La cuadrilla de ‘La Hormiga’

La cuadrilla de ‘La Hormiga’

Con disposición y buen rollo, amigos dentro y fuera de la barra, un equipo de nueve jóvenes invierte su verano en el único chiringuito que tiene Estella, en el corazón del parque de Los Llanos junto a la playa del Ega

Son jóvenes y nada de ‘nini’. Estudian y, en verano, trabajan para ganar algo de dinero que les aporte cierta independencia económica. El equipo del chiriguito de La Hormiga, integrado por nueve personas, le ha echado ganas. La Covid-19 no les ha frenado y atienden este espacio en el corazón del parque de Los Llanos, en el bucólico rincón de la playa del Ega, con buena disposición y también con firmeza cuando es necesario respetar las medidas. Están entre amigos y se preocupan por transmitir armonía y buen rollo.

El estellés Rubén Solano Goñi resultaba el año pasado el adjudicatario de la gestión del chuiringuito de propiedad municipal, con una vigencia del contrato de diez años, con un canon anual de 8.700 euros (más IPC). Recién terminado el confinamiento domiciliario, Solano se ponía el verano pasado al frente del único chiringuito que existe en Estella, establecimiento que por sus características sólo sirve en el exterior.

Son 44 mesas que atender y mucha gente a la que servir en barra. La amplia plantilla, buena parte amigos de la cuadrilla, se esmeran en la atención. “A veces es complicado porque es un chiringuito muy pequeño. Hasta que no estás dentro no te das cuenta, casi no nos manejamos y, por eso, el servicio puede ir un poco lento en ocasiones. Hacemos todo lo que podemos”, explica el gestor.

Fue la crisis sanitaria, el cierre de los bares, lo que llevó al estellés a replantearse el modelo de negocio en hostelería que quería llevar. El amplio tendido de terraza que le brinda La Hormiga le convenció. “El cambio vino obligado por la situación, y hubo que trabajar mucho para poder dejar el chiringuito en las mejores condiciones”. El pasado verano, se retejó, se pintó, se arregló el baño, se puso iluminación, altavoces, un sistema de seguridad y se renovó toda la maquinaria. “La reforma fue integral”, añade.

La pasada temporada “salvamos los muebles, estuvimos contentos, y ésta se intuye buena, a juzgar por la experiencia vivida desde que abrimos en mayo”, explica Javier solano. “La gente, en general, está con ganas de disfrutar, y también tenemos ese perfil más precavido que se anima porque está en el exterior y en un entorno natural”, completa una de las camareras, Beatriz Txasko.

Responsabilidad

El equipo de camareros se esmera por atender lo más rápidamente posible. “También está el tema de recoger la vajilla de las mesas y la desinfección. Supone mucho trabajo, con tantas mesas, pero es una de las funciones fundamentales. Queremos que la gente esté contenta porque sentimos este lugar en nuestro corazón. Es una responsabilidad de cara a Estella llevarlo bien”, añade Solano.

La Hormiga abre la persiana a las 10.30 horas y no la baja hasta la 1 en fines de semana, antes los días de labor. La iluminación interior cuando se va la luz natural, la música que suena por los altavoces y el espíritu joven de sus camareros, ataviados con su indumentaria de inspiración hawaiana, pone buen ambiente en este lugar mítico y referente de la vida en Estella.

Rubén Solano Goñi

24 años. El gestor de La Hormiga. El engranaje entre las piezas.
Inició Ingeniería Aeroespacial en Madrid pero cambió las Matemáticas y la Física por la hostelería. “Sentía que no era lo mío”.

Qué dice él: “La Hormiga es un lugar muy especial, mágico. Me quedo con la tranquilidad de este lugar por la mañana. Vienes a las 10 y se respira paz, oyes el sonido del agua, te tomas un café y recargas las pilas. Este es el lugar con más personalidad en el que he trabajado y una joya para Estella. Vendría aunque me pusieran la cerveza caliente”.
Qué dicen de él: “Es muy buen jefe y buen amigo. Sabe apretar las tuercas cuando lo tiene que hacer y es muy entregado. Hay que reconocerle que está por aquí haciendo cosas 24 horas 7 días”.
Su especialidad: Como no está tras la barra, la buena actitud hacia los compañeros.

Mikel Goyache Alonso

23 años. Bodeguero y ‘vajillero’.
Estudió Grado Superior de Actividades Físico-Deportivas. Actualmente, es opositor.

La actual es su segunda temporada en La Hormiga. Otros veranos ha trabajado como socorrista en piscinas.
Qué dice él: “Me quedo con la gente, los compañeros de trabajo, anécdotas que suelen surgir y las risas que nos echamos”.
Qué dicen de él. “Es indispensable. Su trabajo facilita el trabajo del resto y nadie lo sabe hacer tan bien y tan rápido con él”.
Su especialidad. “Por estar entre las mesas, a veces me toca ser el malo, decir a la gente que se separe, que use mascarillas, pero me gusta mi trabajo”.

Cristina Cobo Fernández

23 años. Tras la barra.
Ha estudiado el doble grado de ADE y Derecho.

Qué dice ella: “El año pasado probé la experiencia de hostelería en un hotel, pero el trabajo de barra lo estoy aprendiendo aquí. Me quedo con el buen ambiente que existe entre todos nosotros”.
Qué dicen de ella: “Aprende muy rápido, es un buen fichaje”.
Su especialidad. “Se le puede pedir unas aceitunas, y unas Jumpers”, que las sirve con simpatía, bromean sus compañeros.

Beatriz Txasco García

23 años. Tras la barra.
Ha terminado el Grado en Periodismo y continuará
con un Máster.

Es su primer verano en La Hormiga, pero tenía experiencia previa en hostelería en Estella.
Qué dice ella: “Trabajo a gusto. Por las mañanas es un placer estar aquí, la tranquilidad, el solecito… pero si me quedo con algo, es con el momento del cierre, cuando, mientras recogemos, hablamos entre compañeros”.
Qué dicen de ella: “Es muy trabajadora, muy responsable. Todo el grupo somos gente agradable y pasamos buenos ratos”.
Su especialidad: Una caña bien tirada.

Rubén Espejo Campos

23 años. ‘El recién llegado’. Tras la barra.
Estudia Grado de Innovación en Procesos y Productos Alimentarios y acumula varios años de experiencia en hostelería.

Qué dice él. “Empecé a trabajar en hostelería fines de semana y verano, y me fue gustando. Me encanta estar de cara al público, el contacto con la gente. De La Hormiga me quedo con el buen ambiente y con que todos estamos muy organizados”.
Qué dicen de él: “Es muy trabajador, muy enfocado y una persona muy agradable y muy graciosa”.
Su especialidad. “El buen ambiente”.

Karlos Arizaleta Legaria

23 años. Tras la barra.
Estudió Educación Primaria. Compatibiliza el trabajo en La Hormiga con su trabajo de profesor de Inglés en Lizarra Ikastola.

Se trata de su segunda temporada en La Hormiga.
Qué dice él: “Estoy muy contento. Me quedo con el enclave, este lugar, Los Llanos, es lo que más valoro. He trabajado otros veranos en un supermercado y no hay comparación con este trabajo al aire libre y en contacto directo con la gente. Me gusta, aunque también toque cargar barriles”.
Qué dicen de él: “Karlos empezó el año pasado de vajillero y luego cambió a camarero, es muy tranquilo y todo lo hace muy bien”.
Su especialidad. Es el que mejor hace la espuma de los cafés.

Hasier Aranguren Yabar

23 años. Tras la barra.
Desde los 18 años trabajando en hostelería.
Grado Superior en Audiovisuales y Master en Postproducción. Sólo le falta el proyecto final.

Qué dice él. “Este trabajo me permite buscarme la vida, ganar algo de dinero para vivir bien el año que viene. El pasado estuve muy a gusto, y por eso repito. Me quedo con las amistades que he hecho en Estella porque soy de Pamplona y, en general, con la gente de aquí”.
Qué dicen de él: “Es muy buena persona, muy buen trabajador y muy buen amigo. Ya es uno más de la cuadrilla. Una persona increíblemente sincera para lo bueno y lo malo y eso mola mucho”.
Su especialidad: “Los cubatas los pone muy bien, y es de los pocos que sabe dibujar en los cafés”. “Sólo me salen corazones”, añade vacilón.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies