Pequeños huertos en San Jerónimo para fomentar la autonomía de los residentes

Pequeños huertos en San Jerónimo para fomentar la autonomía de los residentes

El centro ha instalado seis mesas de plantación para el cultivo terapéutico de productos hortofrutícolas

La residencia San Jerónimo pone en marcha un innovador proyecto de huerto terapéutico encaminado a mejorar la calidad de vida de las personas residentes fomentando la salida a espacios exteriores y potenciando su autonomía. La iniciativa cuenta con el apoyo económico de Caixabank a través de una aportación económica de 20.000 euros de la Fundación ‘La Caixa’.

La Residencia San Jerónimo dispone de un gran espacio de huerta para disfrute de sus residentes. Sin embargo, no estaba adaptado para convertirse en un huerto terapéutico en el que pudieran participar todas las personas. La aportación económica ha permitido habilitar un espacio con seis huertos elevados para facilitar las labores, instalar mesas de cultivo en un recinto con accesos anchos y suelo firme accesible para todas las personas y contratar un terapeuta ocupacional y un responsable del huerto que ayude en las labores de cuidado y mantenimiento.

La iniciativa se presentaba el martes 22 de junio en el centro con la presencia del director de la residencia, David Cabrera, del responsable de Acción Social de la Dirección Territorial Ebro de CaixaBank, Javier Muñoz, y de varios usuarios de San Jerónimo.

Desde el centro, Cabrera y la responsable del proyecto, Natalia Lafraya, coinciden al destacar los valores positivos de la iniciativa. “Sobre todo porque los residentes tienen un motivo para salir al exterior, para regar los huertos o simplemente para verlos, si no es necesario. Siguen el proceso y sirve para favorecer las relacione sociales, aunque aún mantengamos las unidades de convivencia y se use mascarilla. Algunas personas tenían huertos en sus hogares, pero otras empiezan ahora. Hay quien recuerda cómo trabajarlo y explica al resto”, cuenta Lafraya.

En los seis maceteros se han plantado ya zanahorias, calabacines, pepinos, tomates y lechugas. “También tenemos una pequeña casita donde pueden guardar las herramientas, útiles de tamaño más pequeño que hemos adquirido para este proyecto”, añade Lafraya.

Desde CaixaBank, Muñoz puso en valor la importancia de la solidaridad entre instituciones para proteger a las personas en situación de vulnerabilidad. No en vano, a lo largo de 2020, la colaboración entre la Fundación ‘La Caixa’ y CaixaBank ha hecho posible el impulso de más de 8.500 proyectos de 7.000 entidades sociales de todo el país. Han sido iniciativas de apoyo en los ámbitos de la enfermedad, la discapacidad, la exclusión social, la pobreza infantil y el envejecimiento.

Desde el inicio de la crisis de la Covid-19 ambas entidades han colaborado también con 1.700 proyectos relacionados con el abastecimiento de alimentos, de material sanitario y de emergencias para dar respuesta a las personas más afectadas por la pandemia.

¿Qué es la hortoterapia?

La hortoterapia surgió en el siglo XIX en Viena como una terapia para tratar determinadas dolencias o enfermedades mentales en personas mayores. Desde entonces y debido a los beneficios que proporciona, el huerto terapéutico ocupa cada vez más espacios en residencias, centros de día, hospitales e, incluso, colegios. Está demostrado que el cultivo de plantas mejora el estado anímico, reduce el estrés, alivia a personas que padecen enfermedades como ansiedad o depresión y favorece la relación entre las personas residentes en un centro.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies