MARÍA ROLDÁN VERGARACHEA – “Llegamos a lo que llegamos y sabemos que es el máximo posible”

La estellesa, de 23 años, María Roldán, es técnico de Laboratorio por contrato Covid desde junio y estudiante del grado de Biotecnología

¿Cómo es un día de trabajo en el laboratorio de Microbiología?
Lo primero que hacemos cuando comenzamos el turno es contarnos cómo están los aparatos, si hay algún problema, quizá alguna muestra sin registrar, y acto seguido comenzamos a trabajar. En cada turno estamos cuatro técnicos de laboratorio y nos dividimos por secciones. Una persona se encarga de la recepción de la muestra, que ya viene preparada por el personal de recepción de muestras, y el resto nos distribuimos en diferentes zonas del laboratorio para encargarnos de una máquina u otra. Ya entramos de lleno en la dinámica de hacer las PCRs, en ritmo constante porque la que organiza te va dando pruebas. Cuando finalizamos el turno, limpiamos los equipos, reponemos material y damos el cambio de turno a las siguientes personas, de nuevo con toda la información sobre los equipos e incidencias. A veces tenemos pequeños problemas pero hemos cogido muy buen ritmo.

¿Cómo estás viviendo la experiencia?
Es mi primer trabajo de laboratorio, así que lo estoy viviendo con ilusión. Pero es un trabajo muy cansado, tenemos muchísimas muestras para analizar y mucha presión porque hay que irlas sacando lo más rápido posible.

¿Cuántas se hacen al día, cuántas por persona y turno?
De media, el servicio realiza cada día en torno a 3.000. Por trabajador, nos tocan entre 250 o 300 al día, ya que somos cuatro por turno. Si hay que hacer algún cribado, viene gente de ayuda. El máximo de PCRs por jornada ha superado las 4.100.

¿Cómo llevas la presión y el trabajo a contra reloj?
Estoy también estudiando, así que si sumo la universidad al trabajo en el laboratorio, mi día a día es muy estresante. Llegas al laboratorio y ves cuántas muestras hay pendientes y te pones a tope. Al principio me estresaba más, ahora ya me lo planteo de otra forma, llegamos a lo que llegamos y sabemos que lo que llegamos es el máximo posible.

La espera de resultados genera ansiedad, ¿serían necesarias más personas para atender la demanda de modo más rápido?
Entendemos que la gente está esperando, pero de verdad que trabajamos a tope, no podemos hacer más dado el número de muestras que llegan y los equipos, que son limitados. No paramos en ningún momento, ha habido días que sólo descansas diez minutos, y porque te obligas a ello. La gente solo piensa en su muestra, no es consciente de la cantidad de muestras que hay. Desde el inicio de la pandemia se han ido haciendo contrataciones, a mí me llamaron en junio, pero más que apoyo de personal lo que se necesitará es un laboratorio más grande, con más equipos, pero todos los laboratorios en España están igual. Todos requieren equipos y piezas nuevas y el mercado es el que es.

¿Recompensa poder contribuir tan directamente en la crisis sanitaria?
Claro que reconforta saber que estás ayudando en esta situación, y más en estos momentos, tal y como está Navarra. Ahora la gente sabe lo que es una PCR y se reconoce más el servicio de laboratorio. Los técnicos de laboratorio estamos ahí y cumplimos un papel muy importante.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies