El pleno de Estella da luz verde inicial al Plan Urbano Municipal

El pleno de Estella da luz verde inicial al Plan Urbano Municipal

Salía adelante con los apoyos de UPN, Nabai y PP. Bildu, IU y Aralar votaban en contra y el PSN se abstenía

El Plan Urbano Municipal (PUM) enfila la recta final después de la aprobación inicial que daba el pleno del Ayuntamiento de Estella en sesión ordinaria de julio. Los apoyos de UPN y de los concejales de Nabai y el PP –sumaban nueve- permitió la luz verde, a pesar de la votación en contra de Bildu, Aralar e IU-N. El partido socialista se abstenía en la votación que hace vislumbrar el final del túnel después de diez años de trámites, con diversos periodos de alegaciones e incluso con aprobaciones iniciales previas, finalmente echadas para atrás. Después de realizar diversos cambios exigidos por el Gobierno de Navarra, el Plan vuelve a sus manos.

“La aprobación definitiva corresponde ahora al Gobierno de Navarra “

Desde Bildu, Koldo Leoz fue el primero en intervenir tras la votación. “No es el plan que nos gustaría tener para Estella-Lizarra pero con tesón hemos conseguido cambiar ciertos aspectos para hacer un plan menos lesivo, como el aumento de número de VPO; sin embargo, aún hay cosas que se nos escapan”, decía en relación al cambio de terminología entre APAs (Área de Plan Aprobado) y UE (Unidad de Ejecución). 

Para Ricardo Gómez de Segura, de Nabai, que sí dio su voto al Plan General, la aprobación inicial era una buena noticia. “Tras diez años llegamos al final. Hemos visto una y otra vez que se chocaba contra problemas de todo tipo. Se ha tenido en cuenta nuestras alegaciones y también hay aportaciones importantes del resto de grupo. La presidenta de la comisión de Urbanismo se ha empeñado en sacarlo adelante y así ha sido. Es mejorable, seguro, pero es una herramienta urbanística que Estella necesita”, decía. 

Para José Ángel Ízcue, portavoz del PSN, que se abstenía en la votación, el plan podía haber sido más ambicioso en relación con Los Llanos, y sobre Los Llanos se pronunciaba también el concejal de IU, Jesús Martínez. En concreto, Martínez mostraba su desacuerdo con el cambio de tipo de suelo en Valmayor, que decía, da más derechos a los propietarios, y también por “la consolidación de derechos urbanísticos en zonas especiales como Los Llanos”, en relación con la ikastola y el restaurante Navarra. 

Las felicitaciones venían por parte de María Unzúe, edil del PP-N, por ser el Plan General una herramienta que necesita el municipio y que, no obstante, da la posibilidad de modificaciones puntuales a futuro. La presidenta María Echávarri ponía fin al turno de intervenciones y destacó que el documento cumple con la legalidad y permitirá adaptar la ciudad de Estella a las nuevas necesidades socio-económicas. El pleno de julio abordó otros temas que salieron adelante, la mayoría, por asentimiento. 

Título

Ruegos por el euskera y las fiestas

En el turno de ruegos y preguntas Bildu expuso una solicitud colectiva –firmada también por el PSN, IU, Nabai y Aralar- en defensa de la Ordenanza Reguladora del Uso y el Fomento del Euskera y para denunciar “su incumplimiento por parte del equipo de Gobierno de UPN en general, y en ocasiones de manera particular por parte de la alcaldesa, Begoña Ganuza”. Ganuza les pidió lo que los mismos grupos exigían: “que se apliquen ellos también la ordenanza porque ellos mismos utilizan el castellano”, decía. 

Las fiestas de Estella completaban el turno de ruegos y preguntas. Nela Rodríguez preguntaba al concejal de Cultura, Félix Alfaro, si estaba el programa preparado y defendió su realización sin “desprecio, prepotencia ni exclusión” de ningún grupo. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies