Teder presentó los resultados del proyecto ENFOCC

Teder presentó los resultados del proyecto ENFOCC

Los principales ejes de trabajo han sido la movilidad eléctrica de la zona y la implantación de una herramienta que permite medir la huella ambiental de lácteos

La asociación Teder presentó, el 25 de junio, los resultados del proyecto ‘Energia Forest y Canvi Climàtic’ (ENFOCC 2019). Se trata de un proyecto de cooperación que tiene como finalidad hacer llegar a las entidades locales, a los diferentes sectores económicos y a la población en general la idea de que una nueva cultura energética y forestal es posible. Los principales ejes que de trabajo se han centrado en el estudio sobre la movilidad eléctrica de la zona y la medición de la huella ambiental del queso elaborado por Quesería Urrizaga, de Abárzuza, a través de una nueva herramienta que permite medir la huella ambiental de productos lácteos.

Gracias al carácter cooperativo del proyecto, Teder ha podido basarse en la metodología de un estudio sobre movilidad eléctrica que se llevó a cabo en la comarca de Ripollés. “Se ha realizado el análisis de la dinámica económico-social de Tierra Estella, del desplazamiento de personas en el territorio, y la tipología de viviendas y empresas turísticas. También se ha analizado el parque de vehículos actual, y las estaciones de recarga existentes”, informaba David Labeaga, técnico de Teder. En función del estudio se estima un crecimiento del uso de vehículos eléctricos en la comarca y la necesidad de la creación de 54 estaciones de carga para 2027. En la presentación, Mariví Sevilla, presidenta de Teder, anunció la firma de un convenio de colaboración con el Consorcio de Desarrollo de la Zona Media para “acompañar a los servicios de asesoramiento de ahorro y eficiencia energética y de promoción de energías renovables en la zona media de Navarra”.
Otro de los ejes de trabajo se ha centrado en el cálculo de huella ambiental. La asociación Teder reveló que ha implantado una herramienta para el cálculo de la huella ambiental de productos lácteos. “La huella ambiental de un producto es un análisis de potenciales impactos ambientales que se generan a lo largo de la vida de un producto”, explicaba Eva Ruiz, técnica de Teder. La herramienta calcula 14 categorías de impacto que incluyen impactos al medio ambiente e impactos a las personas. La entidad en la que se ha ­realizado el estudio piloto ha sido Quesería Urrizaga, de Abárzuza, que también participa en el proyecto ‘Alimentos de Tierra Estella: De Casa – Etxekoa”’, de Teder. “Se ha analizado el proceso completo y el resultado ha mostrado un valor muy bajo, lo que significa un producto ambientalmente sostenible”, concluía Eva Ruiz.
Miguel Ángel Iriarte, propietario de la quesería de Abárzuza, recibió un reconocimiento por la dedicación prestada para la realización de este estudio piloto con la entrega de un ‘Ecosello’, que reconoce su preocupación por el medio ambiente y por la población local de la comarca.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies