Ferias de San Andrés, anticipo de Navidad

Ferias de San Andrés, anticipo de Navidad

El programa de actividades atrajo hasta la ciudad de estella a miles de visitantes el domingo 29 de noviembre

Las ferias de San Andrés no defraudaron. Como acostumbra, el programa de actividades logró atraer hasta Estella a miles de visitantes el día grande, el domingo 29 de noviembre. La víspera del día de San Andrés, patrón de la ciudad, ofreció la tradicional feria de ganado en la plaza de Santiago, la de artesanía en la de los Fueros, el novedoso asado de cordero de Navarra en la de San Martín y el concurso, venta y degustación de quesos de la sierra de Urbasa-Andia, en la plaza de la Coronación.

“Los vinos navarros consiguieron 2 medallas de plata y cuatro estrellas de bronce
La actividad comenzaba de madrugada en la plaza Santiago, cuando llegaban los primeros pastores con el ganado caballar. A las ocho, se realizaba la apertura al público de la feria, aunque no era hasta media mañana cuando la plaza alcanzaba su máximo apogeo. Las ventas –225 animales en 60 transacciones diferentes- ponen en evidencia el mantenimiento de la feria más como escaparate ganadero o como muestra del sector que como negocio rentable. Hasta Estella vinieron ganaderos de diferentes puntos de Navarra, pero también de otras provincias como Valencia.

En la vecina plaza de los Fueros, los artesanos mostraban sus productos y sus técnicas. Algunos cobijados bajo los portales y otros al descubierto, sirvieron de reclamo para el paseo de vecinos y visitantes. La lluvia hizo su aparición intermitentemente pero no impidió la exposición de artículos de cuero, de mimbre o de forja ni los stands con pastas artesaneles, chocolates, embutido y quesos.

El queso tuvo su protagonismo en la plaza de la Coronación. A las diez comenzaba la feria de quesos de Urbasa-Andia. A las once y media se procedía a una cata profesional para escoger el mejor queso de la Feria, cuyo premio recayó una edición más en el quesero de Eulate Ricardo Remiro. Desde las once hasta la una y media, se hizo una demostración de la elaboración del queso de pastor al modo tradicional. A su término, todo el mundo pudo probar queso de Urbasa-Andia en una degustación popular.

Mientras tanto, otra degustación novedosa tenía lugar en la plaza San Martín. Con la colaboración de varios carniceros de Estella y con la ayuda de miembros de la peña San Andrés, se prepararon veinte corderos de Navarra que dieron por resultado en torno a mil raciones, acompañadas de vino, refrescos y pan. El objetivo de este cambio de producto que sustituye a la ternera era promocionar la marca Cordero de Navarra. Los cocineros involucrados fueron: los hermanos Eduardo y José Antonio Muguerza, Fernando y José María San Martín y Carnicería Javier.

Además del día grande, otras jornadas festivas contaron con acontecimientos importantes para la ciudad, como la celebración el sábado 28 del III concurso Morfológico de Jaca Navarra y el nuevo formato del Día del Comercio. El lunes 30 de noviembre, San Andrés, la Corporación del Ayuntamiento se desplazó hasta la iglesia de San Miguel para presidir la misa mayor; el viernes 4 de diciembre se entregaban los premios del V Premio Nacional de Vino Ecológico y el sábado 5 se reservó a la Feria Popular del Vino Ecológico y del Queso.

Concurso de Jaca Navarra
Diez ganaderos de distintas explotaciones navarras se dieron cita en la plaza Santiago el sábado 28 de noviembre para tomar parte en la exhibición y concurso morfológico de Jaca Navarra. En esta tercera edición de la actividad se reunieron en torno a sesenta cabezas, que hicieron las delicias del publico, sobre todo del de menor edad, a lo largo de toda la mañana.

El fallo del concurso fue el siguiente: premio al mejor ejemplar, José Antonio Oria, de Vidaurre; el mejor potro de menos de tres años, Simona Haro, de Eulate; el mejor semental, Ángel Mari Argandoña; el de mejor potra de menos de tres años, Sergio Pérez de Muniáin, de Olloki; el mejor lote, Luis Mari Argandoña, de Iturgoyen; la mejor yegua, Juan Mari Iparraguirre, de Mendigorría. También se concedió el premio a la yegua que más hembras reproductoras ha dado, seis, que recayó en el ganadero de Iturgoyen Ángel Mari Urabayen.

Día del Comercio
El día del Comercio era uno de los más esperados este año dentro de programa de San Andrés. El formato cambiaba. Se sustituía la degustación popular en la plaza, con la colaboración de distintas sociedades, por la instalación de una barraca que ofrecía, a cambio de tickets, un pincho de chistorra con vino. Durante toda la jornada, los comercios repartieron los tickets, así como boletos para la rifa de un coche. La rifa del coche, a las ocho y media de la tarde reunió a cientos de vecinos, ya que la entrega del premio tenía como condición ‘sine qua non’ que el propietario del boleto estuviera presente.

Y allí estaba el agraciado, Alberto Irulegui León, estellés de 35 años. Sorprendido, aseguraba que el boleto se lo habían entregado en la Armería Garagarza por la compra de dos cajas de cartuchos para caza. Como ya tenía vehículo propio, aseguró que el coche del premio lo vendería. La entrega se hizo ante una plaza abarrotada.

Misa mayor en San Miguel
Las obras de la iglesia de San Pedro obligaron a celebrar la misa mayor en honor del santo en la iglesia de San Miguel. Hasta allí se desplazaron en cuerpo de Corporación buena parte de los concejales del ayuntamiento estellés, presididos por la alcaldesa, Begoña Ganuza. A pesar del frío y la lluvia, y como no podía ser de otra manera, el acto institucional contó con la colaboración de todos los colectivos habituales, como gaiteros, danzaris y la banda de música.
El paseo hasta San Miguel fue rápido. En la explanada y como avanzadilla, los danzaris infantiles mostraron sus bailes mientras la Corporación entraba al templo y ocupaba los primeros bancos de una iglesia que prácticamente se llenó. Como anécdota, el párroco que dirigió la eucaristía erró a la hora de escoger la cruz para besar y en lugar de la de San Andrés tomó la de San Francisco Javier.

Concurso de Vino Ecológico
El vino tiene su apartado propio en las ferias de San Andrés desde hace cinco años. Fue en 2004 cuando se celebró la primera edición del Concurso Nacional de Vinos de Agricultura Ecológica ciudad de Estella-Lizarra. Desde entonces se ha ido consolidando y, en esta ocasión, contó con la participación de 69 vinos de 24 bodegas de diferentes Denominaciones de Origen.

Tras las sesiones de cata pertinentes, un jurado especializado dio el fallo. En total se entregaban una Estrella de Oro, seis Estrellas de Plata y 14 Estrellas de Bronce. La de Oro recaía en Bodegas Domeco de Jarauta. Los vinos navarros conseguían dos Estrellas de Plata (ambas Bodegas Lezáun) y cuatro de Bronce (dos para Bodegas Aroa, una para Quaderna Via y otra más para Biurko Gorri).

El nombre de Bodegas Aroa volvía a sonar el sábado 5 de diciembre en el polideportivo de Estella. El pabellón acogía la Feria Popular del Vino Ecológico y del Queso Urbasa-Andía. Toda la mañana se celebraron diversas catas populares para escoger el Premio Barrica Popular, que recogía el propietario de Aroa, Kepa Larumbe Etxalar.
La feria abrió sus puertas desde las once de la mañana hasta las dos y cuarto de la tarde. La entrada era libre aunque, con la adquisición de un ticket por seis euros, se podían probar todos los vinos presentes en la feria y quedarse como recuerdo la copa catavinos. También se incluía en el precio dos pinchos elaborados con productos ecológicos.

Exposición Francisco Beruete
Una exposición con fotografías y objetos personales recorrió la vida del estellés Francisco Beruete Calleja (1912-1999) en la casa de cultura, cuando se cumplen diez años de su fallecimiento. El que fuera secretario del Ayuntamiento durante treinta años estuvo también muy vinculado a la cultura estellesa, primero a través del folklore y después mediante la creación de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago. Casado y con tres hijos –María Puy, Francisco Javier y Víctor- fue también miembro de del Consejo Foral.

La muestra ha sido organizada por la asociación de ex danzaris que lleva su nombre, Francisco Beruete, y con la colaboración de la familia en cuanto a cesión de artículos y fotografías.

La exposición, clausurada el 13 de diciembre, tenía como elemento principal el escritorio de Beruete, sus cuadros y títulos. También se podía ver su bicicleta e incluso su boina. Además, los días 30 de noviembre, 2 de diciembre y 10 de diciembre

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies