‘Camino’ hacia un Plan Nacional de Prevención del Suicido

‘Camino’ hacia un Plan Nacional de Prevención del Suicido

Voluntarios de asociaciones navarras apoyan al colectivo ‘Besarkada’ en la visibilización de un problema social que en 2022 sumó 4.227 muertes en todo el país

Varias personas voluntarias de las asociaciones Besarkada, Club de Ciegos de Navarra y Ayuda In paraban el lunes 20 de mayo en Estella como hito de una campaña de visibilización del suicidio. La iniciativa que el grupo emprendía desde Pamplona consiste en recorrer en bicicleta el Camino Francés hasta Santiago de Compostela realizando encuentros con diferentes Ayuntamientos con el objetivo de recabar apoyos para un Plan Nacional de Prevención del Suicidio.

Dos bicicletas tándem, tres individuales de apoyo y un coche de asistencia componen la comitiva. La idea surgió inicialmente de un grupo de amigos, a los que se sumó el Club de Ciegos de Navarra. El siguiente paso fue buscar un fin reivindicativo social y el grupo abanderó la petición de Besarkada para darle visibilidad y promocionar su labor en la prevención del suicidio y en el apoyo a familiares.

La iniciativa solicita a los Ayuntamientos su apoyo institucional a través de la aprobación de una moción en sus Plenos

Manifiesto

Antes de que el grupo recalara en diferentes pueblos y ciudades, los Ayuntamientos del Camino ya habían recibido un manifiesto de compromiso con la realización de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio solicitando su defensa a través de mociones en los Plenos.

A esta cuestión se refería el miembro de la expedición Javier Navarro, de Ayuda In, una asociación dirigida a la gestión de proyectos para asociaciones. “Actualmente cada Comunidad Autónoma funciona de manera independiente. Se pretende que dando visibilidad y adhesión a los Ayuntamientos se cree una plataforma a nivel nacional”.

Perspectiva integral

Según datos que aporta Besarkada en su manifiesto, el último dato oficial que se tiene sobre el número de suicidios en España es el del año completo de 2022. En esos doce meses, se produjeron 4.227 muertes por suicidio que se conozca, lo que supone casi doce personas al día. Además, se calcula que cada año en el conjunto del país alrededor de 100.000 personas realizan una tentativa.

Como informa la Organización Mundial de la salud, el suicidio es prevenible, pero requiere de Planes Nacionales de Prevención del Suicidio con una perspectiva integral no reducida solamente a la intervención psico-psiquiátrica. El Plan, asegura Besarkada, debería contemplar diversas líneas estratégicas, como la concienciación y la educación, el acceso a todos los recursos de Salud, detección temprana e intervención, intervención comunitaria, investigación y evaluación y colaboración intersectorial.

“El suicidio ha sido tradicionalmente un tema tabú, pero hay que darle visibilidad para que la gente se conciencie. Besarkada tiene muchos recursos para ayudar a las familias a detectar las señales y se pueda prevenir el suicido. Al contrario de lo que se pretendía antes, tapar un suicidio, ahora hay que visibilizarlo desde el respeto, no desde el morbo, con buena información, para que la gente que está sufriendo sepa que existen asociaciones y personas que les puede ayudar”, expresó Javier Navarro.

La visita de Besarkada, Club de Ciegos y Ayuda In estuvo secundada en la plaza San Francisco de Asís por miembros del Ayuntamiento de Estella-Lizarra con la alcaldesa Marta Ruiz de Alda a la cabeza. Acudió también el alumnado del colegio Santa Ana y una representación de alumnos y alumnas de Lizarra Ikastola.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies