Medio millar de personas visitaron el Santo Sepulcro en Semana Santa

Medio millar de personas visitaron el Santo Sepulcro en Semana Santa

La Dolorosa pudo ser venerada en las iglesias de San Miguel y San Juan, en sustitución de su traslado por las calles de la ciudad

Por segundo año consecutivo, no se pudo celebrar en Estella la procesión del Santo Entierro debido a la crisis sanitaria, pero los fieles pudieron vivir su propia Semana Santa gracias a la agenda de actividades que preparó la hermandad de la Vera Cruz: la muestra de La Dolorosa en las iglesias de San Miguel y de San Juan, en sustitución de su traslado del Viernes de Dolores, y las visitas guiadas al Santo Sepulcro que secundó medio millar de personas.

Las actividades han sido posibles gracias a la participación de voluntarios de la Vera Cruz. Numeroso público pasó por delante de La Dolorosa del 24 al 2 de abril, colocada sobre un nuevo soporte para poder exponerla en los dos templos. También se celebró el triduo de misas y las visitas al Santo Sepulcro que se realizaron con aforo reducido y con todas las medidas de seguridad. La limpieza de los pasos y del templo que anualmente realiza la Vera Cruz permitió mostrar el lugar con su mejor aspecto.
Fue el día de Viernes Santo, cuando se hubiera celebrado la procesión por las calles de Estella, cuando más visitas se hicieron y más personas accedieron al lugar, en torno a 200. Cerca de cien lo hicieron en el resto de días programados: el domingo de Ramos, el Jueves Santo, y el domingo de Resurrección.
Desde la Cofradía de la Vera Cruz, su prior, Roberto Hita, destaca que el colectivo hizo todo lo que estaba en su mano para poder ofrecer una Semana Santa adaptada a las circunstancias extraordinarias consecuencia de la Covid-19. “Es una pena, pero las restricciones son para todo el mundo y todos nos estamos viendo afectados en cada una de nuestras facetas. Ha llegado este momento, la Semana Santa, y pasa lo mismo. Hemos tratado de hacer lo que se ha podido, todo lo posible, sin correr riesgos para poder vivir algo la Semana Santa”.
Roberto Hita destacó, asimismo, que este año ha recaído en La Dolorosa buena parte del protagonismo puesto que su presencia en ambas parroquias ha servido para representar al resto de pasos que, en esta ocasión, no pudieron salir del lugar en el que descansan durante todo el año: el Santo Sepulcro.

Ediciones suspendidas

Este año y el pasado no son las únicas veces que se ha tenido que suspender la procesión del Santo Entierro desde su recuperación en 1992. Tampoco se realizaron, con motivo del mal tiempo, las procesiones de 2007 y de 2013, en este caso se sustituyó por un viacrucis en el interior de la iglesia de San Juan.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies