La Fundación Fluidra e Isensi donan una cabina terapéutica a San Jerónimo

La Fundación Fluidra e Isensi donan una cabina terapéutica a San Jerónimo

La entidad quiere reconocer con este gran detalle la fantástica labor llevada a cabo por la residencia durante el confinamiento

La residencia de San Jerónimo ha sido noticia durante la pandemia en varias ocasiones. La decisión del personal de confinarse con las peronas residentes durante el pico de la pandemia traspasó fronteras y numerosos medios de comunicación nacionales e internacionales dieron a conocer la decisión. En reconocimiento a estos cuidados especiales, la Fundación Fluidra e Isensi ha donado a la residencia la cabina terapéutica ‘Lucía’.

El acto de entrega tuvo lugar el 31 de julio, a las 11 horas, en la residencia de San Jerónimo. Estuvieron presentes: el director de la misma, David Cabredo; el director de Isensi, Eduardo Segura; y Xavier Servat, gerente de la Fundación Fluidra.
Eduardo Segura, explicó que desarrolló la cabina terapéutica, que supone un nuevo concepto de hidroterapia dedicado a mejorar la vida de nuestros mayores, durante el tiempo que estuvo visitando a su abuela en la residencia donde pasó sus últimos años. Ahora, tras un periodo de concepción y diseño industrial, con un presupuesto de 20.000 €, la cabina Lucía, llamada así en honor a la propia antecesora de su creador, ya es toda una realidad y está en fase de fabricación.

Una presentación emocionante
De ascendencia navarra, el director de Isensi recalcó la emoción que le suscitaba presentar la cabina en esta tierra ya que reconocía tener un vínculo muy especial con la comunidad. En cuanto a la funcionalidad de la propia cabina, su inventor explicó la capacidad de estimulación multisensorial envolvente de la máquina, aludiendo a su carácter terapéutico, ya que no se trata únicamente de una experiencia lúdica sino que también refuerza las facultades de psicomotricidad.
David Cabredo, director de la residencia, se mostró muy agradecido por el obsequio. Esta cabina se convierte en un símbolo más de la admiración por estas personas mayores que, tras una votación del consejo de participación, vuelven a demostrar su responsabilidad social, al confinarse de nuevo voluntariamente.
Su compromiso con la sociedad se está viendo recompensado día tras día y por este motivo, la propia banda de música de Estella-Lizarra quiso rendirles homenaje el pasado martes 4 de agosto, en un concierto exclusivo en el exterior de las instalaciones.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies