Don Herbert, la apuesta del Museo Gustavo de Maeztu para este verano

Don Herbert, la apuesta del Museo Gustavo de Maeztu para este verano

La selección de veinticinco obras del artista estadounidense (Michigan, 1942-San Sebastián, 2020) se puede visitar hasta el 12 de septiembre

El trabajo del artista de origen estadounidense Don Herbert (Michigan, 1942) es la apuesta del verano en el Museo Gustavo de Maeztu de Estella. Afincado en San Sebastián hasta su muerte en febrero de 2020, el trabajo de Herbert en el ámbito de la litografía, técnica que también cultivó con maestría Gustavo de Maeztu, contribuyó a poner a España en el mapa del arte contemporáneo internacional. La colección se puede ver hasta el 12 de septiembre. La integran 25 obras -pintura sobre el papel y pintura encáustica sobre tabla- cedidas por la galería donostiarra Altxerri.

Don Herbert se licenció en Bellas Artes en el Otis Art Institute de Los Ángeles y, tras pasar por la B. A. Morehead State University de Kentucky, se sumergió en la creación de litografías cuando entró como asistente en el taller del artista californiano Kenneth Price. Tras conocer al pintor español José Luís Balagueró, se mudó a Madrid y allí formó parte del Grupo 15, dedicado a la creación y promoción de obra gráfica original. Esta etapa de su carrera le sirvió para conocer a muchas personalidades nacionales del arte y otras disciplinas humanísticas.
En 1983, formó La Banda con los pintores Francis Warringa y Manuel Padorno, y participó en el III Salón de los 16, celebrado en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid. Allí conoció al pintor y serígrafo Guillermo Chamorro, quien le impulsó a abrir en San Sebastián, en 1987, Arteleku, un centro de experimentación y formación en litografía, donde Don Herbert impartió talleres hasta su cierre en 2014. La labor de Arteleku le valió el Premio Nacional de Grabado de 1999.

Herbert, fundador del centro Arteleku en San Sebastián-Donostia, fue Premio Nacional de Grabado en 1999

Como pintor, sus obras están presentes en colecciones como las del Museo Reina Sofía, la Fundación Juan March de Madrid, el Museo de Arte Abstracto de Cuenca y el Museo de Bellas Artes de Álava, entre otros. Hay quien inscribe su trabajo dentro del informalismo, con la textura y la materia como puntos centrales desde los que experimentó distintas creaciones, todas marcadas por la plasticidad y el lirismo.
Sus pinturas parecen sistemáticas, repetitivas, pero en ningún caso minimalistas, pues contienen siempre sobriedad y un carácter matérico que combina con superficies planas de texturas empastadas, en contraste con colores graves y oscuros. Como se puede ver en el Gustavo de Maeztu, el artista integra en sus obras diferentes planos de superficie, creando volúmenes contundentes junto a las gruesas tramas trabajadas pacientemente.
La representación del trabajo de Herbert en la pinacoteca estellesa se ha repartido en las dos salas de exposiciones temporales: mientras que la grande alberga varios ejemplos de pintura encáustica sobre tabla, el espacio más pequeño acoge varias pinturas de la última época del artista.

Iñaki Rifaterra, discípulo de Herbert
En la inauguración de la muestra el viernes 2 de julio estuvieron presentes la directora del Museo, Camino Paredes; el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Estella-Lizarra, Regino Etxabe, y el artista especializado en litografía y discípulo de Don Herbert en el taller donostiarra Arteleku Iñaki Rifaterra. “Lo conocí en 2010 en Arteleku, algunas de estas obras fueron realizadas en esa época, si bien en esta exposición se puede ver una evolución de su trabajo. Paralelamente a la pintura, Don trabajó la litografía, ambas técnicas se tocaron en muchos puntos. El concepto de la repetición, del método, era algo que se ve en su trabajo y nos transporta a su faceta como litógrafo. Trabajaba de una manera muy minuciosa. Nosotros llegábamos al taller, a Arteleku, por la mañana y ya estaba preparando algunas obras. Esta exposición habla perfectamente de él y de su legado como pintor y como litógrafo”, destacó.
Como discípulo de Herbert, Rifaterra abrirá en breve en Estella su taller de litografía, Atelerie. “Don fue testigo de este proyecto y me asesoró mucho. Es una pena que no pueda conocerlo”, añadió.
La directora del Museo, Camino Paredes, destacó que Don Herbert visitó varias veces la pinacoteca municipal porque le gustaba muchísimo todo el trabajo de litografías de Gustavo de Maeztu. “Era un hombre y un artista extraordinario. Para el Museo esta exposición es un homenaje que nos apetecía mucho hacer porque, además, la litografía es una técnica difícil y, a veces, insuficientemente valorada. Don Herbert ha sido uno de los grandes maestros, probablemente el mejor grabador de finales del XX y principios del XXI”, destacó.

Visitas

La exposición de Don Herbert se puede visitar en el horario habitual de apertura del Museo: de martes a sábado, de 9.30 a 13.30 y de 16.00 a 19.00 horas; domingos y festivos, de 11.00 a 14.00 horas.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies