PRIMER PLANO – Concepción Domingo – Diseñadora gráfica – “He querido fusionar la técnica algo rígida del cine con la pasión del pueblo latinoamericano”

Un cartel realizado por la vecina de Estella anunciará la sección ‘Horizontes latinos’ del Festival Internacional de Cine de San Sebastián-Zinemaldia

Química de formación, pero apasionada por el diseño, la vecina de Estella Concepción Domingo Ragel (Madrid, 10/10/1979) ganaba la sección ‘Horizontes latinos’ del concurso de carteles de la LXIV edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián-Zinemaldia. La ­sección promociona las producciones, los directores y las realidades sociales de los países latinoamericanos.

El trabajo de la diseñadora gráfica, titulado ‘Una mirada a través’, era seleccionado entre más de 1.600 propuestas de 482 autores, en una de las cinco secciones o categorías del festival. Su obra, de contrastes, contrapone lo que la autora denomina la rigidez del cine con la libertad y la calidez de la sociedad latinoamericana, sin olvidar el punto de vista crítico del Festival de Cine de San Sebastián.

¿Qué supone para ti este premio?
Supone un reconocimiento después de tanto tiempo y también satisfacción personal porque se valora tu trabajo. El premio me ha dado mucha alegría, mucha felicidad. Para mí es una oportunidad.

¿Eres habitual de los concursos de carteles? ¿Era la primera vez que te presentabas?
Era la primera vez que me presentaba a este concurso y lo hice con una única obra a una única categoría, pero soy habitual de los concursos; suelo presentarme cuando tengo tiempo. En este caso decidí probar suerte.

¿Por qué la sección ‘Horizontes latinos’ en particular?
Estuve pensando a cuál presentarme y opté por la sección ‘Horizontes latinos’, entre otras cosas porque era una sección muy libre, y también porque tengo colegas diseñadores de Latinoamérica y me metí en ello. Buscaba sobre todo una opción diferente.

No me gustan las cosas muy encasilladas, de hecho ahora estoy explorando la vía del diseño y la ilustración abstracta.

¿Cuál es el mensaje de ‘Una mirada a través’?
Tiene dos mensajes fundamentales. Por un lado, he querido fusionar la técnica más bien rígida del cine con la pasión que puede tener el pueblo latinoamericano. Por otro lado, el cartel simboliza dos miradas, la del cine que hacemos aquí y también la mirada y la manera de transmitir en Latinoamérica su propia cultura. He querido hacer converger todo ello. Hay un elemento importante en mi trabajo, que es un círculo, más bien un ojo que simboliza la mirada crítica del propio festival.

¿Cómo ha sido el proceso de realización?
Primero realicé el dibujo a mano. Me gusta sentarme ante una hoja en blanco y dejarme llevar, dibujar lo que va surgiendo. Tras esa primera fase, le doy forma para cuadrar la idea y expresar lo que yo quiero con los programas de diseño. En este caso el primer boceto salió bastante fácil pero luego darle al cartel la forma final lleva su tiempo y su trabajo.

¿Hoy en día cuáles crees que son las reglas de oro del cartelismo?
Lo principal es que el cartel sea acorde con lo que pretende anunciar. Algo puede ser muy bonito, pero tiene que adaptarse a la idea que transmite. También tiene que llamar la atención, no puede pasar desapercibido, sino que tiene que cumplir como reclamo para el público. Y, por supuesto, un cartel tiene que estar bien hecho para adaptarse a todos los medios y soportes en los que se vaya a utilizar.

¿Cómo te inicias en el campo del diseño?
Estudié Química, nada que ver con esto; pero desde pequeña siempre he pintado y dibujado. Me gustaba mucho. Un día unos amigos me pidieron que les realizara la carta de su restaurante y empecé a investigar y a formarme. El diseño es mi auténtica pasión, me encanta, me realiza profesionalmente. He tenido que aprender mucho, sobre todo por mí misma, pero ha merecido la pena.

Imagen de una sección del Festival de San Sebastián, ¿aficionada también al cine?
No soy cinéfila como tal, pero reconozco que el cine es un arte y se ha de sentir como tal.

Cinco obras entre 1.600 trabajos


El concurso de carteles del LXIV Festival Internacional de Cine de San Sebastián tenía cinco secciones –Nuevos directores, Campo Perlado, Pájaro en el cielo, Caleidoscopio y Horizontes Latinos-. En total, se presentaron 482 autores con un total de 1.600 obras. El concurso se sometía a jurado popular y contaba también con un jurado técnico, cada uno elegía diez finalistas. Entre los 20 elegidos, el jurado técnico determinaba los cinco ganadores, uno por sección. El premio consiste en 1.000 euros por categoría y acreditaciones para el festival.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies