No hay Navidad sin turrón

No hay Navidad sin turrón

El producto, elaborado con almendra, azúcar y miel, debe su origen a la cultura árabe

Los dulces no faltan en estas fechas, y entre ellos el turrón es el rey. Dulce navideño por excelencia, cierra de la manera más agradecida las comidas y las cenas de Navidad. No hay producto más tradicional ni otro que ofrezca actualmente en el mercado más variedades. Turrón duro de almendra, blando, con azúcar o sin ella, pralinés de diferentes sabores… la lista es interminable.

Los ingredientes básicos del turrón revelan que el origen del producto se remonta muchos siglos atrás. Los frutos secos, el azúcar y la miel son alimentos típicamente mediterráneos empleados desde la Antigüedad Clásica, incluso se cree que ya los pueblos griegos elaboraban una primitiva pasta energética destinada a los deportistas olímpicos.

No obstante, si hay una cultura que incluya en su cocina los frutos secos y la miel es sin duda la árabe. Muchos de los dulces típicos españoles, especialmente en la zona de Levante, tienen su origen en los tiempos de Ál-Andalus, y ahora forman parte de nuestras tradiciones. Los expertos sitúan el origen del turrón en la cultura árabe, que probablemente llegó también a zonas de Italia.  

En cualquier caso, las primeras menciones claras al turrón en fuentes escritas aparecen ya en el siglo XV. En el siglo XVI, la elaboración de turrón era ya algo generalizado e incluso se conservan las primeras recetas de esta época. Desde la zona del actual Alicante, especialmente desde Jijona, el consumo de turrones se extendió por la península convirtiéndose en un producto tremendamente popular. 

La importancia de la almendra

Para diferenciar las calidades del producto, la almendra es la clave. Cuanto mayor sea el porcentaje de este fruto seco, mejor será el resultado. Por ello, tanto el turrón de Alicante como el de Jijona se dividen en las categorías de Suprema, Extra, Estándar y Popular. Además del formato más común en forma de tableta rectangular, se pueden encontrar estos turrones en porciones individuales o con forma de torta redonda.   

Título

Turrón duro y Turrón blando

TURRÓN DURO


Tiempo de preparación

Más de dos horas.

Ingredientes

– 120 g de almendras marconas

– 40 g de miel

– 2 claras de huevo

– 60 g de azúcar

– Obleas

Elaboración

1) Tostar las almendras enteras, el ingrediente estrella. Puedes hacerlo al horno o en una sartén sin aceite (para que no queden grasientas). 

2) Una vez hecho esto, calienta la miel en una cazuela a fuego muy lento al menos unos 45 minutos, para que se evapore toda el agua. Añade el azúcar a la olla y ve removiendo con una cuchara de madera.

3) Por otro lado, batir las claras de huevo a punto de nieve y añadirlas a la mezcla cuando estén espesas.

4) Mezclar bien la pasta y verter las almendras ya tostadas y peladas previamente.

5) Para que el turrón duro quede bien, remover la pasta hasta que esté bien uniforme y adquiera la consistencia adecuada.

6) Colocar una oblea en el fondo del molde, añadir la masa obtenida y cubrirla con otra oblea.

7) Dejar enfriar el turrón de Alicante durante varias horas o toda una noche.

TURRÓN BLANDO


Tiempo de preparación

Más de dos horas.

Ingredientes

– 300 g de almendra tostada molida

– 250 g de miel

– 100 g de azúcar

Elaboración

1) Tostar las almendras al horno o en una sartén sin aceite (para que no queden grasientas).

2) A diferencia del duro o de Alicante, para preparar este turrón es necesario moler las almendras. También cabe la posibilidad de comprar la almendra tostada ya molida, pero quedará mucho más rico si lo hace uno mismo. 

3) Por otro lado, calentar la miel en una cazuela a fuego muy lento al menos durante 45 minutos para que se evapore toda el agua. 

4) Añadir el azúcar a la olla e ir removiendo con una espátula de madera para ir formando la masa de lo que será el turrón blando.

5) El siguiente paso será añadir las almendras tostadas ya molidas e integrarlas en la pasta removiendo enérgicamente.

6) Cuando haya espesado, echar la mezcla en un molde con un papel vegetal y dejarlo enfriar.

7) Se recomienda poner algo de peso encima del turrón blando y dejarlo reposar para que suelte el aceite de almendras sobrante.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies