“La afición de sol aporta mucho a la fiesta”

“La afición de sol aporta mucho a la fiesta”

El empresario de la plaza de toros, Jesús Macua Corera, asume la organización de los espectáculos taurinos, desde los encierros hasta las corridas

Jesús Macua Corera, propietario de la ganadería Sucesores de Ángel Macua, de Larraga, vive las fiestas y de las fiestas. El ganadero tomó el relevo de su padre en 1997 como empresario de la plaza de toros de Estella y de otras localidades navarras, como Tafalla y Olite. Por contrato con el Ayuntamiento de la ciudad de Ega, la empresa asume todas y cada una de las actividades relacionadas con los festejos taurinos, desde el encierro hasta las corridas. La jornada de Macua comienza al punto de la mañana y termina a última hora de la tarde durante los días festivos. Asegura que el trabajo es su afición y que sin las vacas las fiestas de los pueblos no serían fiestas; mucho menos en Navarra.

¿Cómo describe el cartel de este año?

De entrada tenemos a Pablo Hermoso de Mendoza, que es un lujo poder contar con él. En las dos corridas de a pie está un matador que vive un momento dulce, como es Iván Fandiño, y otras figuras como El Cid y el torero local Francisco Marco, un gran atractivo. Son dos corridas con gran interés que, además, han gustado mucho al club taurino de Estella. 

¿Y las ganaderías que intervienen? 

Lo más importante es que son ganaderías de dos variedades de encaste, Domecq y Núñez.

Un dicho dice: “más toreado que las vacas de Macua”. 

En la ganadería predomina el encaste Navarra para el festejo popular y, es cierto, pasean por muchas capeas, por muchos pueblos y, cuanto más toreadas están, se vuelven más resabiadas; se aprenden todos los trucos. 

¿Afecta la crisis a las fiestas, y en concreto a los espectáculos taurinos?

Afecta, como en todo. Se nota un poquitín. Por ejemplo, en Sanfermines, en uno de los dos concursos de recortadores se notó algo menos de gente que el año anterior. El segundo día la afluencia fue la misma, pero en general supone un pequeño bajón. 

¿Cómo es la afición taurina en Navarra? 

Navarra apuesta mucho por las vacas. El año pasado los ayuntamientos tendieron a recortar algo el presupuesto, pero este año la mayoría de los pueblos lo han mantenido. 

¿Y la afición taurina en Estella?

La afición en Estella es buena y goza de salud. Los espectáculos taurinos comienzan con los encierros, también hay gente que va al apartado de las corridas y luego están las propias corridas. Muchas horas del día giran en torno a lo taurino en Estella. 

¿Qué opina de la afición de sol? ¿Contribuye a la fiesta?

Aporta a la fiesta y cada plaza tiene su idiosincrasia. En Pamplona, por ejemplo, la charanga da colorido, crea el ambiente. El año pasado, que no fueron las peñas, era muy raro, se echaba en falta los cantos y la música. Está claro que aporta mucho a la fiesta. Y la afición de sol también es afición; en la plaza de Estella cuando está Pablo la plaza se calla. 

¿Se llena hoy en día la plaza de Estella?

Ha bajado un poquitín. Se nota con respecto a cinco años atrás, pero sigue habiendo muy buen ambiente. Para motivar la asistencia, los precios de los abonos se mantienen sin subir desde hace cinco años y la subida del IVA la asume la empresa. Es momento de aguantar el tirón y ver si mejora la situación. De todos modos, hay que animar a la gente a ir a la plaza en fiestas. 

Son recientes los sucesos de Sanfermines, ¿se debería limitar la participación en los encierros?

Es muy difícil, por no decir imposible. ¿En qué te basas para decir tú si tú no? ¿En el alcohol? ¿En si la gente sabe o no sabe correr? Los encierros de Sanfermines son festejos populares y no puedes poner puertas al campo, tienen que estar abiertos para todo el mundo porque por eso viene la gente. 

Los de Estella no están precisamente masificados, ¿se podría hacer algo para motivar la participación? 

Yo creo que sí tienen bastante participación; sobre todo en la plaza Santiago se pone bastante gente. Los novillos son también un buen atractivo. 

¿Cuál cree que es el “gancho” de los encierros?

La adrenalina, pero influye sobre todo la cultura hacia el mundo taurino. En Navarra tenemos contacto con la vacas desde pequeños, cualquier pueblo lleva sus vaquillas y su presencia en las fiestas hace la afición. La afición aún sería más grande si, como antiguamente, se soltaran vaquillas pequeñas para menores. 

¿Cómo vive las fiestas de Estella? ¿Tiene algún rato para disfrutarlas?

A Estella voy a trabajar pero tengo la suerte de disfrutar con mi trabajo. Suelo estar durante el encierro junto a la entrada de la plaza y, por la tarde, durante las corridas. Me encanta.  

Título

700 cabezas

La finca de la ganadería Sucesores de Ángel Macua, en Larraga, acoge 700 cabezas de vaca brava. La mayoría, un 90%, son de casta Navarra y el 10% restante, Domecq. Los orígenes de la ganadería se remontan a los años 40, de la mano de su fundador Ángel Macua. En 1997 cogió las riendas su hijo, Jesús Macua Corea.  

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies