PRIMER PLANO – Ángel Albéniz y Guillermo Lardiés, del proyecto Globoestella – “Queríamos ponernos un reto porque siempre nos ha gustado cacharrear”

PRIMER PLANO – Ángel Albéniz y Guillermo Lardiés, del proyecto Globoestella – “Queríamos ponernos un reto porque siempre nos ha gustado cacharrear”

Tres amigos realizaron con éxito el lanzamiento de un globo sonda a la estratosfera para grabar imágenes de Tierra Estella a 30.000 metros de altitud

Los jóvenes de Estella Guillermo Lardiés López, de 26 años, Ángel Albéniz Martínez, de 25, y Andrés Aráiz Vega, de 24, conseguían realizar con éxito el reto que se habían propuesto ya antes de la pandemia: lanzar un globo estratosférico a 30.000 metros, el triple de la altitud que alcanza un avión, para grabar imágenes 360º de Tierra Estella.

Prepararon un sistema compuesto por una radiobaliza que les ayudaría a localizar la sonda, un paracaídas para frenar el descenso, cámaras y baterías dentro de una caja de porexpan y un globo meteorológico que cargaron con 3,5 m3 de helio. Lanzaron el invento el lunes 5 de julio desde una localidad de Soria, para seguirlo y recogerlo en Tierra Estella. Fue finalmente el término de Artajona donde, tres horas después, pudieron recuperar el globo con todo el material gráfico registrado.
Dos de los tres participantes en el experimento -el ingeniero de Telecomunicaciones Ángel Albéniz y Guillermo Lardiés, grado superior en Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos-, cuentan la experiencia que les ha permitido investigar en un campo que a los tres amigos de la cuadrilla les apasiona.

¿Cómo surge la iniciativa de lanzar un globo sonda?
Guillermo Lardiés. A mí siempre me ha gustado el tema de los drones y la fotografía aérea y veía en Youtube vídeos en los que se hacían experiencias como la nuestra pero con cámara GoPro, por lo que al explotar el globo, este bajaba descontrolado y el vídeo no salía bien. Se me ocurrió que se podía utilizar una cámara 360º, que graba en todas las direcciones. Aunque el globo dé vueltas, como la cámara lo graba todo, luego te centras en un punto y está estabilizado. Antes de la pandemia les comenté a Ángel y Andrés que me apetecía hacer algo así y nos pusimos manos a la obra.

¿Cómo ha sido el proceso?
Ángel Albéniz. Nos gustó la idea que nos contó Guille y era un proyecto que podíamos hacer entre amigos. Nos pilló el primer confinamiento y, aunque todos trabajábamos, dos semanas al menos nos pegamos en casa, así que pudimos investigar. Cómo se hace esto, cómo subimos una cámara allí arriba, qué temperaturas habrá, cuánto empuje necesitamos, a qué velocidad tiene que subir el globo… mil factores que de primeras no teníamos ni idea pero, una vez que nos pusimos, lo vimos factible.
G.L. Luego nos quedaba la financiación. Al principio lo queríamos financiar la propia cuadrilla o encontrar patronos que quisieran unirse. Era casi el único problema por resolver.
A.A. Después pensamos en preguntar primero a la asociación Dictel y ellos nos redirigieron al Ayuntamiento de Estella porque estaban dando las ayudas de Juventud. Era mayo de 2020, y al final fue el Ayuntamiento el que nos financió los 1.000 euros que necesitábamos. La cámara se lleva el grueso, luego está el globo, la botella de helio y minucias como la electrónica, la otra cámara, los GPS, pero que van sumando.

¿Con qué objetivos, qué queríais conseguir?
G.L. El primer objetivo era ponernos un reto porque siempre nos ha gustado cacharrear. El segundo, obtener imágenes de Tierra Estella desde 30.000 metros de altitud; se veía el Cantábrico, los Pirineos, se distinguía Montejurra y el pantano de Alloz. La verdad es que 30 kilómetros es muchísimo, ves media España, como quien dice. En tercer lugar, queríamos reunir gente, organizar un evento de lanzamiento que todos pudieran disfrutar.

¿Qué riesgos conlleva el lanzamiento? ¿Es legal?
G.L. El riesgo de que se encuentre con un avión es tan ínfimo que ni se contempla. De hecho, cada día igual se tiran en España doce globos, por tema meteorológico. Respecto a la legalidad, pensábamos que no sería legal, pero lo es. Por el peso del globo, hasta 4 kg no se exige nada. A partir de ahí, hay que contactar con Enaire, que controla el espacio aéreo, y solicitar permiso. En nuestro caso, solicitamos permiso y nos dieron el visto bueno porque, de hecho, no hacía falta coordinar nada con ellos.

¿Cómo fue el lanzamiento?
A.A. Antes de tirar el globo, teníamos que saber hacia dónde iría. Sube muchos kilómetros de altura, pero también se desplaza muchos kilómetros en horizontal. Tres días antes hicimos simulaciones para ver donde caería el globo y ver si lo podíamos tirar.
Por cuestiones meteorológicas, tuvimos que posponer el lanzamiento tres fines de semana. Por fin, el lunes 5 de julio pudimos tirarlo, aunque no desde Estella, que era el plan original, sino desde un punto medio entre Burgos y Soria. Lo hicimos desde allí para que cayese en Tierra Estella. Aunque se desvió un poquito y cayó en término de Artajona, todo salió muy bien. Estamos muy contentos.
El viento en altura va cambiado de dirección y de velocidad y las trayectorias son seseantes. El globo sube más rápido en la parte densa de la atmósfera, luego más lento y, cuando explota, cae muy lento porque ya no hay densidad de aire. Todo esto hay que simularlo.

¿Cómo vivisteis el momento cuando encontrasteis el globo en Artajona?
G.L. Fue un momento muy bonito, pero muy tenso. Al principio, no tuvimos en cuenta que el globo baja girando a tanta velocidad y hubo un momento que incluso perdimos la señal.
A.A. Teníamos un enlace de telemetría con una antena. Yo iba en un coche, con un portátil, siguiendo el globo en tiempo real. La verdad es que nos sorprendió bastante que el sistema aguantara casi hasta el final. Incluso a 30.000 metros de altura y a 70 km de nuestro coche seguíamos recibiendo paquetes de datos, y ­ ­veíamos el globo en el mapa. Como dice Guillermo, fue en la bajada, cuando explotó en la vertical de Logroño, cuando perdimos señal. Desde ahí, bajó en caída libre y se fue hasta Artajona. Lo localizamos muy rápido en un maizal. El hallazgo fue muy de celebrar, está registrado en Youtube.

¿Principales dificultades?
G.L. La telemetría era el principal escollo, era imprescindible que funcionase bien. Días antes probamos el sistema desde Montejurra colocando el globo en un coche.
A.A. Al principio no teníamos ni idea, pero investigas y al final encuentras solución a todas las cuestiones. El experimento lo ideamos a principios de 2020, sim embargo lo hemos hecho ahora, por lo que el cierre perimetral, la propia pandemia y las condiciones meteorológicas han sido los principales problemas que hemos encontrado.

También hubo un primer intento frustrado, ¿cómo lo llevasteis?
G.L. Fue un error de cálculo con el helio. El peso del globo lo calculamos mal. Sumamos el peso de la boquilla por la que entraba el helio y luego no lo restamos. Cuando nos dimos cuenta que el globo pesaba demasiado y, por tanto, en vez de subir y explotar a los 30 kilómetros de altitud lo haría a los 20 y no cumpliríamos nuestro objetivo, intentamos vaciar helio de malas maneras.
A.A. No podíamos agarrar el globo que tiraba hacia arriba, que es de látex con polvo de talco y resbalaba mucho. Se soltó la cinta y el globo salió volando.
A.A. Nos dio mucha rabia por la gente que estaba allí reunida, pero luego se portaron de maravilla porque sin pedirlo nadie una persona del público se quitó la gorra y se realizó una colecta que nos permitió recuperar el dinero para comprar otro globo y volverlo a intentar. Después de lo bien que se portó la gente, decidimos emitirlo todo en streaming para que nos pudieran seguir, puesto que finalmente y por las condiciones meteorológicas no pudimos repetir el lanzamiento desde Estella ante el público el día que habíamos decidido.

¿Creéis que vuestra experiencia supone un acercamiento de la juventud a la ciencia? ¿La ciencia interesa a los jóvenes?
A.A. Yo creo que la ciencia interesa. Cuando a alguien le surge la idea y plantea un proyecto, interesa.
G.L. Sí que hemos conseguido acercar un poco la ciencia a la gente, al menos a nuestro proyecto porque la verdad es que nos han seguido muchas personas.

Globoestella.com

Toda la información del proyecto, incluidos los vídeos grabados durante el lanzamiento y la recuperación del globo, así como las grabaciones de la cámara 360º a 30.000 metros de altitud, se pueden ver en la página web preparada para dar cuenta de todo el proceso:
www.globoestella.com.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies