PRIMER PLANO – Miren Lizasoain, presidenta de Plazara! – “El mercado es un punto de encuentro que crea comunidad”

PRIMER PLANO – Miren Lizasoain, presidenta de Plazara! – “El mercado es un punto de encuentro que crea comunidad”

La iniciativa que se desarrolla el segundo sábado de cada mes en la ciudad del Ega se abre hueco en Tierra Estella

La crisis sanitaria pone de relieve la seguridad que en términos alimentarios puede ofrecer el consumo de producto local. El contacto directo entre el productor y el consumidor es la esencia de los diferentes mercados Plazara! que se organizan en la plaza de los Fueros de Estella el segundo sábado de cada mes desde hace aproximadamente dos años. Se trata de una iniciativa que en los próximos meses se va a realizar también con carácter itinerante en diferentes pueblos de paso de la Vía Verde del ferrocarril.

La presidenta de la Asociación Plazara! desde que se gestó el colectivo el año pasado y apicultora en Arbeiza, Miren Lizasoain Baleztena, explica que junto a las ventajas de conocer el origen y el proceso de elaboración de los alimentos, el consumo de cercanía permite mantener vivas las actividades del sector primario en el ámbito local -la agricultura y la ganadería-, y sensibilizar sobre la responsabilidad que los consumidores tienen sobre el Planeta. Añade Lizasoain que los mercados, sobre todo los de producto de cercanía, contribuyen a tejer el valioso sentimiento de comunidad y pertenencia al territorio.

¿Qué es y qué ofrece Plazara!?
Es un mercado de productores y productoras locales, de Tierra Estella. Somos agricultores y agricultoras, ganaderos y ganaderas y elaboradores. Todo nuestro producto está producido aquí.

¿Se han establecido los mercados de Plazara! como una cita ineludible para los vecinos de Tierra Estella?
Lo estamos consiguiendo, pero falta camino. Desde el inicio, mucha gente ya venía con el carro y lo tomó como costumbre, pero tenemos que llegar a más gente. Cuesta cambiar las costumbres. Cuesta que en vez de ir a las grandes superficies, la gente venga al mercado. El de los jueves lleva mucho tiempo, pero nosotros vamos a nuestro ritmo. Hay que tener en cuenta que es un sábado al mes.

¿Os planteáis un incremento en la periodicidad?
Nos planteamos más presencia, pero primero tenemos que seguir viendo la respuesta de la sociedad. Estaría muy bien poder hacerlo quincenal, o incluso semanal, pero hay que ponerse en la piel de quien produce. A nosotros nos supone mucho esfuerzo. Además de producir, participar en el mercado implica mucha planificación y tiempo de estar allí que, por otro lado, se lo restas a la producción.

“Nos planteamos más presencia, pero tenemos que seguir viendo la respuesta de la sociedad”

¿Qué aporta al productor su presencia en el mercado?
Nos permite un contacto directo con el consumidor, y esto es interesante para llevar nuestra cultura y forma de vida a un entorno más urbano, a gente que no está tan en contacto con la tierra. Para nosotros es importante, para que no se rompa la cadena.

¿Cómo valoráis la respuesta de la gente?
Está costando, pero el último sábado fue espectacular. Acudió gente fija y gente que todavía no había estado en Plazara!, que no se había enterado de su existencia o que, simplemente, no había venido. Si de ese nuevo público queda una parte que vuelve, eso que se gana.
Era un mercado organizado en colaboración con Teder y Etxekoa, por lo que llevaba un extra de promoción y publicidad. También notamos que la gente está deseosa de vida, de contacto, dentro de lo que se pueda. Y agradeció que hubiera mercado. En realidad, nuestra finalidad es que se cree un punto de encuentro entre la gente, que se cree comunidad. Vemos que la gente se saluda, y a mí, personalmente, posibilitar que la gente se encuentre, me da un aporte extra de felicidad.

Se está exportando el mercado a otras localidades, en concreto a las de la Vía Verde del Ferrocarril, ¿qué resultado esperáis?
Esperamos acercar los mercados a los pueblos. Otro de los objetivos que tenemos desde el inicio es el de no quedarnos solamente en Estella, sino llegar también a otras localidades. De tal manera que no sea solo la gente la que viene a Estella, sino nosotros los que también vamos. El proyecto de la Vía Verde es una oportunidad para poder hacerlo.

¿Nos importa lo que comemos? ¿Crece la conciencia y la preocupación en temas alimentarios?
Creo que la gente cada vez tiene mayor conciencia sobre lo que come. Por salud, por circunstancias medioambientales y tercero, por soberanía alimentaria, por no depender de lo que viene de fuera. Queda camino pero vamos en buena dirección. En el mercado veo familias, padres con hijos y jóvenes, que nos dicen que al mercado de los jueves no puede ir porque trabajan pero que el sábado a Plazara!, sí.

Así como hay que recordar a veces que la leche no viene del brick, ¿sabemos a qué sabe un tomate o estamos perdiendo la noción de los sabores?
Creo que sí, aun sabiendo que Estella y Tierra Estella tienen profundas raíces rurales, que se mantiene la unión con los pueblos, que se conoce cómo se producía y que aún hay mucha huerta. Gracias a que se conserva algo de esta tradición, se puede hoy comparar.
Es muy común escuchar por la calle, “es que como los tomates de casa…”. El sabor del tomate es una de las primeras cosas que se compara. Como el de la manzana o el de cualquier otro producto. A mí me pasa con la miel, que la gente la prueba y se asombra, “pero esto es otra cosa”. Nuestros productos de casa marcan la diferencia.
La Asociación tiene pendiente ir a las escuelas, acercarse con fines de sensibilización para que los niños no pierdan la referencia de la producción local y de los sabores auténticos y originales. Queremos acercar nuestro trabajo mediante catas y talleres, pero ahora, con esta situación, toca esperar.

En tiempos de crisis sanitaria, ¿el producto local da más confianza?
En estos momentos, igual se pone más en relieve nuestro producto. Puede dar más seguridad la producción cercana, porque lo puedes ver y porque nosotros estamos ahí. Los que venimos al mercado ponemos nuestra cara, estamos presentes si ocurre cualquier cosa, por lo que damos una seguridad física.
Cuántas veces hemos visto cómo en crisis de intoxicación por un alimento producido en la Conchinchina la trazabilidad se pierde. Aquí, la relación entre el productor y el consumidor es directa. Si algo está mal, nosotros estamos ahí. El control es total. Y si quieres venir a mi casa, hasta puedes hacerlo. En cambio, vas al súper y ni la información de la etiqueta es válida, no sabemos ni cómo ni dónde se ha elaborado. Haces un acto de fe.

¿Cómo estáis llevando la pandemia los productores de Tierra Estella, está afectando al consumo, a vuestras ventas?
Durante los primeros meses de confinamiento, no se podían hacer los mercados, pero los supermercados sí estaban abiertos. ¿Por qué no un mercado con todas condiciones de seguridad, distancias y lo que haga falta? En mi opinión, fue un error cerrarnos. Cuando se ofreció poder seguir, la gente estaba ya un poco más fría.
Una de las características de los mercados es la proximidad. Un ambiente de distancias enfría la venta, no es lo mismo, aunque entendemos que tiene que ser así. Por eso, la situación no favorece la venta, aunque sí nos permite concienciar sobre la importancia del consumo local.

En conclusión, ¿por qué hay que consumir el producto de casa?
Primero, si queremos que haya agricultores y ganadores locales, hay que consumir lo local, para que no desaparezca. Segundo, por conciencia medioambiental. El consumo cercano tiene muy poco gasto energético y genera muy poca huella de carbono en comparación con el consumo de productos originarios de Chile o Nueva Zelanda. Y tercero, por salud. Nosotros garantizamos que nuestros alimentos no llevan transgénicos y favorecemos las técnicas agroecológicas, también tenemos productores en ecológico.
Animamos a la gente, a quien no haya venido todavía, a que se pase un sábado para que vea la variedad que ofrecemos. Es una maravilla todo lo que tenemos aquí. Que venga, que huelan, que caten. Y si les gusta, que repitan y que apuesten por los mercados de cercanía.

Próximas citas

El mercado de Plazara! se organiza en la plaza de los Fueros de Estella el segundo sábado de cada mes en horario de 10 a 14.30 horas. La próxima cita será el 12 de diciembre.
En paralelo se desarrolla también un nuevo proyecto que implica a Plazara!, a De Casa-Etxekoa y a las entidades Asociación Teder y Consorcio Turístico Tierra Estella y que acercará el producto local a la población de diferentes localidades del trazado de la Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro: Acedo (6 diciembre), Metauten (24 de enero), Murieta (28 de febrero), Zúñiga (28 de marzo), Ancín (25 de abril) y Estella (8 de mayo).

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies