Música, sabores, colores y olores recuperaron el pasado medieval de estella

Música, sabores, colores y olores recuperaron el pasado medieval de estella

Del 18 al 24 de julio la ciudad del Ega disfrutó de una intensa semana que entonó
el cuerpo y el alma para las fiestas de agosto

La Semana Medieval rompe la rutina ‘piscinera’ y vacacional propia del verano y sumerge a vecinos y visitantes en otro tiempo. Desde el lunes 18 hasta el domingo 24, cambió la estética de la ciudad: los bares fueron tabernas, las tiendas talleres artesanales, en las calles sonaba la música de trovadores y titiriteros, los animales camparon a sus anchas en plazas y calles y niños y mayores disfrutaron intensamente de unos días que funcionan como preludio a la semana de fiestas de agosto.

La Semana Medieval calentó motores en la ciudad del Ega, transformándola por completo. Desde media mañana hasta la noche, la actividad no cesó en la calle ni un solo día. Era el reinado de Juana I la temática que hilaba las jornadas y fue la monarca, junto a su Corte, quien protagonizó la inauguración de la Semana con una majestuosa llegada a la ciudad como solo reyes y reinas saben hacer.

A las siete de la tarde del lunes, los tambores abrían la comitiva que integraban todos los miembros de la corte: caballeros, jinetes, músicos y danzantes cubrieron el recorridos desde el palacio de los Reyes de Navarra hasta la plaza de los Fueros atravesando el paseo de la Inmaculada, una parte de la calle Mayor y la plaza Santiago. El pueblo les saludó a su paso y no se quiso perder, a pesar de las altas temperaturas de la tarde, su saludo y la lectura del pregón desde el escenario instalado a modo de palco en la plaza principal de la ciudad.

El recibimiento fue el punto de partida de decenas de actividades que durante, mañana, tarde y noche llenaron de ambiente las calles y las plazas de Estella. La plaza de los Fueros acogió espectáculos diversos como ‘La quema de la bruja’, ‘El juramento de los templarios’, un concierto medieval, ‘La danza del fuego’ y ‘Caballos de fuego’. La de Santiago se animó con las dantzas del grupo de Tierra Estella y fue el lugar que atrajo la atención de los más pequeños con la habitual granja de animales, juegos de mesa y también el lugar donde iniciar un atractivo recorrido en burro por la ciudad.

La de la Coronación, con sus atracciones medievales, también se disputó la atención de los más pequeños. ­Además, las plazas tuvieron la presencia de ‘tabernas’ o barracas, donde disfrutar unas ricas viandas o refrescarse con una bebida bien fría.

Atractivos de la Semana fueron la Cena Medieval, celebrada el sábado a las diez de la noche en el convento de Santo Domingo, con más de centenar y medio de comensales; el Gran Torneo Medieval celebrado en el Palenque, plaza de toros, con un desfile de caballeros previo desde el palacio de los Reyes de Navarra y, por supuesto, el evento estrella de la Semana: los Mercados de Antaño y la Rúa de los oficios.

Miles de personas se acercaron el sábado y el domingo hasta la ciudad del Ega para dar un paseo en el que colores, olores, sabores y sonidos les trasladaron a los verdaderos tiempos del medievo. La actividad es la iniciativa anual estrella de la Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios de Estella-Lizarra. En esta edición, contó con un presupuesto de 78.000 euros.

ENCUESTA FOTOGRÁFICA


El punto de vista infantil
¿Por qué te gusta la Semana Medieval?

María del Puy López Barroso. 8 años. 4º Primaria, Mater Dei. Estella.
“La semana medieval me gusta porque se celebra el torneo. Es en la plaza de toros y hacen una lucha con caballos y gente disfraza. También me gustan los juegos de la plaza Santiago y los puestos del fin de semana”.

Estela Urra Ganuza. 6 años. 2º de Primaria, Remontival. Estella.
“Me gusta porque hay juegos y me lo paso bien, además me encuentro con mis amigos. Ver a la gente disfraza me gusta también pero sobre todo cuando llega la noche y hay espectáculos, por ejemplo el del lunes que se hizo una hoguera”.

Paula Vicente Lanz. 7años. 2º de Primaria, Mater Dei. Ayegui.
“Lo que más me gusta es pescar en la fuente de la plaza Santiago. También me gustan mucho las gallinas de trapo súper grandes que pasan por la plaza”.

Alba Vicente Lanz. 4 años. Mater Dei. Ayegui.
“Lo que más me gusta son los camellos, no me dan nada de miedo, el año pasado me subí y este año también quiero. Hoy me he montado en las barracas de la plaza de la Coronación, había caballitos que cuando le daban a la rueda salían burbujas”.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies