Al mal tiempo, un buen invento

Al mal tiempo, un buen invento

El invierno más lluvioso de la historia ha desbordado ríos, formado balsas y anegado piezas. Gracias a una revolucionaria idea del agricultor de Arguedas Benito Resa, varios labradores de Tierra Estella pueden realizar estos días la labor en sus campos

Caído del cielo. Como una bendición ha sido recibido el agricultor Benito Resa, natural de Arguedas, en los campos de varios productores de Tierra Estella. Las intensas lluvias de las últimas semanas han dificultado, hasta el punto de imposibilitar, las labores agrícolas por la saturación de agua en la tierra. El boca a boca ha hecho que Benito Resa sea el hombre más buscado para trabajar en las piezas con un sistema revolucionario para las ruedas de tractor que permite entrar en el fango sin hundirse y sin malograr los cultivos.

“Las ruedas fueron ideadas para el cultivo del arroz, pero sirven para todos los terrenos, incluido el fangoso de estos días “

Resa, de 41 años, agricultor profesional del cereal y el arroz, ha desarrollado un sistema para las ruedas de tractor con unas ventajas que les permite rodar con mejoras a las soluciones actuales del mercado en cualquier terreno, incluidos los campos húmedos del arroz. La búsqueda de una mayor calidad y comodidad en la realización de su trabajo le ha llevado a desarrollar una idea cuya patente está en trámites de concesión. 

“Las ruedas habituales que utiliza el tractor para el cultivo del arroz son de hierro, estrechas pero muy bruscas tanto para el tractor, ya que provocan muchas averías, como para el conductor. Después de probar otros modelos y de darle muchísimas vueltas, eché mano de unos dibujos que ya hice hace años, en los que seguí trabajando, hasta dar con esta idea”, asegura Benito Resa. El agricultor de Arguedas ha realizado un prototipo, que es el que está empleando para trabajar estos días en varias piezas de Tierra Estella, fundamentalmente en los valles de Yerri y de La Berrueza. 

El inventor tiene en curso dos patentes. Una consiste, a grandes rasgos, en la fabricación de una goma maciza, sin aire, para colocar a la rueda estrecha y de hierro. “Cada rueda es de 110 mm y soporta hasta 7.000 kilos de peso”, explica. “Esta rueda me permite entrar en el arroz sin destrozar el cultivo y, además, como novedad, el tractor puede salir a la carretera sin necesidad de montarlo en un remolque para desplazarlo hasta otra pieza diferente”. 

La estabilidad al tractor la aporta un sistema de doble rueda que además, y esta es la segunda patente, se puede anchar o estrechar, según las necesidades. En definitiva, la rueda convierte al tractor en un vehículo ‘híbrido’ que avanza en terrenos embarrados donde otras ruedas se atascan, sin dejas surcos anchos y, por tanto, sin pisar grandes superficies de cultivo. Asegura Resa que, salvando todas las distancias, lo más parecido que puede existir en patentes lo tiene el ejército americano para tanques y para el transporte de vehículos especiales. 

En Tierra Estella 

¿Cómo ha llegado el vecino de Arguedas a Tierra Estella?

El boca a boca es la razón de que dejara su casa a mediados de marzo. Un agricultor del valle de Yerri contactó con él porque sabía de su invento. Desde que llegó, en torno a seis agricultores han solicitado sus servicios y el de sus ruedas. “Con las crecidas del Ebro estaba estos días con menos trabajo, así que he podido venir. Me está sirviendo también para probar el sistema y veo que aquí tiene más utilidad de la que pensaba”, explica Resa junto al tractor en una pieza del agricultor del valle de la Berrueza Isidro Olejua Hita. 

A Isidro Olejua las nuevas ruedas le están permitiendo seguir adelante con el trabajo en las piezas de maíz y de cebada. “Es tanta la cantidad de agua que tiene la tierra que la cosecha estaba a punto de perderse porque no se puede entrar para tratar. Nunca he conocido una situación así, de tanta agua. Con un tractor normal no se puede, sería impensable. Así que estoy encantado”, añade Olejua, quien considera que va a sufrir menos pérdida gracias a la idea de su compañero de la ribera. Así que al mal tiempo, un buen invento.

Título

Apoyo del Gobierno de Navarra

El agricultor Benito Resa trabaja en su idea desde hace dos años. La propuesta la analizó el CEIN y la aprobó. Ha recibido una subvención de I+D del Gobierno de Navarra y la idea está en trámites para la concesión de dos patentes distintas. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies