PRIMER PLANO – José Ignacio Urra, alcalde del Distrito de Igúzquiza – “Montejurra es un nexo de unión de nuestra comarca y de nuestros pueblos, y hay que protegerlo”

PRIMER PLANO – José Ignacio Urra, alcalde del Distrito de Igúzquiza – “Montejurra es un nexo de unión de nuestra comarca y de nuestros pueblos, y hay que protegerlo”

En unos días se abrirá el periodo de exposición pública del plan de ordenación y protección del monte icónico, en el que trabajan conjuntamente los once Ayuntamientos de su influencia

Avanza a buen ritmo y con buena dirección el Plan Conjunto del Paisaje Singular de Montejurra, un Plan Urbanístico redactado por el Gobierno de Navarra con la implicación decidida de los once Ayuntamientos con término municipal en este monte icónico de la comarca. El plan, diseñado para proteger el paraje singular de Montejurra permitirá, mediante normativas, la ordenación de los diferentes usos. El documento se someterá en unos días a exposición pública para que los ciudadanos puedan presentar alegaciones. El alcalde del Distrito de Igúzquiza, José Ignacio Urra Fernández (independiente, San Esteban de Deio), explica como representante de uno de los Ayuntamientos pioneros en la consecución de este Plan, que Montejurra es un emblema en la zona, que Montejurra une y que su ordenación y protección traerán prosperidad.

¿Cómo surge la necesidad de este plan?
Montejurra, por sus características, está en el Catalogo de Navarra de Espacios Protegidos. De ahí partimos. Para proteger un espacio este debe tener una consideración especial y Montejurra la tiene. Montejurra es un hito paisajístico, un hito de representación de la comarca, con su vegetación, su historia, su cultura, y todo eso lo hace singular.

Montejurra se ha visto amenazada por distintas actuaciones. Igúzquiza ya inició una protección de su espacio en Montejurra. La iniciativa de Igúzquiza fue seguida por la inquietud de Estella y se planteó la necesidad de ordenación al departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, que decidió trabajarlo. Hubo una primera reunión en 2017, se fue avanzando en el proceso y el 16 de junio de 2020 se firmó el primer convenio de colaboración para hacer un plan conjunto entre nueve Ayuntamientos. Hace unos días, hemos vuelto a firmar un nuevo convenio con la adhesión de los dos pueblos de Montejurra que faltaban: Arróniz y Barbarin.

¿Qué es exactamente este Plan?
Se llama Plan Conjunto del Paisaje Singular de Montejurra, para la ordenación y protección de Montejurra. Lo que se persigue con su redacción es proteger este espacio de especial singularidad, algo que nos está demandando la sociedad. Es necesario proteger los espacios naturales, preservar lo que tenemos. Montejurra no es solo conocida en Tierra Estella, traspasa las fronteras, pero especialmente representa un nexo de unión de nuestra comarca y de nuestros pueblos. Como digo, Montejurra es rica en paisaje, en historia, cultura, geología y recursos.

¿De qué manera se va proteger?
Para proteger hay que crear ordenanzas. Hablamos de un Planeamiento Urbanístico que marque las normas, los usos y las actividades que se pueden y que no se pueden hacer. El Plan Urbanístico delimita la zona protegida y la clasifica por zonas de mayor o menor protección. En cada zona hay que determinar sus usos.

Se han establecido tres ejes de actuación. El primero, Montejurra Cohesión, cómo nos gobernamos. Montejurra es un todo que es de todos y hay que dejar claro cómo intervienen los Ayuntamientos. Se trata de poner un modelo de gobernanza, decir qué es Montejurra y dotarlo de unas normas.
El segundo eje es Montejurra Verde, encaminado a conservar y mejorar los espacios naturales. También habrá que divulgar Montejurra y su patrimonio. El tercer eje, Montejurra Activa, agrupa los usos y el disfrute. Viene a decidir qué deportes, qué actividades se pueden practicar y cuáles no.

Si se puede construir edificios, si se puede poner molinos, si se puede aparcar en un sitio o en otro, son algunas de las cuestiones que autorizará el plan y que se decidirán por zonas.

“Para proteger hay que crear ordenanzas. Hablamos de un Planeamiento Urbanístico que marque las normas, los usos y las actividades que se pueden y que no se pueden hacer”

¿En qué momento se encuentra el Plan?
El documento está redactado y está muy avanzado. Ha pasado el proceso de información pública. Hace unos días se celebró una comisión de seguimiento con técnicos de Gobierno de Navarra y con la participación de la directora general de Paisaje. Hay que decir que también estamos encontrando muy buena disposición por parte del consejero José María Aierdi. Nos presentaron un documento resumido y ahora nos dan quince días para pequeñas correcciones. Entramos después en la fase de divulgación e información a la ciudadanía para la que se ha hecho un vídeo. Se realizarán rutas con técnicos en Montejurra y toda la información va a estar al alcalde de la gente. En pueblos pequeños el resumen del Plan ese repartirá por las casas y en Estella estará expuesto en lugares públicos porque se abre un periodo de alegaciones que se extenderá hasta últimos de septiembre. Queremos que llegue a todos los ciudadanos porque estamos convencidos de que lo necesitamos. Queremos ser claros y no ocultar nada a la gente.

¿Hasta qué punto preocupa Montejurra?
Los técnicos han observado que hay zonas de especial riesgo, que son vulnerables, en Estella, en Ayegui el campo de tiro y en Igúzquiza. Vemos que hay un poco de desorden sobre actuaciones y usos. Faltaba el criterio común de lo que se puede y lo que no se puede hacer, que nos lo va a dar el Plan. Con él cada Ayuntamiento puede autorizar en su zona unos usos u otros respetando las normas superiores para este espacio.

Por otro lado, hay que destacar la iniciativa Montejurra Bizi, que parte de Dicastillo y Arellano, y en la que ya hemos ingresado todos los demás. Es una herramienta que nos puede servir para relanzar y revitalizar Montejurra desde el punto de vista de la actividad física, del cuidado del monte, su promoción y también como medio para conseguir ayudas.

¿Es fácil la convivencia de usos tradicionales con los nuevos usos?
De momento, no observamos choque entre distintos usos. Espacios singulares no hay muchos y tenemos una suerte muy grande de que Montejurra esté catalogado como tal. Montejurra está ahí, algunos siempre lo hemos utilizado mucho, otros lo utilizan más ahora con la pandemia. Los cazadores, los que recogen madera, los que siembran, todos, tienen pequeños problemas que hay que resolver. Debemos buscar métodos para que todos convivamos, que nadie se tome la justicia por su mano, que nadie quite un cartel o ponga una cuerda porque pasa una bici. Cabemos todos y los problemas no lo serán si los usos están ordenados.

Once Ayuntamientos, once sensibilidades y peculiaridades diferentes, ¿remáis todos en la misma dirección?
En Tierra Estella somos muy diversos. Cada pueblito es muy suyo, a veces existe desconfianza hacia el resto. Pero Tierra a Estella tiene que avanzar, dar un paso al frente, cambiar de mentalidad. Esto es el inicio, un inicio prometedor y algo muy vivo. Montejurra es un sentimiento, algo más que el monte. Nos tiene que unir y nos está uniendo. En el Gobierno de Navarra están sorprendidos de esta unión.

¿Qué significado tiene Montejurra para los pueblos de su influencia?
Como digo, Montejurra es un sentimiento. Desde pequeños lo hemos vivido como algo nuestro. Desde que subíamos con los carlistas, cuando íbamos a las fuentes de Arellano, desde chicos, siempre, mirábamos a Montejurra. Y en la zona tenemos la costumbre de que cuando adivinamos Montejurra a lo lejos decimos “ya estamos en casa”.

Ese sentimiento por Montejurra nos une. Aunque somos diversos, la comarca nos debe unir. Y hay que entender Montejurra como una comarca, como dice la nueva Ley de Administración local ya aprobada aunque sin desarrollar. Tendremos que seguir haciendo cosas juntos en materia de vivienda y de desarrollo industrial. Estamos convencidos de que el monte nos va a traer unión, nombre, gente y riqueza, sobre todo en cuestión de medioambiente.

DELIMITACIÓN

El Plan Conjunto del Paisaje Singular establece una delimitación del espacio protegido de Montejurra, segmentado en seis zonas de mayor o menor protección. Los límites los marca la autovía A-12 al norte, las zonas constructivas de Ayegui y las zonas altas del resto de los pueblos, sin llegar a los cascos urbanos.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies