Coleccionistas del 1 al 500

Coleccionistas del 1 al 500

Fieles a Calle Mayor, cuatro vecinos de Estella atesoran desde el principio todos y cada uno de los números de la REVISTA

Los estelleses Javier Mª Pejenaute Albistur, Elena Soto Remírez, Joaquín Liberal Zubiría y Javier Gómez de Segura Blasco guardan, del 1 al 499, todos los ejemplares de Calle Mayor ordenados, bien encuadernados y al alcance de la mano y de la consulta.

Amantes de su ciudad, Estella, y de todo lo que ocurre en ella, consideran que la publicación contribuye a la historia a través de las crónicas de los acontecimientos, grandes y pequeños, y de los logros, en todos los campos, de los vecinos. En agradecimiento a su constancia, los cuatro coleccionistas son 

también protagonistas del número más especial: el 500. 

José María Pejenaute

“Colecciono la revista por duplicado. Para mis dos hijos”

El interés de Javier Mª Pejenaute Albistur por lo antiguo le ha llevado a coleccionar muchas cosas. Entre ellas, postales antiguas de la ciudad del Ega, fotografías y también las revistas Calle Mayor. Fiel seguidor de la publicación, no se conforma con ojearla y leer lo que le interesa, sino que también la guarda, consciente de su importancia en la posteridad. Cuanto más tiempo pasa, más valor adquieren las noticias y las fotos del pasado. “La consigo por ahí, en las tiendas, además por duplicado. Hago dos colecciones porque quiero que en el futuro las guarden cada uno de mis hijos”, cuenta. 

El lugar escogido por Pegenaute para almacenar los 1.000 ejemplares que atesora es un armario en su bajera. Las guarda ordenadas y accesibles para cualquier consulta que le pueda surgir. “A veces miro números pasados para buscar alguna cosa o cuando la gente me pregunta algo”, asegura. De todas las portadas que Calle Mayor ha publicado a lo largo de sus 20 años de andadura, la favorita es una que recoge la manifestación de rechazo al secuestro de Ortega Lara, en la plaza de los Fueros. “En la plaza había unos números que representaban los días de cautiverio. Y junto a ellos sale mi hija, que se había separado de nosotros y se había ido a colocar allí. Fue la protagonista de la portada”, recuerda con agrado. 

Su opinión sobre la revista es muy buena, si bien lamenta que no haya más participación popular. “Veo la revista en general, aunque sí es cierto que me agradan mucho más las noticias sobre Estella que sobre el resto de los pueblos. Me parece que Calle Mayor aporta mucho a Estella. Si no estuviera, la echaríamos mucho de menos”. 

Elena Soto Remírez

“Es curioso ver todo lo que ha pasado en Estella durante estos años”

Elena Soto Remírez es fiel a Calle Mayor. Propietaria junto a su marido de la Carpintería Pedro Corres, colecciona la publicación desde el número 1 y, además, se anuncia desde que la revista salió a la calle por primera vez hace veinte años. En todo este tiempo, tres veces se ha reconocido en las páginas de la revista, con motivo del fallo de escaparates que organizaban los comerciantes. También le felicitaron las bodas de plata y, desde que nació su nieta, no se ha olvidado ni un solo año de desearle un feliz día en la sección de cumpleaños. 

“Cuando salió Calle Mayor, empecé a guardar las revistas en casa y un día decidí ordenarlas y encuadernarlas en volúmenes. No me falta ninguna porque las recibo en la tienda cada quincena para repartir entre los clientes. Tiene mucha aceptación, algunas personas son fijas, me han llegado a pedir hasta por teléfono que les guarde una  e incluso he apuntado en una lista a quien le tengo que dar. Sobre todo los dos especiales”, explica Elena Soto. 

¿Con qué se queda de la revista? La estellesa enumera el serial de pueblos, los consejos de profesionales o la sección sobre emprendedores en Tierra Estella. “A veces consulto revistas viejas y es curioso ver todo lo que ha pasado en Estella. Por ejemplo, recuerdo las fotos de las obras aquí en el Sector B, cuando no había nada”. Elena Soto guarda en su librería los 48 volúmenes con las casi 500 revistas de Calle Mayor.

Joaquín Liberal Zubiría Soto Remírez

“Calle Mayor cuenta cómo pasa a la historia la gente de aquí”

La pasión del estellés Joaquín Liberal Zubiría son los libros y la lectura. Lo atestiguan sus librerías repletas de volúmenes de diferente temática, desde los clásicos hasta la historia, pasando por la novela actual, y con un espacio importante dedicado a la prensa. Además de recopilar desde hace muchos años los artículos de los periódicos que le han llamado la atención, Joaquín Liberal posee, desde el número 1 los 499 ejemplares de Calle Mayor. 

“Soy un obseso de todo lo de Estella, así que cuando salió el primer número de Calle Mayor comencé a coleccionarlas. De hecho me llegan directamente a casa y no tengo que salir a buscarlas”, explica. Durante estos 20 años, Liberal se ha ocupado de guardarlos bien ordenados; de hecho, los encuaderna para su mejor conservación y para que ocupen menos espacio. 

Se considera un gran lector de CM. “La revista me gusta porque recoge la historia menuda de Estella y su Merindad; me refiero a todo lo cotidiano, a lo que ocurre, al modo de pasar a la historia de la gente de nuestra tierra por sus pequeñas cosas. Calle Mayor es muy cercana”.  Liberal explica que lee todos los números, pero lo que más le gusta es ojear los especiales de Fiestas y Navidad. El estellés asegura que nunca ha salido en las páginas de Calle Mayor. En este número 500 no tiene escapatoria. 

“Soy un obseso de todo lo de Estella, así que cuando salió el primer número de Calle Mayor comencé a coleccionarlas. De hecho me llegan directamente a casa y no tengo que salir a buscarlas”, explica. Durante estos 20 años, Liberal se ha ocupado de guardarlos bien ordenados; de hecho, los encuaderna para su mejor conservación y para que ocupen menos espacio. 

Se considera un gran lector de CM. “La revista me gusta porque recoge la historia menuda de Estella y su Merindad; me refiero a todo lo cotidiano, a lo que ocurre, al modo de pasar a la historia de la gente de nuestra tierra por sus pequeñas cosas. Calle Mayor es muy cercana”.  Liberal explica que lee todos los números, pero lo que más le gusta es ojear los especiales de Fiestas y Navidad. El estellés asegura que nunca ha salido en las páginas de Calle Mayor. En este número 500 no tiene escapatoria. 

Javier Gómez de Segura

“Nunca he tirado una Calle Mayor. Me parece un escándalo”

Javier Gómez de Segura Blasco, ‘Gebala’, tiene 83 años y es un fiel seguidor de Calle Mayor. Desde los inicios de la revista hasta el día de hoy, nunca ha dejado de coger un ejemplar para estar informado de lo que ocurre cada quincena en Estella y la Merindad. “Calle Mayor me parece excelente. Me gusta mucho. La gente la coge y se acaba en seguida, así que hay que andar listo”, explica. 

¿Cómo comenzó a coleccionarlos? Explica el estellés que, en un primer momento, fue para evitar tirarlas. Conforme la colección aumentaba, aumentaba también su valor como testigo de tiempos pasados. “Empecé a coleccionarlas porque me gustaba muchísimo. Nunca he tirado una Calle Mayor, me parece un escándalo que se tire porque tiene mucha calidad, desde el papel hasta los contenidos. Me gusta pasar páginas y conocer a la gente”, explica. 

Gómez de Segura es lector y ha sido también protagonista.  En 2008 fue entrevistado tras recibir la Medalla al Mérito Deportivo de Navarra por su trabajo en el Club Ciclista Estella y también ha colaborado mediante la cesión de fotos antiguas. Asegura que en la encuesta, no ha caído. Todavía. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies