Cincuenta y cinco metros de diversión acuática

Cincuenta y cinco metros de diversión acuática

Un tobogán de agua recibió en la calle Valdeallín a cerca de 300 niños en la jornada del jueves 26 de agosto

La diversión estaba garantizada, y el tiempo acompañaba el jueves 26 de agosto en la calle Valdeallín. Un tobogán de 55 metros de longitud ocupaba toda la vía peatonal, desde la parte alta hasta abajo, con una atracción acuática que conquistó a los más pequeños. La iniciativa partía del área de Juventud y contó entre las sesiones de mañana y de tarde con cerca de 300 participantes.

No era la primera vez que el tobogán se instalaba en Estella. En dos ocasiones anteriores los niños y jóvenes, a partir de los 3 años, pudieron disfrutar con este hinchable acuático en el contexto de las fiestas patronales. Ahora, fuera de los que hubieran sido los días señalados, los más pequeños de la localidad revivieron la experiencia.

Tres trabajadores de la empresa de atracciones ayudaban a los niños y niñas en sus descensos en uno de los doce flotadores gigantes puestos a su disposición. La caída por la pendiente mojada terminaba en un suave baño de espuma que devolvía a los usuarios a la realidad. “En verano, el agua y el sol no fallan, por eso este tipo de atracciones gustan mucho”, decía Alberto Echeverría, de Gretel.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies