y a todo ello se une, fruto de un acuerdo verbal con el Ayuntamiento, para apoyar la operación urbanística, la inversión de Santos Irigoyen en el matadero municipal, actualmente en concurso de acreedores.

 

La empresa de embutidos, situada ahora en Villatuerta, emplea a diez trabajadores, una pequeña parte de los más de treinta que tuvo hace unos años, y atraviesa unos momentos difíciles. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies