Catorce mujeres terminan su formación como cuidadoras profesionales

Catorce mujeres terminan su formación como cuidadoras profesionales

Un taller municipal de 900 horas ha permitido a sus participantes adquirir competencias socio-sanitarias en atención a personas dependientes

El envejecimiento poblacional ha traído consigo en los últimos años el incremento de la demanda de personal cualificado para la atención socio-sanitaria. Por ello, el Ayuntamiento de Estella, en colaboración con el Servicio Navarro de Empleo, ha puesto en práctica desde hace cinco años un taller de empleo centrado en el cuidado a personas dependientes, tanto en centros especializados como a domicilio. En esta quinta edición, catorce mujeres mayores de 25 años han tenido la oportunidad de formarse en esta área que, además, les abre puertas en la inserción laboral.

“Tres de las participantes ya han encontrado trabajo gracias al curso“
El programa comenzó en julio y se ha prolongado a lo largo de seis meses hasta el 19 de enero, jornada oficial de clausura. La formación teórica y práctica ha supuesto 900 horas de trabajo, con prácticas en instituciones y en domicilios. El periodo práctico se ha realizado en las residencias Santo Domingo y San Jerónimo y en el centro Oncineda, así como en la Escuela Infantil Arieta. Tres de las catorce participantes en el programa, seleccionadas previamente por el Servicio Navarro de Empleo, ya han encontrado trabajo.

El taller de empleo ha contado con un presupuesto de 171.782 euros, de los cuales el Servicio Navarro de Empleo y el Fondo Social Europeo han aportado el 82%. El resto, 17.261 euros, ha corrido a cargo del Ayuntamiento, que además ha facilitado la infraestructura necesaria para la formación en la sede de la Escuela Taller y en la casa de cultura Fray Diego de Estella.

La mayoría de las participantes eran de Estella, aunque alguna de las mujeres procedía también de Ayegui, Villatuerta, Allo, Amillano, Legaria y Viana. Todas ellas estuvieron presentes en la recogida del título acreditativo en el salón de plenos del consistorio estellés. También acudieron, en representación de las partes implicadas en el proyecto, el director del Servicio Navarro de Empleo, José Luis Ruiz Ciruelos; la alcaldesa de Estella, Begoña Ganuza; el concejal Javier del Cazo; el alcalde de Ayegui, José Artiz, y la directora de la Escuela Taller, Sira Cobelas.

Sector estratégico
Ambos representantes del Ayuntamiento estellés coincidieron al afirmar la necesidad de trabajadoras cualificadas para un sector económico en alza. “La atención a personas dependientes es uno de los temas más importantes, es un sector estratégico de futuro”, declaró la primer edil. Por su parte, José Luis Ruiz Ciruelos, se mostró satisfecho por el objetivo cumplido. “Se ha conseguido lo que pretendíamos, tener profesionales cualificados que hagan frente a la demanda necesaria y urgente de atender a nuestros mayores; personal que permita aplicar la Ley de Dependencia”. Asimismo, Ruiz Ciruelos animó a las catorce participantes en el curso a que continúen formándose para mantener la empleabilidad.

Por su parte, una de las alumnas, Catalina Ametller Larsson, habló en representación de todas sus compañeras. “Nuestra formación no acaba aquí, sino con un trabajo cuya ayuda a conseguirlo en sus manos lo dejamos”, declaró dirigiéndose a las autoridades presentes en el acto. Una a una, las catorce participantes recogieron los diplomas.  •

Título

¿Qué valoración hace del taller de empleo?

Las alumnas que han tomado parte en el quinto Taller de Empelo de Atención Socio-Sanitaria a Personas Dependientes en instituciones y domicilios fueron: Catalina Ametller Larsson, María Puy Basterra Lizasoain, Cristina Carvalho da Silva, Yolanda Díaz Aznárez, Ana María Jiménez Duval, Emérita Lizarraga Bustamante, Mercedes López Iglesias, Marcia Patricia López Morán, Naiara Maestre Ugalde, María Victoria Mazorra Lázaro, Beti Lilia Ordóñez Ochoa, Marianela Carol Ponce Jiménez, María Ángeles Serrano Yebra y Enma Lilia Suquilandia Montano.

Marianela Ponce Jiménez  40 años.
“En seis meses ha dado tiempo para formarnos en el terreno de la dependencia de cara a conseguir empleo cualificado. Hemos apren­dido todo lo referente a la dependencia, a la situación en que se encuentra una parte grande de la población. Yo tenía algo de experiencia, pero de manera informal. Ahora, gracias al taller y sus prácticas, se nos han abierto puertas en lugares que de otra manera hubiera sido imposible. Gracias al curso desde agosto trabajo en San Jerónimo”.

Beti Ordóñez Ochoa 43 años.
“Al curso le doy un diez sobre diez porque he aprendido muchísimo. Veo que estoy capacitada para atender a las personas que nos necesitan y ello me enorgullece. Además esta área me permite seguir, en cierto modo, en contacto con la medicina que es a lo que yo me dedicaba en Ecuador. Se nos han abierto muchas puertas, como en la atención a domicilio. Me siento afortunada porque en la casa donde he realizado mis prácticas me van a llamar para seguir atendiendo”.

María Puy Basterra Lizasoain 48 años
“Hago una valoración cien por cien positiva. En principio no tenía conocimientos ni experiencia previa y dudaba sobre si me iba a gustar o iba a valer, porque creo que esta profesión es vocacional. Ahora, estoy muy contenta porque me manejo bien y porque además este trabajo engancha, sobre todo por la relación tan intensa que tiene con las personas. Este curso abre puertas al mercado laboral. Me ha ofrecido preparación y una seguridad en mí misma sobre estos temas que antes no tenía”

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies