Una pregunta para los Reyes Magos y Olentzero

Una pregunta para los Reyes Magos y Olentzero

Seis niños se dirigen a los personajes mágicos de la Navidad para conocerles un poco mejor. Desde el lejano Oriente y desde el rincón más recóndito de Urbasa, el carbonero y sus Majestades han enviado sus respuestas a Calle Mayor para resolver todas las d

Las hermanas Carmen, Lucía y María Barcos Garbayo, los hermanos Andoni y Ane Iglesias Rázquin y Asier Garayo Zabalza son unos niños con suerte. Su curiosidad les ha puesto en contacto con los Reyes Mayos y con Olentzero a través de unas preguntas que la revista Calle Mayor ha hecho llegar a los personajes navideños preferidos por los niños. El carbonero de Urbasa y sus majestades de Oriente han cesado su frenética actividad durante un rato y se han tomado la molestia de enviar a la revista unas cartas dirigidas a los niños. En ellas contestan las preguntas que los pequeños les han hecho. También les animan a ser buenos durante lo que queda de año.

A los Reyes Magos: “¿Cómo podéis repartir tantos regalos en una 

sola noche?”

Las gemelas Carmen y Lucía, de 8 años, y su hermanita de 4, María, le dan vueltas al tema, como seguramente lo habrán hecho todos los niños al menos una vez en su vida: “¿cómo pueden los tres Reyes repartir tantos regalos en una sola noche?” Las niñas imaginan que lo harán con ayudantes, pero aun así, ¿cuántos ayudantes se puede necesitar para atender todos los hogares de Estella, de los pueblos, de Navarra… ¿Tendrán algún otro secreto?

La pregunta de estas tres hermanas que, junto con su hermano Javier y sus papis forman una familia muy grande, ha sido enviada por correo exprés a Oriente. Desde allí, Melchor, Gaspar y Baltasar han preparado su respuesta. Y aquí están las palabras de los Reyes dirigidas especialmente a Carmen, Lucía y María, alumnas del colegio Mater Dei. 

“Queridas niñas Carmen, Lucía y María: ¡Qué contentos estamos de conoceros y de poder enviaros estas palabras! Durante estos días hemos recibido, miles, ¡qué decimos!, millones de cartas de niños y niñas de todos los rincones del mundo. No podemos contestarlas todas, pero hemos querido responder vuestra pregunta porque parecéis unas niñas muy listas y, además, esa pregunta nos las hacen muchísimos niños todos los años. 

Como bien pensáis, tenemos muchos ayudantes. Mientras nosotros estamos en la cabalgata, ellos están preparándolo todo en grandes almacenes que nos dejan los ayuntamientos de los pueblos y las ciudades. Durante la noche, mientras dormís, nosotros, los Reyes, y los ayudantes nos repartimos el trabajo y, con la ayuda de nuestra magia, conseguimos que cada niño tenga bajo el árbol o en el alféizar de la ventana los regalos que ha pedido. Eso siempre que hayan sido buenos, porque carbón también repartimos. 

Así que, Carmen, Lucía y María, tenéis todavía unos días para portaros de maravilla. Si es así, y hacéis caso a vuestros padres, el viernes 6 de enero os encontraréis en casa los juguetes que habéis pedido: un perrito que anda para María, un perrito de correa para Lucía y un gatito de los que parecen de verdad para Carmen. 

Un abrazo muy fuerte. Saludos desde Oriente.

SS. MM. Melchor, Gaspar y Baltasar

ANDONI Y ANE IGLESIAS RÁZQUIN


Andoni, A los Reyes: 

¿Qué hacéis durante el año cuando no es Navidad?

Hola, Andoni: ¿Estás siendo bueno? Esperamos que sí porque ya estamos preparando el todoterreno y el quad que nos has pedido. Muchas gracias por tu pregunta. Haces bien en formularla, no vaya a parecer que durante el resto del año nos hacemos los vagos. 

Pues mira, Andoni, después de Navidad tenemos que guardar los regalos que nos han sobrado para el año que viene, ordenar las cartas que nos enviáis los niños y limpiar los camiones que transportan los regalos. 

Cuidar de nuestro palacio en Oriente también lleva su tiempo, y todos los días tenemos que dar de comer a todos nuestros camellos y caballos. 

Recibe, Andoni, un beso de los tres Reyes Magos. Cuando salgamos en la cabalgata, miraremos entre el público a ver si te vemos. 

Saludos desde Oriente, 

SS. MM. Melchor, Gaspar y Baltasar

Ane, A OLENTZERO: 


¿Cómo haces el carbón y los juguetes?

Kaixo, Ane: 

¡Qué sorpresa me ha dado Mari Domingi cuando me ha entregado tu pregunta! Vivimos en el monte aislados, elaborando el carbón y recolectando castañas, así que todas las noticias que nos llegan nos hacen una ilusión tremenda. ¿No sabes cómo hacemos el carbón? Pues primero recogemos la madera, después la apilamos y luego la quemamos. Lo malo es que mancha mucho, por eso verás mi cara tiznada durante la kalejira por Estella. 

¿Y los regalos? La verdad, Ane, que antiguamente, Mari Domingi y yo recogíamos mucha más madera en los bosques para fabricar nosotros mismos los juguetes. Era mucho más divertido; inventábamos tirachinas, juegos de damas, y triciclos de madera. Ahora, utilizamos nuestra magia para comprar las cosas. 

Ane, tienes que seguir siendo buena para recibir la muñeca princesa y las pinturas que nos has pedido. 

Muxu bat, Olentzero

ASIER GARAYO ZABALZA

Asier tiene solamente tres añitos, pero sus grandes ojos se iluminan al pensar en la figura mágica del Olentzero que le traerá los juguetes a casa. Todavía le quedan muchas navidades de ilusión, muchas serán también las preguntas que le vendrán a la cabeza conforme vaya cumpliendo más añitos, sobre la magia del carbonero y sobre el origen de los regalos. 

De momento, ya tiene unas cuantas preguntas  preparadas para el personaje protagonista del 24 de diciembre. Eso sí, como son muchas, queda a la voluntad de Olentzero contestar a una o a todas ellas: “¿Dónde compraste el burro?”, “¿eres amigo de zorro Piporro y del lobo?”, “¿quién te ayuda a preparar los regalos?” y “¿alguna vez te has perdido en el monte?”. Estas cosas pregunta Asier, alumno de Remontival, y Calle Mayor ha recibido las respuestas. 

OLENTZERO: 

“¿Eres amigo del zorro Piporro y del lobo?, ¿Alguna vez te has perdido en el monte?”

Kaixo, Asier: 

Hemos visto tus fotos, y ¡qué grande estás! Ya tienes tres añitos, ¿eh? Estás hecho un campeón. Muchas gracias por las preguntas que me haces. Voy a contestártelas y a contarte cosas sobre mí y sobre la vida en la sierra para que me conozcas un poco más, aunque seguro que en casa y en el cole ya habréis hablado mucho sobre mí. 

Mi burro es un gran amigo, como también lo son el zorro Piporro y el lobo. Yo me llevo muy bien con todos los animales, sobre todo con los que viven en la sierra, como los caballos, las vacas y las ovejas. Aunque los animales no hablen como las personas, hay que saber escucharles y tratarles siempre con mucho respeto. Mi burro, además de las hadas y los gnomos del bosque, me ayuda con todos los preparativos y a repartir los regalos. Lo encontré un día perdido en la sierra y desde entonces nos hacemos mucha compañía. 

¿Y si me he perdido alguna vez en el monte? Muchas veces, sobre todo si he tomado un poco de vino para entrar en calor. En Urbasa, entre hayas, todos los caminos parecen iguales. Por eso, es difícil encontrarme. Si un día tus padres te suben a la sierra, te animo a que me llames. Si estoy cerca, iré a saludarte. 

Asier, ya he envuelto el cubo de fregona que me has pedido y los muñecos de Pupú eta Lore. Pero prométeme que serás bueno, pero bueno, bueno, ¿eh?, que yo me entero de todo. 

Muxu bat. 

Olentzero

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies