Miles de visitantes disfrutaron del ambiente ganadero y artesano de las Ferias de San Andrés

Miles de visitantes disfrutaron del ambiente ganadero y artesano de las Ferias de San Andrés

La principal novedad, una bueyada infantil, atrajo a las familias el sábado 2 de diciembre en el paseo de la Inmaculada. La exhibición de ganado en la plaza Santiago mantuvo el carácter tradicional del programa

Estella cumplió como verdadera anfitriona en las Ferias de San Andrés, con un programa que se desarrolló desde el jueves 30 de noviembre, día del patrón, hasta el domingo 3 de diciembre, jornada en la que la Comparsa de Gigantes y Cabezudos se sumó y recorrió las calles. El sábado 2 de diciembre, día central, atrajo a miles de vecinos y visitantes en torno a una agenda de carácter ganadero y artesano que tuvo en una bueyada infantil, en el paseo de la Inmaculada, la principal atracción.

Ya celebrado con lluvia el Día de San Andrés, el viernes 1 de diciembre estuvo marcado por el ambiente de pelota en el frontón Lizarra con los partidos que organizó el Club Lizar Jai y la música de los gaiteros en la plaza de los Fueros, además del torico de fuego y una cena con bertsolaris en la Peña La Bota.

El sábado 2, día de la Feria, arrancó con lluvia cuando se abría la tradicional feria de ganado en la plaza Santiago. Era también el momento en que los artesanos descubrían las lonas de los puestos para mostrar sus productos y los productores de queso se instalaban en el entorno de la plaza de la Coronación. Sin embargo, a media mañana el panorama cambió y las calles y las plazas se llenaron de público en torno a los diferentes atractivos. Salía el sol cuando dio comienzo, con cantos a una pequeña imagen de San Fermín, la principal novedad del programa: una bueyada infantil que recorrió el primer tramo de paseo de la Inmaculada, desde el ayuntamiento hasta la intersección con la calle San Andrés.

La expectación fue máxima y la participación multitudinaria por parte de niños de todas las edades que corrieron delante del grupo de bueyes de diferentes tamaños, custodiados por los pastores. Durante más de media hora se sucedieron las carreras, hasta que tocó descansar. La actividad estuvo organizada por la Hípica Zahorí, de Falces, que después del encierro paseó a los animales por la plaza Santiago.

Este lugar fue otro de los espacios de visita obligada. Varios ganaderos se acercaron hasta la plaza para mostrar su ganado y fueron 34 los ejemplares vendidos. Junto a los animales del mercado, recuerdo de épocas pasadas cuando la compra-venta era el principal motivo de las Ferias de San Andrés, la Hípica Zahorí mostro diferentes animales propios del entorno rural para disfrute de las familias. Se pudo ver caballos, yeguas, potros, burros, bueyes, entre otros animales, durante toda mañana.

Mientras tanto, la vecina plaza de los Fueros era otro hervidero de gente que curioseaba entre los puestos de artesanía, con artículos de plata, de cuero o de madera, y los productos de alimentación, como la miel, las garrapiñadas, los barquillos, la charcutería y los demandados talos de maíz.

El queso tuvo todo su protagonismo en la plaza de la Coronación. La venta de quesos de pastor comenzaba a las diez de la mañana y a las 11.30 horas la gente pudo disfrutar de una cata popular gracias a la colaboración en el reparto de varios miembros de las asociaciones de barrios de la ciudad.

El ya decimonoveno concurso de Quesos de Urbasa-Andia, en el que participaron nueve artesanos, tuvo como ganadores a la pareja de Eulate Ricardo Remiro y Cristina Ruiz de Larramendi, que presentaron el mejor queso en opinión del jurado.

El aparcamiento del solar junto al paseo de la Inmaculada fue otra visita obligada. En una gran carpa se guardaban los animales del XIII Concurso Nacional de Ovino de Raza Navarra, que se resolvería al día siguiente. La gente pudo ver de cerca a los animales y, a la salida, degustar el pincho popular de cordero de Navarra que prepararon la IFP Cordero de Navarra y Reyno Gourmet.

En torno a las 12.30 horas, el público pudo acercarse a la plaza San Martín, donde la Peña San Andrés ofreció un champi-pote. No faltaron en la mañana de las Ferias la ya habitual concentración de jinetes y amazonas de Tierra Estella que salieron de la plaza de toros y protagonizaron la simulación de la bajada del ganado de la sierra por la avenida de Yerri, la plaza Santiago y calles céntricas; los kantuz, la música de la fanfarre Alkaburua y la animación callejera ofrecida por los txistularis Padre Hilario Olazarán.

Por la tarde, en el frontón Remontival hubo partidos de pelota profesionales y el Festival de danzas del Grupo Larraiza, con pasacalles y actuación en el Espacio Cultural Los Llanos. Este año el grupo invitado fue el Murixka Dantza Taldea, de Lezo (Guipúzcoa). A las ocho hubo música de gaita en la plaza de los Fueros, a cargo de las Hermanos Montero, y a las nueve de la noche, el toro de fuego.

Domingo con Gigantes y Jaca

El domingo fue un día más tranquilo, pero la Comparsa de Gigantes y Cabezudos contribuyó al mejor ambiente. Su salida por las calles de la localidad fue otra de las grandes novedades del programa de Ferias de este año y tuvieron en su recorrido el seguimiento de las familias que acompañaron a las figuras para verlas desfilar y verlas bailar en sus diferentes paradas.

El buen tiempo acompañó para una visita al mercado de artesanía, que volvía a abrir en la plaza de los Fueros, y a la exhibición de Java Navarra en la plaza de Santiago. La gente pudo disfrutar con el pasacalles que ofreció la Banda de Música junto con el alumnado de la Escuela Julián Romano y también pudo asistir al concierto Día de Navarra de este colectivo, en el Espacio Cultural Los Llanos. El Taller de la Danza participó con ‘Por San Andrés, música en los pies’, también en la plaza Santiago.

LOS MEJORES

Fallo del XIX Concurso de Quesos de Urbasa-Andia. El primer premio fue para Ricardo Remiro y Cristina Ruiz de Larramendi. El segundo premio se lo llevaron Mari Mar Castro y Miguel Ángel Iriarte, de Abárzuza, y el tercero fue para Naiara Calderón y Pablo Urricelqui, de Yábar-Arakil.

Fallo del concurso de Jaca Navarra. Participaron catorce explotaciones. Los premios fueron:
Óscar Aguirre (Eulate), premio a la potra de menos de tres años; Manuel Arizaleta (Osácar), potro menos de tres años; Eduardo Braco (Aspurz), mejor semental; Simona Haro (Eulate), yeguas de más de tres años; Mikel Jiménez (Mendigorría), mejor lote; Gotzon Urabayen (Iturgoyen), premio especial; Juan Antonio Oria (Vidaurre), mejor animal de la feria.

Fallo del XIII Concurso Nacional de Ovino de Raza Navarra. Xabier Munárriz, premios de hembras adultas y de primalas; Francisco Javier Fernández, corderas; David Anocibar, machos adultos y primales; hermanos Ibarrola, corderos; David Anocibar, mejor explotación; hermanos Ibarrola Zabalza, mejor animal de raza navarra de la feria.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies