Un libro clasifica y valora por primera vez las monedas de Navarra

Un libro clasifica y valora por primera vez las monedas de Navarra

El estellés Ricardo Ros ha trabajado en el catálogo durante tres años, como complemento a su afición por la numismática y la historia

La relación de Ricardo Ros con la numismática comenzó hace cincuenta años. El estellés recuerda las primeras monedas antiguas de Navarra que vio en su casa y que desde un principio le llamaron la atención de una manera irresistible. Comenzaba entonces el inicio de una colección amplia que ha ido nutriendo con el paso del tiempo, intercambiando y comprando en mercadillos y subastas. Su afición, unida a la historia, han dado como fruto la publicación del primer libro o catálogo que clasifica y, sobre todo, valora todas las monedas de Navarra, desde la ceca vascona de Bascunes (S. II a.c.) hasta las modernas de Fernando III, en los finales de la Edad Moderna.

El libro presenta 1.018 piezas catalogadas y estudiadas, 710 de las cuales están fotografiadas por ambas caras. Ricardo Ros, ingeniero industrial de profesión y propietario junto a su mujer de una joyería en la ciudad del Ega, explica que el objetivo del libro es culminar una afición personal y contribuir a la difusión de la historia de la moneda de Navarra. “Para mí es una satisfacción, tratado desde la humildad. Supone culminar una afición y ofrecer un instrumento a los demás coleccionistas para un conocimiento más amplio. Además, quienes no conocen la moneda de Navarra pueden acercarse a este aspecto de nuestra cultura e historia”, explica el autor. 

Cincuenta años de coleccionismo y tres intensos, los últimos, dedicados a la documentación de las monedas. “El reino de Navarra fue el reino de Europa que durante más años ha acuñado moneda de forma consecutiva, más que España”, explica Ros. Esta es una de las conclusiones que ha extraído después de innumerables jornadas de diez horas de catalogación, confiesa. De su estudio también se desprenden otras cosas, como la gran cantidad de variantes que se emitían de cada ejemplar. “Se hacían cuños y se batía la moneda. Pero la calidad del cuño no era buena, por lo que se rompía y se arreglaba. ¿Qué pasaba? Que ya no salían las monedas iguales; podía faltar una palabra, un punto en la inscripción…”, explica.

 

La publicación del ‘Catálogo general de la moneda de Navarra’ ofrece un minucioso recorrido a lo largo de 400 páginas. El libro se estructura en cuatro capítulos que engloban las monedas Vascona y Romana (s. II a.c.-s. I. d.c.), la moneda Medieval (s. XI-XVI), la moneda Moderna (s. XVI-XIX) y la moneda de la Bajo Navarra (s. XVI-XVIII). La importancia de la moneda navarra hace que los mejores museos numismáticos del mundo cuenten con ejemplares acuñados en Navarra. 

El Museo de Navarra cuenta con una colección en sus fondos, actualmente no expuesta, por lo que para poder ver ejemplares hay que desplazarse a los principales museos de Madrid, París, Londres, Nueva York o Múnich. En los ejemplares expuestos en algunos de estos museos, en su propia colección y en las colecciones de otros coleccionistas particulares se ha basado Ricardo Ros para elaborar el catálogo general. 

Editado por Altafalla, el catálogo se presenta el miércoles 20 de noviembre. Se han editado 600 ejemplares que se pondrán a la venta al precio de 50 euros. Explica el autor que se va a comercializar por una doble vía. Entre coleccionistas, numismáticos, expertos y amantes de la moneda de Navarra y entre las librerías de Estella, Navarra y País Vasco, así como casas de numismática. 



Ejemplos de monedas de Navarra 

Las monedas son escasas en general, sobre todo las de oro y plata. En muchos casos solo se ha conservado una unidad porque las monedas se fundían cuando moría un rey para acuñar moneda de su sucesor. 

Pieza “única”

Hay muchos casos de una sola moneda. ‘8 escudos de oro de 1625’, de Felipe IV de España y VI de Navarra. Moderna. 

Moneda “rara

Medieval. ‘Corona de oro de Carlos II el Malo’ (1349-1387).

La más “especial”

Moneda de Carlos III el Noble (1387-1425). Primera moneda que tuvo el Estado de Navarra. Posiblemente, acuñada en Estella. Colección propia de Ricardo Ros. 

La más “bonita”

Moderna. ‘Tres maravedíes de 1825’, de Fernando III de Navarra, VII de España. Ejemplar muy bien conservado. 

Título

El valor de los metales

En el mundo occidental, desde muy antiguo, se utilizaban los metales para realizar pagos. Con el tiempo, su unidad de valor fue tomando fuerza. Poco a poco, a los metales utilizados como unidad de media y valor se les va dando forma y son marcados y medidos de alguna manera. Este hecho, al ser realizado por una ciudad o estado, puede considerarse como la aparición de la moneda. 

Hay que opina que fueron los banqueros jonios los primeros en acuñar moneda con electrón, una aleación de oro y plata, y parece que en la isla de Egina donde por vez primera se acuñó moneda, marcando el anverso y reverso en trozos ponderados de metal. Tras la conquista de la isla, los griegos tomaron la acuñación de la moneda como algo propio y extendieron la práctica por su área de influencia. 

Según el catálogo sobre la moneda de Navarra, la plata y el xxxx eran los metales utilizados en las monedas vasconas; el bronce en las romanas, el vellón, la plata y el oro (para prestigio del rey) en las medievales, el cobre, la plata y el oro en las monedas modernas y también el vellón en las de la Baja Navarra. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies