Una estela única en el valle de Lana

El vecino de Viloria Esteban Ugarte rescató hace 20 años la Cruz de Lucio (s. XIX) que ahora guarda el Concejo y que él ha limpiado

Su conciencia sobre la necesaria conservación del patrimonio local, en concreto en su valle, el de Lana, llevó al vecino de Viloria Esteban Ugarte a actuar en favor de una estela funeraria única en el valle porque se conserva intacta. La Cruz de Lucio, del siglo XIX, se ubicaba en la sierra, en las proximidades del camino que conduce a la ermita de Santa Quiteria. Hace veinte años Ugarte la recogió para su custodia en el Concejo y en los últimos días la ha estado limpiando.

Con motivo de la rehabilitación de las dependencias concejiles y asesorado por un arqueólogo amigo, Ugarte ha devuelto a la estela el mejor aspecto. Con este acto desinteresado aprovecha también para hacer un llamamiento a la conservación del patrimonio menor de los pueblos. “Piezas como esta estela son parte de la historia del pueblo y está muy bien librarla de expolios y conservarlas”, expresa el vecino.

La Cruz de Lucio está labrada en arenisca y tiene una forma discoidal. En el centro hay una dedicación donde se puede leer el nombre de Lucio y las letras del alfabeto griego Alfa y Beta, principio y final. También el año del fallecimiento, o más bien del asesinato, de Lucio, 1889, fecha, por tanto, de la que data la pieza. “Cuenta la historia, transmitida de manera oral, de hecho, mi padre me llevaba junto a la estela y me la contaba, que Lucio era un celador de montes o un guarda forestal que durante una discusión con un carbonero, previsiblemente sobre un corte de leña ilegal, encontró la muerte golpeado con un objeto contundente”.

Explica Esteban Ugarte que las disputas por cuestiones de convivencia en los pueblos eran habituales. “El acaloramiento ha llevado en ocasiones a finales de este tipo”, apunta. De Lucio, en este caso, poco más se sabe, salvo que tenía entre 50 y 60 años, puesto que no debía de ser vecino del pueblo.

En el lugar en el que se hallaba la estela de Lucio, Esteban Ugarte puso en su momento un hito de piedras que recuerdan la ubicación donde, previsiblemente la familia, colocó el símbolo en su recuerdo. “Afortunadamente, con los años la estela se ha respetado. Soy de la opinión que hay que conservarla. Quizá un buen lugar para ella podría ser los fondos de Patrimonio de Gobierno de Navarra”, asegura.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies