El Ayuntamiento plantea abrir el frontón Lizarra como espacio de encuentro intergeneracional

El Ayuntamiento plantea abrir el frontón Lizarra como espacio de encuentro intergeneracional

La propuesta del equipo de Gobierno de derribar la fachada principal del edificio pretende revitalizar un barrio poco accesible y con escasas dotaciones

El Ayuntamiento de Estella-Lizarra plantea una actuación en el frontón Lizarra que lo convierta en un espacio abierto. Una iniciativa del equipo de Gobierno propone eliminar la fachada principal para favorecer el uso y disfrute libre de los vecinos del barrio y de la ciudad en una dotación que actualmente está cerrada y que la utilizan en determinados horarios cuatro colectivos.

La propuesta se presentaba hace unos días en Asamblea a los vecinos del barrio para que pudieran hacer aportaciones de mejora a la idea inicial. Con una partida ya reservada de 450.000 euros a cargo del Remanente, el equipo de Gobierno plantea arreglar las cubiertas del frontón, que son antiguas, y derribar la pared frontal y el actual graderío.

El edificio se retranquearía tres metros hacia el interior para dejar en el exterior una plazoleta más amplia. El alcalde de Estella-Lizarra, Koldo Leoz, se refirió a la idea de crear en la zona una “plaza-frontón”. “Ahora el uso que tiene está acotado y queremos que sea un espacio abierto al cien por cien”.

Las cubiertas se dejarían preparadas para poder instalar en el futuro placas fotovoltaicas para el uso del frontón e incluso de viviendas próximas. Se mantendrían tres paredes del edifico y se colocarían unas gradas de dos lados que mirarían hacia el interior y hacia la plaza. La que se plantea como una nueva zona de uso recreativo y de reunión intergeneracional contaría con elementos de juego infantiles y también con baños y un vestuario, estos últimos ubicados bajo las gradas.

“El barrio de Lizarra carece de espacios de encuentro, dotaciones y servicios. Queremos crear una zona abierta, de encuentro intergeneracional, con dotaciones y servicios, porque podría estar unida a la casa de la juventud. Pensamos en un lugar saneado y bien iluminado que permita dignificar una zona que ahora es poco atractiva, oscura, con coches y que, por cercanía al caso antiguo y a la zona de bares, es también un foco de suciedad”, destacó Koldo Leoz.

Reabrir la cafetería de la Casa de la Juventud

La actuación en el frontón Lizarra iría acompañada de otras cuestiones. El aparcamiento es una de ellas, un aspecto todavía en estudio que, por lo menos se ordenará. “Queremos hablar con los vecinos sobre la posibilidad de dejar la plaza libre de coches. A 200 metros, el barrio tiene zonas de aparcamientos. Se trata de cambiar el chip”, añadió el primer edil.

Deporte, espacio de juego para los niños y las familias, un respiro para la gente mayor serían los nuevos enfoques para el entorno del frontón Lizarra, ubicado junto al edificio de la Casa de la Juventud María Vicuña. En esa idea de convertir la zona en un nuevo polo de actividad, la cafetería de la Casa, actualmente sin funcionamiento, podría tener un papel fundamental. “Queremos que vuelva a funcionar, y que pueda ser gestionada por gente joven”. La terraza de la cafetería, que mira a la plaza, sería nexo de unión.

El planteamiento expuesto a los vecinos en asamblea tuvo sus defensores y sus detractores. En contra del proyecto, el riesgo a que el edificio, abierto las 24 horas del día, pueda dar cabida a botellones y otros comportamientos incívicos. “Yo tengo confianza en que un lugar abierto, limpio y bien iluminado se va a respetar. Lo que no se respeta es un lugar oscuro y sucio. También se pueden poner medidas”, añadió el alcalde en relación con el aumento de la vigilancia sobre todo durante el fin de semana.

La propuesta del equipo de Gobierno está pendiente de tratar con el resto de grupos en la próxima comisión de Urbanismo antes de que se redacte la propuesta definitiva, que tenga en cuenta aportaciones y que permita licitar la redacción del proyecto y, posteriormente, la ejecución de las obras.

55 AÑOS DE HISTORIA

El frontón Lizarra se abrió en 1966 como instalación municipal que hoy continúa en uso. Durante cinco décadas y media se han desarrollado actividades deportivas pero también educativas como espacio donde nació Lizarra Ikastola, actividades culturales, políticas como lugar de mítines, actividades lúdicas e infantiles y comidas populares por mencionar tan solo algunas.

El frontón no fue solamente un trampolín para la pelota sino que también marcó el origen de la práctica de otros deportes en la ciudad como sede del ciclismo, del balonmano, del baloncesto y también del bádminton, antes de la inauguración del pabellón polideportivo Tierra Estella.

Seis millones de pesetas costó la construcción del edificio que hoy, en malas condiciones, sigue marcando la personalidad y la estética del barrio de Lizarra. Como dato curioso, en 1982, el frontón acogió el Campeonato de España de clubes pelota.

Un espacio en uso para cuatro colectivos


Haritz Crespo

En la actualidad, cuatro son los colectivos que hacen uso del frontón Lizarra: el Grupo de Espeleología de Tierra Estella, Alcohólicos Anónimos, el grupo de danzas Ibai Ega, que tiene la oficina y guarda material, y el club de pelota Lizar Jai. Este último es el que más presencia tiene con la organización de campeonatos y partidos de pelota.

La noticia de reconvertir el frontón en un lugar abierto no cuenta con el apoyo de, al menos, este último colectivo, presidido por Haritz Crespo Leoné, también vecino del barrio de Lizarra. “Antes de formar el club, un grupo de personas tuvimos la inquietud de dar una segunda vida a la instalación más vieja de Estella, que fue el germen de la creación del club. Para nosotros es nuestra casa y una referencia para la pelota popular. Lo entendemos como un espacio polivalante, también para comidas populares. Si lo abres, de octubre a abril olvídate de poder organizar nada por el frío”.

En opinión de Leoné el frontón Lizarra cumple con la misión de dar cabida a la pelota de aficionados, algo que en el frontón Remontival es complicado por la intensa actividad del Club San Miguel. “Si te fijas en los frontones de la zona, la tendencia ahora es cerrarlos, como en Amillano, Ancín y los antiguos del IES Tierra Estella. Es una manera de que se puedan utilizar todo el año y también de evitar que sean caldo de cultivo para actividades nocturnas”.

Oposición entre los vecinos más próximos al frontón que lamentan la suciedad, el ruido y el abandono del barrio

No quieren dar su nombre pero llevan tiempo pidiendo acción en materia de limpiezas, podas, regulación de aparcamientos y control nocturno, especialmente durante los fines de semana, cuando la fiesta en lo viejo trastoca la tranquilidad y el descanso en el entorno más próximo al frontón.

La vecina A y el vecino B vienen de aparcar el coche y de tirar la basura al contenedor. Ninguno de los dos comparte la propuesta municipal de abrir el frontón, decisión que si se toma, consideran, alterará más si cabe la vida en el barrio. “El proyecto parece bastante positivo para el barrio pero la realidad que vivimos aquí es otra. Si abren el frontón van a facilitar un lugar para que lo de abajo suba arriba, y la fiesta ya la tenemos los sábados por la noche. No me creo que lo que proponen sea lo más maravilloso del mundo porque la fiesta siempre acaba aquí y no se puede vivir ni descansar con el ruido aquí mismo, con la suciedad y la falta de control. El sábado por la noche hace falta vigilancia y no queremos que nos traigan más problemas”, explica una vecina, madre de una niña pequeña.

En la misma línea se expresa otro de los vecinos del entorno del frontón, cansado del ruido, de la suciedad y de la inacción en lo que a mantener el orden en la zona se refiere. “Si el Ayuntamiento no es capaz de mantener esto limpio ahora, cuando no hay una invitación a que suba la gente, ¿cómo lo va a hacer cuando vengan más? Por la mañana puede que la plazoleta que quieren hacer esté frecuentada por madres y niños en una visión idílica que nos quieren vender pero ¿y qué pasa por la noche, cuando hay fiesta, y con todas las actividades que el Ayuntamiento querrá organizar?”.

El vecino hace referencia a los males “endémicos” que acusa un barrio dejado legislatura tras legislatura por los diferentes Ayuntamientos. “Los problemas no son de hoy. De las basuras llevamos mucho tiempo quejándonos, del impacto visual, de los olores, de la insalubridad, de las ratas. ¿Y las podas? En ocasiones la vegetación cubre los coches y cuando deciden intervenir en vez de limpiar cortan de raíz. Este es un barrio dejado, el ayuntamiento lo sabe perfectamente. Sinceramente, la actuación en el frontón no ayudará en absoluto”.

Vecinos del barrio de Lizarra realizan una campaña de firmas que suma ya 250 adhesiones en contra de la actuación en el frontón Lizarra. La posible eliminación de las plazas de aparcamiento junto al frontón tampoco contenta en un barrio con difícil accesibilidad.

La posición en contra de la propuesta de Na+ y PSN

Gonzalo Fuentes (Na+)
“Estamos totalmente en contra de destinar medio millón de euros a destruir. El frontón tiene más de 50 años de historia y pensamos que, si se abre, se va a convertir en un botellódromo, en un lugar de suciedad. Desconocemos por qué el equipo de Gobierno hace caso omiso de las asociaciones y de los vecinos del barrio. Ellos siguen su hoja de ruta, se dicen líderes en participación ciudadana, pero tiran para adelante. En conversaciones y reuniones con los vecinos vemos que la gente no comparte que se abra el frontón y, además, si se abre, Estella se queda sin un lugar cerrado donde hacer una comida o cualquier otro evento. También se quitan aparcamientos. A nosotros este proyecto nos crea incertidumbre”.

Ibai Crespo (PSN)
“Nos sorprende cómo se está llevando este asunto y habernos enterado de que se destina un partida del Remanente de 450.000 euros por la prensa. A nosotros se nos presentó la duda sobre si el frontón está dentro o fuera de ordenación y quisimos conocer la situación urbanística del enclave. La realidad es que existen dos posibilidades: o tirarlo completamente porque lo que aparece en el Plan es una plaza completamente abierta o realizar pequeñas inversiones de mantenimiento en el edificio. Entendemos que no se puede una solución intermedia y, por eso, defendimos derribar el edificio. Vemos que la solución del equipo de Gobierno no termina de dar soluciones. Se mantiene un punto negro, detrás del frontón, que se queda en tierra de nadie. Lo del espacio saneado no se termina de cumplir. Nos genera muchas dudas”.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies