“Pensaba en 2004 que iba a ser una experiencia irrepetible, pero me equivoqué”

“Pensaba en 2004 que iba a ser una experiencia irrepetible, pero me equivoqué”

El concejal de Nabai tiró su primer cohete como presidente del área de Industria en la legislatura de la socialista Mª José Fernández. Ahora, Begoña Ganuza le concede el privilegio por segunda vez.

El concejal de Nabai Ricardo Gómez de Segura (18/05/1954) no pensaba en 2004 que la experiencia se volviera a repetir. En aquella ocasión la alcaldesa socialista Mª José Fernández concedía al entonces presidente de Industria y edil del PNV el privilegio de iniciar las fiestas. Ocho años después, Begoña Ganuza (UPN) vuelve a contar con él para inaugurar una nueva edición de la semana más importante del año para la ciudad.

Como novedad, Gómez de Segura lo hace en esta ocasión desde la oposición, bajo las siglas de la coalición Nabai, y, además, es la primera vez que la regionalista concede el privilegio a una persona que no es de su grupo. El concejal lo entiende como un gesto significativo de acercamiento en un momento en que la ciudadanía pide “diálogo, negociación y acuerdo”. ¿Cómo recibió la noticia?

Estoy muy contento. Me he llevado una gran alegría. Lo he recibido con una gran satisfacción y con cierta sorpresa, evidentemente. Aunque la alcaldesa ya adelantó que podía tocarle a alguien de la oposición, no deja de sorprenderme. 

¿Le sorprende por ser la segunda vez?

Me sorprende que la alcaldesa no haya escogido a un concejal de UPN, pero lo entiendo como un gesto significativo de acercamiento en tiempos en que la ciudadanía nos pide trabajo, desde luego, pero también diálogo, negociación y acuerdo. 

La alcaldesa justifica su decisión sobre todo en razones personales. A pesar de las diferencias políticas, ¿tienen una especial relación?

Todos los organismos políticos y empresariales se componen de personas y son lo primero, después todo lo demás. El elemento más importante son las relaciones personales, lo que no implica que se deba cambiar la ideología. 

Tiene la ventaja de saber qué se siente, ¿cómo lo vivió aquella primera vez?

Aquella vez pensaba que iba a ser una experiencia inolvidable e irrepetible, pero me equivoqué. Lo recuerdo como estoy ahora mismo, que no estoy menos nervioso ni menos agradecido. También es cierto que la primera vez lo viví como miembro del equipo de Gobierno y ahora no. 

¿Cómo va a vivir este año las fiestas?

No he estado en fiestas en los dos últimos años y ya tenía intención de vivirlas intensamente, así que este año las voy a disfrutar más enérgicamente todavía. No me voy a perder nada a nivel institucional ni a nivel personal. 

¿Cree que el programa necesita algún cambio? ¿Qué modificaría usted? 

Pienso que la iniciativa institucional es importante, pero la espontaneidad de la gente es lo que marca el programa. Los cambios tienen que proceder de la iniciativa popular. Sí es cierto que veo con buenos ojos el encierro con novillos sin perder la tradición de las vacas en Estella y no estaría mal recuperar lo del novillico para los chicos y las chicas. 

¿Qué balance realiza de la actual legislatura?

Hasta la fecha no hemos trabajado a gusto. No ha habido el entendimiento que debería haber habido, pero se perciben ciertos cambios que pueden dar vuelta a la situación y que nos conducen a lo que la gente quiere, que hagamos más cosas, una buena gestión y salvar las diferencias políticas. Yo percibo más colaboración que antes, por ejemplo en Gedemelsa me estoy encontrando muchos apoyos. 

Piense en dos proyectos que le gustaría ver terminados en esta legislatura. ¿Cuáles serían?

Por un lado, la Escuela Taller. Hemos tenido la mesa de contratación y empiezan otra vez las obras. Lo considero muy importante porque siempre he creído en la formación ocupacional. El otro proyecto es el área empresarial de Oncineda, en el que estamos trabajando. Al menos hay que dejarlo todo preparado para cuando acabe este ciclo económico y venga otro mejor. Es importante para las empresas. Siendo práctico, ahora mismo no podemos hacer mucho más. 

¿Su deseo para Estella en estas fiestas?

Las fiestas son para pasarlo bien y olvidarnos de los problemas. Hay que hacer un paréntesis en la vida normal y disfrutar. Deseo que los estelleses se lo pasen de maravilla. 

¿A quién dedica este cohete?

A todas las personas que luchan contra la enfermedad, a todas las personas que los apoyan y a todos los que se están en la primera fila de la crisis.

Título

Su momentico

La tarde del Viernes de Gigantes es el momento más importante de las fiestas para el concejal Ricardo Gómez de Segura. “Para mí el viernes es un día mágico y, sobre todo, la tarde tiene un encanto especial”. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies