A golpe de paciencia

A golpe de paciencia

La afición del estellés Iñaki García por la talla en madera se traduce en la realización de escudos, arcas y otras piezas como reproducciones del Guernica y juegos de ajedrez

La paciencia es la clave, explica el estellés Iñaki García Higuera. “Hay días que es mejor dejarlo e irte a tomar el aire y otras veces se pasa la tarde y no te das ni cuenta”. Horas y horas, golpe a golpe, moldea su tiempo libre con una afición, la de la talla, en la que los retos, además de la paciencia, son importantes. García, de 54 años, ha realizado multitud de piezas en madera, entre las que destacan cuatro reproducciones del Guernica en diferente tamaño, arcas, cubiertos, letreros y un juego de ajedrez.

García ha acudido a numerosos cursos en Estella y también en Pamplona 

“Siempre me ha gustado el trabajo con la madera, y me he preocupado por realizar cursos y aprender lo más posible de los profesores y de amigos”, apunta el tallista aficionado, trabajador de la Gasolinera Vélaz. En su bajera tiene su pequeño taller, donde se le pasan las horas y donde guarda también las maderas antes de que cobren forma. 

Iñaki García comenzó hace quince años a desarrollar su afición gracias a un cursillo de talla en la casa de cultura Fray Diego. “Allí, el profesor Chasco me enseñó a cortar la madera. Después de los dos meses miré para hacer más cursos y con otro amigo me apunté al taller de talla que daban en las escuelas nacionales. De Estella me fui a Pamplona, iba todos los días, con un profesor con el que aprendí un montón. Luego he practicado muchísimo, lo más importante es ir perfeccionando y aprendiendo por ti mismo”. 

Dos o tres meses

La reproducción de un Guernica, de 200×100 cm ocupa ahora al aficionado. Ya con anterioridad realizó otros tres, más pequeños, e incluso uno de ellos lo vendió. “Una vez fuimos de excursión a ver el Museo Vasco del Ferrocarril cerca de Aránzazu y al entrar a un restaurante me encontré de frente con un Guernica tallado, precioso. Le saqué fotos y gracias a ellas ahora he podido hacer estas copias. Lleva mucho trabajo, la verdad, pero yo las horas ni las cuento”. Explica que con una dedicación de tiempo variable cada día, el Guernica en el que ahora trabaja le puede llevar entre dos o tres meses. 

Primero dibuja los motivos, después los marca con una gubia, desbasta y da forma. El barniz aporta el acabado final. García trabaja por afición, sobre todo para amigos y familiares. “Hago escudos para las casas, estoy preparando un letrero para la tienda de un amigo y quiero hacer una cajita para mi hermana. También hago arcones, vasos e incluso mis propias herramientas”. 

Asegura el artista que en Estella hay mucha afición. “En realidad ésta no es complicada. Con la madera puedes hacer lo que quieras. El secreto es ir por la veta”, apunta. Hace un tiempo, Iñaki García participó en una exposición colectiva en la casa de cultura. 

Título

Cuatro Guernicas

Iñaki García ocupa su tiempo a la reproducción del que será su cuarto Guernica y el de mayores dimensiones: de 200×100 cm. 

En los últimos años ha realizado otros más pequeños; de 160 x 65 cm, de 100 x50 y de 60 x 35 cm. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies