“La trufa no se conoce tanto como los hongos y las setas”

“La trufa no se conoce tanto como los hongos y las setas”

El museo de Interpretación de Metauten recibió 3.000 visitantes a lo largo de pasado año

Las personas interesadas en conocer a fondo la trufa negra tienen desde hace dos años la oportunidad de visitar el centro de interpretación en Metauten. Único espacio temático de estas características en España y uno de los pocos de Europa, permite al visitante informarse de todos los aspectos relacionados con la micorriza que crece silvestre en las proximidades de la sierra de Lóquiz y que se cultiva en Tierra Estella. María Martínez Echeve­rría, especialista en temas forestales, hija de truficultor, y responsable de Atención al Público del centro (Navark S.L.), asegura que poco a poco el centro se ha hecho un hueco entre los recursos turísticos de la comarca. A lo largo de 2008 fueron 3.000 las personas que lo visitaron.

““Los visitantes que vienen al museo comen en la zona y conocen la comarca”

“Queremos trabajar más a fondo con los establecimientos de restauración de Tierra Estella”“

¿Qué valoración hace del funcionamiento del centro de interpretación?
Ha costado su tiempo dar el museo a conocer y que viniera gente pero a lo largo de 2008 se han contabilizado 3.000 visitas, un número importante.

¿La gente que viene conoce la trufa?
Es un producto bastante desconocido. El visitante no se imagina que sea tan valioso y que, además, aparezca y se cultive en los montes de Tierra Estella. Sorprende sobre todo a los navarros. Todos conocemos los hongos y las setas, pero no la trufa. Los visitantes la huelen, ven que es real, y se marchan con mucha curiosidad.

¿Existen diferencias en la calidad de una trufa silvestre y otra cultivada?
No se detectan diferencias porque en las plantaciones se imita la naturaleza todo lo posible. No hay nada artificial y para que crezca han de reunirse los requisitos que necesita una trufa silvestre: tierra pedregosa, caliza, un PH de suelo determinado y clima mediterráneo, entre otros. Es tan delicado que hay terrenos en Metauten donde se ha querido cultivar pero no se recomienda.

¿Qué opciones encuentra el visitante que entra en el museo?
Tenemos la exposición explicativa con paneles que ofrecen toda la información sobre la trufa, la zona donde crece, su cultivo, su búsqueda y su aplicación en la cocina. También contamos con un audiovisual que muestra la práctica del perro trufero y la cocina y hay microscopios para observar la trufa. Todos los sábados se organizan visitas guiadas al centro, siempre y cuando sea un mínimo de diez personas, y la gente puede utilizar también las audio-guías. Un domingo cada quince días se prepara una visita a la trufera para ver la recogida y después una cata de aceite trufado. Está teniendo mucho éxito.

¿Qué tipo de visitante se acerca?
Tenemos de todo, desde jubilados a visitas escolares pasando por los particulares que vienen en familia. Es gente que está conociendo Navarra o Tierra Estella y se acerca, son navarros o de las provincias limítrofes. También viene mucho catalán, porque allí son grandes conocedores de la trufa.

¿De qué manera está contribuyendo el museo a promocionar el turismo en la zona?
Hace una gran labor y hay que tener en cuenta que el Centro de Interpretación de Metauten es el único que existe en España. Muchos de los visitantes que vienen al museo se quedan por la zona, comen y, en definitiva, conocen y se interesan por la comarca. Ha venido hasta el centro gente desde Francia, de Suecia y de Italia porque lo consideran un referente a nivel internacional.

¿Cómo está yendo la temporada de la trufa?
Por lo que dicen los truficultores, este año no está siendo muy bueno. La campaña empezó tarde y terminará pronto y no ha salido tanta cantidad como se esperaba. En enero ha mejorado y, digamos, que se ha podido salvar el año, pero la situación actual de la trufa no es muy buena debido al furtivismo. El precio ha oscilado entre los 180 y los 400 euros el kilo, mientras que otras temporadas superaba los 500.

¿Consumen trufa los restaurantes de la zona? ¿Y el particular?
Los restaurantes en general consumen y compran la trufa en mayores cantidades que el particular, como es lógico. De todos modos queremos trabajar un poco más a fondo con ellos porque los visitantes piden recomendación de lugares donde puedan probar platos con trufa. En cuanto al particular, la mayoría de los visitantes compra algo de producto fresco y se van introduciendo en la cultura de cocinar con trufa. Las ferias de promoción, como la que se celebra en Estella en los próximos días, son de gran ayuda en este sentido. •

Título

Horarios de visita

Las personas interesadas en visitar el Museo de la trufa pueden hacerlo desde el 6 de septiembre hasta el 25 de junio los viernes y sábados de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 19.00 horas y los domingos y festivos de 10.00 a 14.00 horas. Durante la semana se realizan visitas guiadas previa cita en el teléfono 948 540402. El horario de verano, desde el 26 de junio hasta el 5 de septiembre, es de martes a domingos de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 20.00 horas. El precio, 1,50 euros.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies