Los alumnos de Remontival y Lizarra Ikastola, los primeros en volver a clase

Los alumnos de Remontival y Lizarra Ikastola, los primeros en volver a clase

El regreso a las aulas, escalonado en Estella, comenzaba el jueves 6. El lunes 10 y el martes 11 de este mes se incorporan los alumnos del Mater Dei y Santa Ana, respectivamente

Los patios del colegio público comarcal Remontival y de Lizarra Ikastola se llenaban de vida el jueves a primera hora de la mañana. Después de casi tres meses de vacaciones, los alumnos retomaban la rutina. Se habían levantado temprano, desayunado, habían cogido sus mochilas y el material escolar y se dirigían a sus centros para el reencuentro con sus compañeros y para conocer a sus nuevos tutores. Ambos centros hacían de avanzadilla en Estella. Los otros dos colegios de la ciudad del Ega, Mater Dei y Santa Ana, vuelven a la actividad un poco más tarde: el lunes 10 y el martes 11, respectivamente.

Remontival acoge a un total de 760 alumnos

Remontival acoge este curso 2012-2013 a un total de 760 alumnos, diecisiete más que el año pasado, distribuidos en los diferentes cursos y modelos lingüísticos. De esta cifra, 310 cursan el modelo D, 259 el modelo Til, 184 el modelo A-G y 7 Educación Especial. La matriculación en Lizarra Ikastola es similar a la del año pasado, 677 alumnos (incluida la Eso), frente a los 684 del anterior. 

El nerviosismo se captaba en el patio de Remontival desde las nueve y cuarto de la mañana, cuando los primeros alumnos, acompañados por sus padres, comenzaban a llegar. Allí estaba, esperando a que las llamaran para entrar al aula, un grupo de amigos y amigas de cuarto de Primaria, formado por Adama Fedior, Norelhoda Drissi, Aida Navarro Polo, Ainhoa Ramos Saba, Candela Ortega Ramo y Paula López Ciordia. “Yo tenía ya muchas ganas de venir, para ver a las amigas”, decía Paula López. 

A Aida Navarro el verano se le estaba empezando a hacer largo. “He estado bastante en la piscina este año, en Almería, así que ya me vale”, decía. Su amiga Candela Ortega, discrepaba ligeramente. “Hoy estaríamos mucho mejor en la piscina, y eso que he ido mucho este verano”, decía en una mañana soleada que prometía jornada calurosa. 

Saber Enghaanay, de cuarto, no sentía ninguna pereza de volver a la escuela. Sobre todo para aprender y para jugar a fútbol con los amigos, como buen aficionado del Barcelona. “Tenía muchas ganas de que empezara el curso, claro. Aquí voy a hacer muchas cosas, sobre todo estar con mis amigos, que tengo un montón”, decía. En la misma línea opinaban Paula Pérez Barbarin, Minerva Soto de Miguel y Vanessa Martín Soto, de tercero de Primaria. “Yo quería volver y ver a las amigas. Además, no tenía ningún nervio y he dormido bien, sin nervios”, decía Minerva Soto. 

Cambio también para los padres 

La vuelta al cole representa un nuevo contacto con la rutina, no sólo para los niños, también para los padres. En el patio de Lizarra Ikastola se daban cita las madres que acompañaban a sus hijos en el primer día de escuela. Amaia Romero Ayúcar se refería a los nuevos horarios como el principal cambio. “Es más una cuestión de mentalización que otra cosa, pero es cierto que a los padres también nos cuesta”. En su caso, la vuelta a las aulas de su hija coincidía con su incorporación al trabajo tras las vacaciones. 

Junto a Amaia Romero, Ana Armendáriz Goicoechea comentaba que en su casa la vuelta no había resultado tan dura, pues llevaba ya dos semanas en el trabajo y los horarios ya estaban establecidos para la nueva etapa escolar. Madrugar también era para Maite Rebolé Arellano y para Ana Zurbano Corres el aspecto más costoso. “Afortunadamente, los pequeños se adaptan mucho más fácil que los adultos a los cambios, por lo que la vuelta al cole para ellos no es tan dura”, añadía Zurbano.

Mientras que la normalidad ha vuelto a la vida de los escolares de Remontival y la ikastola, los alumnos de Santa Ana y Mater Dei tienen por delante tres o cuatro días para disfrutar de los últimos coletazos del verano. La misma suerte comparten los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria de la Ikastola, el IES Tierra Estella y el Politécnico. Su momento llega el lunes 10. 

Menos matriculación en el 0-3 años

Las escuelas infantiles y el ciclo 0-3 años comienza antes que los ciclos de Infantil y Primaria para permitir la conciliación familiar y para permitir un proceso de adaptación. Es el caso de la escuela infantil municipal Arieta, la escuela infantil pública Izarra, la guardería de Mater Dei y el 0-3 de la ikastola, entre otros centros. Arieta tiene este año una matriculación de 50 niños, inferior a la del año pasado, lo que ha llevado a suprimir una unidad. En la escuela Izarra el número de niños que este año ha iniciado el curso es de 29, mientras que el curso anterior eran 50 los niños matriculados. 

Título

¿Te apetecía empezar el curso?

Telmo Martínez Salinas

10 años – 6º de Primaria de Ikastola Lizarra

“Sí, sobre todo para estar con mis amigos otra vez. Este verano, que para mí ha sido corto, he tenido suerte y nos hemos podido ver muchos días. Aun así, tenía ganas de venir y verlos”.

Imanol Molina Salegui

10 años – 6º de Primaria de Ikastola Lizarra

“La vuelta al cole no está mal; más o menos tenía ganas porque quería ver a mis amigos. A algunos profesores también tengo ganas de verlos; a otros no tanto…”

Loeain Olite Sanz

5 años – 1º de Primaria del C.P. Remontival

“Sí, tenía ganas, unas pocas. Se me ha hecho un poco largo el verano y esta mañana tenía nervios por volver al cole”. 

Daniel Vélez Gómara

6 años – 2º de Primaria del C.P. Remontival

“Sí, me apetecía mucho venir porque puedo estar con los amigos. El verano es largo, aunque he hecho este año muchas cosas”. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies