“El tráfico y el aparcamiento son las cuestiones más latentes”

“El tráfico y el aparcamiento son las cuestiones más latentes”

Desde hace nueve meses, el estellés, subinspector de la Policía Foral, asume el puesto de máxima responsabilidad en la Policía Municipal

Desde hace nueve meses, el estellés José Cruz Ortiz Martínez (09/05/1959) sustituye a Josu Ganuza en el puesto de jefe de la Policía Municipal. Transcurrido un tiempo de toma de contacto con sus nuevas responsabilidades, asegura sentirse muy cómodo y muy feliz por haber aceptado la propuesta de la alcaldesa Begoña Ganuza. Casado y con dos hijas, José Cruz Ortiz, procede del cuerpo de la Policía Foral, donde ha prestado sus servicios desde su ingreso en 1995 y donde ostentaba el grado de subinspector. Su experiencia policial le permite asegurar que Estella es una ciudad tranquila, en la que el tráfico y el aparcamiento representan las principales preocupaciones del ciudadano.

““Mis funciones son variadas, desde atender a los ciudadanos hasta manejar presupuestos”“
¿Qué balance realiza de estos primeros meses al frente de la Policía Municipal?
Un balance muy positivo. Fue un reto sobre todo al principio porque no conocía este trabajo, ya que es muy distinto a lo que hacía antes en la Policía Foral. Pero estoy muy a gusto, con los compañeros, con los corporativos, los técnicos. Estoy feliz de haber aceptado y trabajo hay todo el que quiera.

¿Cómo ha sido el paso de la Policía Foral a la Municipal? ¿Son funciones similares?
Desde que entré en la Policía Foral casi siempre he estado en Tráfico. En 2006 cuando se abrió comisaría en Estella ya me tocó Seguridad Ciudadana. Eran funciones de más planificación, sobre todo a la hora de montar operativos. En la Policía Municipal también me toca planificar muchas cosas pero las funciones son más variadas, desde atender a los vecinos que vienen por aquí a exponer sus problemas hasta el manejo de presupuestos para pintar calles o cambiar la señalización.

¿Qué consultas o inquietudes principalmente expone el ciudadano en las oficinas?
Sobre todo consultas relacionadas con los aparcamientos, con tráfico, tarjetas vecinales o problemas de vecinos. El trato directo con la gente en estas cuestiones es la principal diferencia.

Una de las principales medidas que le ha tocado poner en marcha ha sido el cambio de dirección en el puente Azucarero, ¿qué tal está funcionando?
Ha sido la medida más llamativa y estamos contentos con el funcionamiento, también pensábamos que iba a crear más polémica. El objetivo principal era solucionar los problemas de salida en la calle Sancho El Fuerte. Pensamos varias cosas, como poner un semáforo, pero no lo vimos claro. Además, con el cambio de circulación en el puente se conseguía también disminuir el tráfico por la Inmaculada  y quitar también presión al puente.

¿Cuál es el principal problema que presenta Estella en la actualidad?
No hay graves problemas, las cuestiones del día a día son llevaderas, pero sí es cierto que el tema del tráfico y de los aparcamientos son los más latentes. Estella está en un pozo y el paso es complicado. Cuando contemos con la Variante Norte y con el bulevar las cosas mejorarán bastante.

¿Transcurre fluido el tráfico por la travesía?
Ahora mismo hay puntos donde el tráfico se ralentiza, se forman colas, se crean problemas si se juntan dos autobuses y todo se agrava en horas punta. Por ello, vamos a colocar siete semáforos, cinco sincronizados con los ya existentes y dos de pulsador. Se pretende que con una parada un vehículo pueda cruzar la travesía entera.

¿El vandalismo, pintadas y destrozos, es un tema pendiente en Estella?
Todos los problemas son asumibles y, respecto al vandalismo, es más la sensación de falta de civismo que provoca que los destrozos en sí mismos. Generalmente son pintadas, papeleras, incendios de contenedores o plantas arrancadas.

¿En qué situación se encuentra el tráfico de drogas en Estella?
La Policía intenta vigilar las zonas donde más se practica el trapicheo, pero no se puede hacer mucho más. Más que problema de tráfico, es problema de consumo pero eso no está penalizado. En cuanto a la venta no se da tanto en Estella como en la ribera.

¿Es Estella una ciudad segura?
Estella es una ciudad muy segura. No hay verdaderos problemas de seguridad, simplemente hay que tomar ciertas precauciones en cuestión de robos o pequeños delitos, pero nada fuera de lo normal. •

Título

Veinticinco agentes en el cuerpo

En la actualidad, la Policía Municipal la forman en Estella 25 agentes: seis mandos, catorce cabos y cinco auxiliares. Se trata de un número justo, en opinión del jefe de la Policía, quien estima en treinta un número deseable para abarcar más cómodamente todas las zonas de Estella.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies