MIREN URMENETA SALVATIERRA – “Empecé con miedo al contagio por el continuo contacto con el virus, pero se aprende a convivir con ello”

La oteizana, de 31 años, llegó al servicio de Microbiología como técnico de laboratorio cuando se creó el equipo el 14 de marzo.

Como profesional, ¿alguna vez habías imaginado tu participación activa en una pandemia como la del Covid-19?
Para nada. Cuando me llamaron para realizar PCRs fue una sorpresa, algo nuevo, porque la PCR es una técnica muy delicada y muy especial que se realizaba de vez en cuando. Nunca pensé que pudiera estar en el tema de las PCR tan a tope. Yo venía del laboratorio de Urgencias y me llamaron en marzo por necesidad del servicio.
Buscaban gente conocedora de la técnica y yo había trabajado anteriormente en una campaña de gripe. Aunque estaba muy contenta en Urgencias, no me lo pensé.

¿Cómo estás viviendo la experiencia en el laboratorio?
A días, te haces a la situación, no te queda otra. Estamos con mucho estrés. Ves las muestras y muestras que llegan y la carga de trabajo afecta casi más psicológicamente que físicamente. Aunque estás sin parar todo el día, parece que no avanzas por todo lo que aún queda pendiente para el siguiente turno. Es una sensación de impotencia porque has trabajado un montón y no es suficiente. Físicamente también es cansado, trabajamos de pie y no nos libramos de las molestias musculares.

¿Cómo está Navarra? ¿En qué situación se encuentra la Comunidad?
Tenemos un 13’8% de positividad, y es una positividad muy alta. Significa que estamos encontrando a los positivos. Llegamos a todo porque una descomposición o un picor de garganta vienen acompañados de una PCR. Cuantas más pruebas hacemos más positivos salen porque hay muchos asintomáticos, y todos tienen contactos. Navarra está muy bien en números de PCR, dicen que somos de las mejores regiones de Europa.

¿Sientes de cerca la enfermedad y el riesgo al contagio?
Es verdad, estamos expuestas a ello. Yo llegué con miedo, con miedo al contagio porque estamos en contacto continuo con el virus. Luego te relajas. De todos modos, la verdad es que nadie en el laboratorio se ha contagiado porque vamos muy equipados con el EPI, bata, doble guante, mascarilla, pantalla y campanas con flujo de aire, además de otro panel de seguridad.

¿Cómo lo llevan la familia y los amigos?
Mo familia está muy contenta, sienten orgullo por mi participación en todo esto. Y claro, también es trabajo. Además, nos han hecho una prórroga que no suele ser lo normal. En agosto terminaban los contratos y nos han prorrogado porque se valora la experiencia.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies