MI RUTA POR TIERRA ESTELLA – IÑAKI ETXEBERRIA – Monasterio de Iranzu-Dulantz, con variante a Urritzaga y Portutxikia – (ABÁRZUZA)

EL GUÍA

> IÑAKI ETXEBERRIA MORRÁS

57 años, natural de Abárzuza.

Profesión. Bombero desde hace 34 años en el parque de Estella-Lizarra.

Trayectoria. Aficionado a la montaña desde siempre, mucho más gracias a las nuevas tecnologías que permiten conocer recorridos con un plus de seguridad. Disfruta también con la práctica de la pelota, el fútbol, el atletismo y el pádel.

Iñaki Etxeberria Morrás comparte una de sus rutas favoritas por Tierra Estella, en el entorno de su pueblo, Abárzuza. A pie o en BTT, como el usuario prefiera, su propuesta parte del monasterio de Iranzu para subir a Dulantz, el punto más alto de la sierra de Urbasa, con variante por la nevera de Urritzaga y bajada por Portutxikia. “Es un lugar clásico de Tierra Estella con raíces históricas del monasterio de Irantzu. Me gusta porque introduzco alguna pequeña variante desconocida por mucha gente y que enriquece la salida. Carece de dificultad técnica, aunque el recorrido a pie puede ser un poco largo”, describe Etxeberria.

El itinerario parte de la cruz de piedra en el acceso al Monasterio de Irantzu, junto al punto de información. Continúa paralelo al río en todo momento y, una vez atravesado el primer puente en una zona que hace curva, se encuentra la primera fuente a la derecha, conocida como Fuente del Encañado y que sale de una cueva de la montaña que está detrás del pinar.

Más adelante y conforme se va cerrando el valle, el paseante, o el cicloturista, llegará al segundo puente que atraviesa el río en el lugar en el que propiamente comienza el cañón del río Irantzu o “Los Zanpiaus”, como se conoce en Abárzuza. “Aquí veremos enseguida preciosas cascadas que ha ido modelando el río hasta que de nuevo el valle vuelve a abrirse junto a un cruce de caminos 700 metros más arriba. En este cruce giraremos hacia la derecha por el camino en mejor estado, llamado camino de Donipetri, que nos lleva hacia Dulantz”, prosigue el guía.

A continuación, hay que subir la cuesta hasta un pequeño descanso en el que hay un camino a la izquierda, camino de Gallatur, y a la derecha se divisa una la fuente de Donipetri. “Continuamos ascendiendo y subiremos por el tramo más empinado de todo el recorrido, cementado para evitar la erosión de la llamada cuesta de Donipetri”.

Ya en la parte superior el camino es bueno y, tras recorrer unos 240 metros, se llega a un cruce donde hay que tomar el camino en buen estado y seguir de frente durante unos 3 km hasta que se convierte en un camino natural sin ningún tipo de arreglo ni buen firme. Se abrirá el valle en el llamado término de Lizarrate y se verá a la izquierda rocas desprendidas que podrían ser dólmenes. A la derecha, un camino sube hasta los altos y corrales de Zanabe.

“Continuamos rectos durante 700 metros hasta que el camino hace una curva pronunciada a la izquierda. Tras tomar dicha curva, a nuestra derecha vemos una pared de piedra y una puerta metálica que es el camino que sube desde la venta Zunbeltz. Seguimos de frente por una cuesta con suelo muy pedregoso y seguiremos por el camino hasta dar con una puerta metálica y un cerrado de madera para controlar el ganado. Cruzamos la puerta y entramos en el parque natural de Urbasa – Andia. Seguimos por la pista unos 750 m tras los que abandonamos el camino y seguimos por una pequeña senda de unos 350 m que nos lleva al nevero de Urritzaga. En año de nieves es posible que en pleno verano todavía queden restos”, detalla Etxeberria.

Toca volver sobre los pasos hasta la puerta metálica anterior y entrar de nuevo al facero de Abárzuza –Ibiriku. Enfrente de la puerta metálica, a unos 100 m a la izquierda del camino por el de ascenso se encuentra la llamada ‘Nevera de Abárzuza’, pozo o agujero natural que en la antigüedad se usaba para acumular nieve en invierno para destinarla a fines domésticos y medicinales. “Con la aparición de las primeras fábricas de hielo y también por higiene dejó de usarse en el siglo XX, aunque tras una epidemia de tifus por contaminación de las aguas procedentes de Irantzu en Abàrzuza a mediados de los años 40 del siglo pasado, el médico solicitó que se bajase hielo para combatir la fiebre además de las medicinas”, cuenta la historia.

La ruta sigue de frente hacia arriba por zona de hierba y se asciende el Alto de la Nevera. Ya se divisa el alto de Dulantz a pocos minutos andando. La cima se ataca por la última rampa por la izquierda del monte para luego hacer un giro a la derecha, momento en el que se divisará el punto geodésico con placa metálica. “Con día despejado, si miramos al norte y en el sentido de las agujas del reloj, iremos viendo las sierras de Urbasa, Aralar, punta del Txindoki, un poco a su derecha el monte Beriain, Pirineos, Etxauri, El Perdón, valle de Yerri, sureste de Navarra, Aragón, Moncayo, Montejurra, Sierra de la Demanda en La Rioja, Lokiz, Ioar, Sierra de Cantabria, raso de Urbasa, Aratz, Aitzkorri, etc”, describe el montañero.

Regreso

Momento de retorno, se desciende por el mismo lugar. A unos 600 metros hay que girar a la derecha en un raso siguiendo las marcas y bajando por Portutxikia hasta el camino por el que hemos subido desde Irantzu. Se desciende 200 metros más abandonando la pista principal en el lugar en el que hay un poste de señalización, y se sigue por la pista que va por la derecha. “En esta pista hay que estar atentos a las marcas de pintura amarilla y blanca. Veremos formaciones rocosas desprendidas de la montaña entre las que destaca una grande en forma de huevo que se conoce como Piedra del Sacrificio”.

El camino atraviesa zonas más abiertas y zonas entre hayedos hasta confluir de nuevo con el sendero de subida a la altura del cruce con el camino de Oinandia, es decir, unos 240 metros después de subir la cuesta de Donipetri. Una vez aquí, sigue el descenso hasta el Monasterio de Irantzu, 3.200 metros más abajo. “Es un recorrido fácil para todos los públicos en condiciones normales. Son 19.5 km sin grandes desniveles y con inmejorables vistas en días claros. Con niebla extremar las precauciones. Por eso siempre recomendamos llevar plano, GPS o smarthphone con aplicación Oruxmaps o Wikiloc para seguir estos trayectos. Buen calzado, agua y algo de comida. Ni que decir que en caso de emergencia, llamar al 112”, aconseja el bombero.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

TIPO DE RUTA
Se puede realizar a pie y en BTT.
DISTANCIA.
Casi 20 km.
NIVEL DE DIFICULTAD.
Medio, por la longitud del recorrido si es a pie.
En bici, tiene algunos pasos técnicos.
DURACIÓN.
6 horas a pie y unas 2 en BTT.
PÚBLICO.
Recorrido apto para todos los públicos, a partir de 10 años con algo de fondo físico.
En BTT, salvo la cuesta de Donipetri, que exige mucho y se puede subir andando, el resto es perfectamente realizable.
ALTITUD.
Mínima, 594 metros.
Máxima, en Dulantz (1.241 metros).
ENLACE DE LA RUTA. https://mega.nz/file/l1Rwnb4Z#Kq4uc5-awxM6Zz-y0gObt5mar1BRRYGUKRJ8Oonvbvw. Se puede abrir en formato GPX con Oruxmaps y Garmin.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies