Los vecinos de Dicastillo disfrutaron de seis días de fiestas

Los vecinos de Dicastillo disfrutaron de seis días de fiestas

Comidas populares, espectáculos infantiles y música, los mejores ingredientes en el municipio desde
el 23 hasta el 28 de agosto

Dicastillo recibió y despidió la fiesta con alegría y buen ambiente. Desde el martes 23 hasta el domingo 28 de agosto, el municipio vivió intensamente unos días, los más esperados del año, en torno a un programa de actividades para todos los públicos, desde la mañana hasta altas horas de la madrugada.

El martes 23, después de un almuerzo popular organizado por la juventud en las escuelas municipales y de la recepción en el consistorio de los representantes de las diferentes asociaciones y colectivos del pueblo, puntual a las doce del mediodía se concentraba la atención en el balcón del ayuntamiento y en la plaza. Fue el alcalde, Javier Oteiza, el encargado de dirigirse al pueblo, vecinos de todas las edades allí congregados y ansiosos por el inicio festivo, y de prender la mecha del cohete.

Comenzaba la fiesta, el estallido de alegría en torno a la fuente. La música de la txaranga Malatxo, de Olite, se hacía oír y animaba a las filas de jóvenes que bailaron los primeros compases cogidos por el hombro; incluso algunos se dieron un “bautismo” festivo en la propia fuente en la calurosa mañana del 23 de agosto.

La ronda jotera por los bares tomó el relevo hasta la hora de la comida. Por la tarde, los espectáculos infantiles y la música de verbena dieron paso a una carrera de sacos que se organizó a las dos de la madrugada.
El miércoles 24, Dicastillo celebró el día de sus patronos San Emeterio y San Celedonio con una misa mayor en su honor en la parroquia. También fue un día de recibimiento con la recepción de los niños y niñas nacidos en la localidad durante el último año.

La gastronomía tomaba el relevo con una cazuelica popular amenizada por rancheras y la comida de hermandad que en la casa de cultura disfrutaron los jubilados. Deporte, juegos de mesa, música y cena popular completaron la jornada que precedía al Día de la Mujer, el jueves, cuando las féminas de la localidad y socias de El Cotarro disfrutaron de su comida, seguida de música.

Se acercaba el fin de semana con un viernes colmado de actividades infantiles y momentos especiales para los más pequeños: almuerzo de las corporaciones adulta e infantil, concurso de pancartas, parque infantil, chocolatada, bombas japonesas, torico de fuego, encierro infantil y, sin olvidar, por la mañana el lanzamiento del cohete infantil. Este año el cargo de primer edil recaía en Ainhoa Suberviola, acompañada de los concejales Ione Martínez, Maite Landa, Hamza Jeddi, Diego Macua, Irune Izaguirre y Javier Gurucharri.

Llegaba el sábado, la jornada más populosa de las fiestas con deporte rural, pelota y música y más música de transición hacia el domingo. Un concurso de calderetes, que las cuadrillas comenzaban a preparar por la mañana, fue el plato fuerte de un día de despedida amenizado por la buena música.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies