Una primavera adelantada animó el Lizarrastock

Vecinos y visitantes encontraron en el buen tiempo y en las oportunidades de compra excusas perfectas para pasear del 6 al 8 de marzo por las calles de Estella

El buen tiempo llegó como un regalo para los comerciantes que participaron en la novena edición de la Feria de Oportunidades Lizarrastock, que se celebró del 6 al 8 de marzo. La primavera, adelantada a su tiempo, con sol y temperaturas que superaron los veinte grados en las horas centrales de día, animaron a las compras y al paseo de vecinos y visitantes por las calles y plazas de Estella. Un total de 29 comercios, de diversos sectores, se implicaron en la campaña. También se sumaron ocho bares y restaurantes con ofertas especiales.

LEl viernes por la mañana, la celebración de la actividad quedaba patente con la instalación de los puestos delante de los establecimientos o en la plaza de los Fueros aquellos más alejados. Previas eran las horas de trabajo en tienda para preparar el producto que los comerciantes sacarían a la calle con los mejores precios.

Tren y castillo

Un paseo desde las once la mañana permitía la adquisición de oportunidades de moda textil, calzado, deportes, decoración, mercería, complementos, perfumería, alimentación, puericultura e iluminación. El público, que se concentró sobre todo el viernes por la tarde y durante la jornada del sábado, pudo disfrutar también del tren y del castillo hinchable, los más pequeños.
La cita, organizada desde la Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios de Estella-Lizarra con carácter bianual al final de las dos campañas, la de invierno y la de verano, se ha asentado con fuerza en el calendario de actividades. La gerente del colectivo, Loreto San Martín, realizaba una valoración positiva de esta última campaña. “Por lo que han comentado los comerciantes ha venido mucha gente, no sólo gente de Estella, también de otras localidades. El buen tiempo ha sido fundamental y los participantes están muy contentos”, apuntó.

Avance de producto

El cierre de temporada, en este caso la de otoño-invierno, da paso a la primavera-verano en los establecimientos. “La feria de oportunidades permite, no sólo enseñar el stock, sino presentar el avance de la nueva temporada. Por eso el buen tiempo es positivo, porque anima a la gente a entrar a los comercios y a comprar lo nuevo. De esta manear se atrae también a nuevos clientes a Estella, y esa es la filosofía”, añade la gerente. La iniciativa cuenta con el patrocinio del Gobierno de Navarra y la colaboración del Ayuntamiento de Estella.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies