Javier Echeverría. “Lokiz es solitaria, desconocida y sorprendentemente variada”

Javier Echeverría. “Lokiz es solitaria, desconocida y sorprendentemente variada”

Durante tres años, EL ingeniero de caminos de origen amescoano ha recorrido a pie todos los rincones de la sierra y sus valles para realizar el primer mapa excursionista de la zona

Mientras que la sierra de Urbasa recibe miles de visitantes al año, su vecina Lokiz destaca por la tranquilidad y la soledad. La orografía del terreno, que la hace más dura y extrema, es la principal razón; una circunstancia que Javier Echeverría anima a cambiar mediante la publicación del primer mapa exclusivo de la zona dirigido al excursionista.

““Todo está comprobado sobre el terreno. No hay una sola línea que no haya sido verificada, ni un solo camino, ni una sima, ni una fuente”. “

El trabajo de tres años sobre el terreno, obra del ingeniero de caminos de origen amescoano, ofrece como resultado un documento que recoge las coordenadas GPS de más de 700 puntos de la sierra de Lokiz y sus valles circundantes: Améscoa, Allín, Metauten, Lana y los alaveses Campezo y Arana. Javier Echeverría ya publicaba en 2009 un mapa similar de la sierra de Urbasa. 

¿Cómo surge la iniciativa de elaborar este mapa?

En 2003 comencé con la preparación de un mapa de Urbasa, que lo publiqué en 2009. Tuvo muy buena acogida, buenas críticas y comentarios, entre la gente que se mete en el bosque a fondo -cazadores, personas que realizan rutas que buscan cuevas-, y pensé que podía hacer lo mismo con Lokiz. A mí me gusta ir por lugares raros, disfruto mucho, así que recogí toda la documentación que había y me propuse hacer el primer mapa dedicado en exclusiva a Lokiz. Ya tenía hecha la parte norte con Urbasa y me quedaba pendiente la sur, que es Lokiz. Solo cuatro kilómetros separan ambas sierras pero son muy diferentes entre sí. 

¿Cuáles son las principales diferencias entre Urbasa y Lokiz?

En tan sólo cuatro kilómetros Urbasa es una sierra muy acogedora, atractiva para el paseo en bosque frondoso, para rutas cortas y rutas más largas. Sin embargo, Lokiz es dura, hay que tener buena forma física, pero ofrece sus recompensas. 

Durante sus recorridos por Lokiz para verificar sobre el terreno, ¿qué es lo que más le ha llamado la atención?

En primer lugar lo solitaria y poco transitada que es. Durante estos tres años de preparación del mapa no me habré encontrado con más de cinco personas. Es solitaria y también desconocida, y sorprendentemente variada. Hasta que no te metes no te das cuenta, pero hay quien lo ha definido como un jardín botánico, y tiene representación de todos los hábitat de Navarra, hayedos, robledales, bojerales, praderas, dependiendo de la altitud y los valles. Lokiz es frontera climática. Mientras Urbasa es vertiente norte con clima atlántico y predominio del hayedo, Lokiz está en transición al clima y hábitat mediterráneos, por lo que su paisaje es distinto. También me ha llamado la atención que encuentras bastante ruinas de chabolas, bordas, que mientras que en Urbasa están activas, aquí llevan igual 50 años sin uso. Y, por último, Urbasa la atraviesa una carretera de libre acceso, lo que no ocurre en Lokiz, que tiene una pista que la cruza pero no para cualquier vehículo y, además, se requiere permisos. 

¿Le guarda Lokiz algún secreto?

Vivo en Madrid y para mí esto es un hobby. Vengo a Améscoa en agosto, en vacaciones, los puentes y algún fin de semana. No he calculado las horas invertidas, pero durante tres años mi tiempo libre lo he pasado aquí. Secretos seguramente muchos, en materia de caminos pocos, porque he recorrido mucho, pero el campo esconde cuevas y simas difíciles de encontrar que pueden estar tapadas por la vegetación. Las localizadas están señalizadas, pero habrá muchas más. 

¿Cuál ha sido su metodología para realizar el mapa? 

Primero recopilé toda la información que pude e hice un borrador del mapa. Después llegó la parte de verificar todo el contenido de modo sistemático. Todo está comprobado sobre el terreno para hacerlo totalmente fiable. No hay ni una sola línea que no haya sido verificada, ni un solo camino, ni una sima, ni una fuente. 

¿Su rincón favorito en Lokiz?

Por lo variada que es la sierra, podría decir muchos. En primer lugar, el valle de Lana, rodeado por montes, solitario, recoleto, protegido de los cuatro vientos y lugar de paso para ningún sitito. Después el río Ullara, en la falda de Lokiz que da a Améscoa; seco la mitad del año y con unas rocas muy bonitas debido a la erosión. La ermita de Santa Quiteria, en Viloria, escondida en un hayedo, un rincón muy bonito, y el hayedo de Lokiz, que, a más de mil metros de altitud, no envidia para nada al de Urbasa. 

Título

Ficha Técnica

PUBLICACIÓN. Abril de 2014.

CARACTERÍSTICAS. El mapa, con una escala 1:25.000, detalla en 276 km2 la sierra de Lokiz y sus valles colindantes. Recoge más de 700 puntos de coordenadas GPS para señalizar cruces, fuentes, dólmenes, menhires, túmulos, campos tumulares, simas, cuevas y cumbres. 

TIRADA. 1.500 ejemplares.

PUNTOS DE VENTA. En Estella, Irrintzi. También en el bar y gasolinera Irigoyen, en Zudaire, y en el restaurante Faustina, en Baríndano.  

PRECIO. 12 euros. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies