Un libro lleno de curiosidades

Un libro lleno de curiosidades

El estellés Domingo Llauró Campos reúne en una publicación datos y anécdotas sobre la tradición popular de la ciudad del Ega de los últimos 70 años

Durante toda su vida, Domingo Llauró ha contribuido, con su labor desinteresada, a perpetuar la memoria de Estella. Ahora, a sus 82 años, acaba de publicar un libro, que presentó en la casa de cultura Fray Diego, recopilatorio de numerosas anécdotas y curiosidades sobre la ciudad. Bajo el título ‘Siluetas de Estella’, la publicación pretende mantener viva la tradición colectiva y oral. “Si no se escriben estas cosas, al final se pierden porque no son datos históricos o actos importantes de la ciudad, sino las pequeñas curiosidades y anécdotas de la vida cotidiana”, explica el autor.

El cronista local tiene un fondo de 30.500 imágenes de Estella tomadas 

con su cámara

El libro contiene 208 páginas distribuidas en seis apartados diferentes -Frases, Requiebros, Jotas, Curiosidades, Anécdotas y Vocabulario de Estella- entre los que se cuela una serie de 25 fotos que atestiguan los datos. Domingo Llauró lleva haciendo fotografías desde los años 50. Actualmente tiene unas 30.500 imágenes que ha tomado de Estella y que contribuyen al legado cultural de la localidad.

Su anécdota de fiestas

“En el año 1975, los dantzaris no bailaron la jota el día del cohete. Esto pasó porque hubo riñas entre los gaiteros y los dantzaris, por lo que decidieron no bailar mientras ellos sí tocaban”.

Título

¿Por qué decidió escribir este libro?

Desde los años sesenta, llevo haciendo fotos, apuntando cosas y haciendo escritos en las revistas de fiestas. Tengo datos para parar un tren. Si todo esto no lo guardo, o lo recopilo en un libro, siento que se va a perder’.

¿Cuál es su contenido? 

El libro contiene anécdotas de Estella que la gente mayor sabe, pero que los jóvenes desconocen.

¿Cómo comenzó su afición por la fotografía? 

Mi tío me regaló una cámara Kodak en los años 50, con ella hice mis primeras fotos y me empezó a gustar mucho este hobby. Fui poco a poco perfeccionando la técnica, ya que antes no era tan fácil sacar una fotografía por lo rudimentarias que eran las cámaras, el tema de los carretes y el revelado. Progresé comprándome otra cámara más actual. Así comenzó todo y fueron pasando los años intentando estar siempre al tanto de esta afición. 

¿A qué se debe la gran selección de fotos de edificios, carteles y fachadas que recoge? 

Me daba la sensación que, antes de que tiraran un edificio o algo de la ciudad, tenía que  tomarle una foto, no sé muy bien porqué, supongo que sabía que iba a caer en el olvido y alguien debía registrarlo. Al final se convirtió en una costumbre y decidí fotografiar todo aquello que fuera a desaparecer. Alguna vez me ha pasado que, estando fotografiando edificios, me han preguntado si lo iban a tirar, por la costumbre que tengo. En el libro hay fotos de carteles y fachadas que ya no existen.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies