Entra en servicio el ascensor del Barrio de San Pedro

Entra en servicio el ascensor del Barrio de San Pedro

El elevador acristalado salva una cota de dieciséis metros para comunicar la calle San Nicolás con la iglesia de San Pedro y Zalatambor

Diciembre se estrenó con una buena noticia, sobre todo para los vecinos del barrio de San Pedro. El ascensor que comunica las calles San Nicolás y Zalatambor entre sí se ponía en funcionamiento tras un acto inaugural presidido por el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, y la alcaldesa de la ciudad, Begoña Ganuza. Decenas de vecinos del barrio acudieron a la explanada junto a la iglesia de San Pedro para realizar el primer viaje en elevador que mejora la accesibilidad entre la parte alta y baja del barrio.

A la accesibilidad se refirió el presidente cuando se dirigió a los ciudadanos allí congregados después de cortar la cinta. “Este ascensor hace mucho más accesible esta parte de la ciudad tan entrañable. No sólo los vecinos de Zalatambor y San Nicolás se van a ver beneficiados, también todas las personas y turistas que vengan hasta Estella porque van a tener un buen acceso desde el barrio monumental hasta San Pedro de la Rúa. También las personas en silla de ruedas podrán acceder”, declaró.

El proyecto que comenzaba a ejecutarse dentro del primer trimestre de 2009 ha supuesto un presupuesto de 750.000 euros, de los cuales 200.000 eran aportados por el departamento de Administración Local. La alcaldesa de Estella tuvo un recuerdo en la inauguración para la asociación de disminuidos físicos Amife, que sufragó 10.000 euros para realizar el proyecto. Una placa conmemorativa luce frente a la entrada inferior del ascensor.

A metro por segundo sube o baja la cabina acristalada que ofrece vistas panorámicas de la ciudad del Ega. El ascensor, encajado en la roca natural, salva una cota de dieciséis metros. Pero no es la única manera para acceder a la parte alta o baja. Unas escaleras ofrecen un recorrido alternativo. En cuanto a la seguridad, una cámara de vigilancia controla los accesos.

Elevador y escaleras
El presidente de la asociación de vecinos del barrio de San Pedro, Enrique Salvatierra, declaró que el ascensor era muy necesario. “Desde el derrumbe de las escaleras hacía mucha falta. Ahora con el ascensor o mediante las nuevas escaleras las dos partes del barrio están bien conectadas”, expresó sin olvidarse también de la importante restauración que está sufriendo la iglesia de San Pedro.

Para Milagros Íñigo Monreal, de 64 años y Tina de Hoyos Paredes, ambas vecinas de Zalatambor número 10 el 1 de diciembre era un gran día. “Lo estábamos esperando como agua de mayo. Ahora estamos encantados porque todos los días son varias las veces que necesitamos bajar y subir al barrio, muchas veces con peso”, decía Milagros Íñigo. Su vecina de 84 años estaba especialmente agradecida al final de la obra. “Han sido dos años muy largos, especialmente para la gente mayor. Ahora sólo esperamos que el ascensor funcione bien y que éste sea un lugar tranquilo”.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies