El Contencioso avala el acuerdo municipal que declaró nulos los convenios de Oncineda

El Contencioso avala el acuerdo municipal que declaró nulos los convenios de Oncineda

Dos sentencias desestiman los recursos que alguno de los propietarios de los terrenos había presentado contra el acuerdo de la pasada legislatura

Los convenios urbanísticos del paraje de Oncineda firmados entre los años 2006 y 2008, durante los mandatos de PSN y UPN -con Mª José Fernández y Begoña Ganuza al frente- para la construcción de una ciudad deportiva, han sido declarados nulos por dos sentencias emitidas, los días 2 y 10 de septiembre, por los Juzgados de lo Contencioso administrativo nº 1 y nº 3 de Pamplona. El equipo de gobierno de la anterior legislatura (EH Bildu, Ahora Orain y Geroa Bai) decidió llevar al pleno ordinario de junio de 2018 la propuesta de anulación de los convenios –que se aprobó por unanimidad– tras recibir un informe del Consejo de Navarra, que consideraba nulos de pleno derecho dichos convenios y anexos, que dieron nombre al caso Oncineda.

Con estas dos sentencias, se producen los primeros respaldos judiciales al acuerdo municipal. El Contencioso rechaza los recursos interpuestos por algunos de los propietarios de los terrenos –uno de ellos el que hacía referencia a la parcela sobre la que se había fijado un valor de 108 €/m2 frente al de 43 €/m2 del resto de parcelas- tras la aprobación del acuerdo. Ambas sentencias reconocen “la falta de competencia de las alcaldesas y el hecho de que los convenios se suscribieron prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido, incidiendo además en el grave perjuicio que el convenio anulado suponía para el interés público”. La sentencia considera “ajustada a derecho la anulación de los convenios expropiatorios y condena en costas a la parte recurrente”.

Con estas dos sentencias, se producen los primeros respaldos judiciales al acuerdo municipal

Frente al fallo cabe recurso de apelación ante la Sala de lo Contencioso. Con la declaración de nulidad de los convenios y anexos, los terrenos revierten a los antiguos propietarios, que tienen derecho a reclamar la indemnización correspondiente, siempre que justifiquen los daños y perjuicios causados. El caso Oncineda sigue otra vía judicial con las empresas constructoras Herchi y Alhama y según informó Koldo Leoz, portavoz de EH Bildu, “todavía quedan años de recorrido judicial para que el Ayuntamiento pueda disponer de los terrenos y pueda actuar en ellos”. Hasta entonces, el Consistorio reserva alrededor de 2 millones de euros –cantidad en litigio con las empresas constructoras– por si, en el peor de los casos, tiene que pagar.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies