Gesport releva a Serdepor en la gestión del polideportivo

La empresa navarra obtuvo la mayor puntuación en la mesa de contratación. La adjudicación del contrato de arrendamiento se aprobó en Pleno extraordinario

Gesport gestionará el polideportivo municipal Tierra Estella-Lizarrerria y las piscinas del Agua Salada en los próximos dos años, con posibilidad de prórroga hasta un máximo de diez. La empresa navarra se imponía en puntuación a Serdepor, al frente de la gestión desde la inauguración del pabellón en 1995 hasta la actualidad, y a la también coandidata Urdi S.L. La decisión tomada en base a criterios técnicos y económicos el 15 de septiembre se ratificaba en Pleno extraordinario el 19 del mismo mes. El punto se aprobaba por asentimiento.

La nueva empresa asume la gestión por un importe anual de 20.000 euros, un canon que deberá abonar al Ayuntamiento de Estella-Lizarra. Gesport comenzará a trabajar en el pabellón el 1 de octubre con la obligación de subrogar a la plantilla actual de 22 trabajadores. La empresa plantea mejoras respecto al condicionado; han trascendido algunas, como gestión informática, limpieza e iluminación, horarios más amplios así como la realización de paquetes promocionales.

Gesport, cuya puntuación quedó muy reñida con la de la actual empresa, Serdepor, lleva en Navarra un total de trece instalaciones deportivas, entre ellas los polideportivos municipales de Sarriguren, Noáin, Mendillorri, Mutilva, Huarte y la Ciudad Deportiva de Artica.

Aprobado por asentimiento

El Pleno del Ayuntamiento de Estella-Lizarra se reunía en sesión extraordinaria el lunes 19 con la urgencia de aprobar la adjudicación. La actual empresa finaliza su contrato el 30 de septiembre y hay un plazo de diez días para posibles recursos. El único punto del orden del día salía adelante por asentimiento, tras un largo debate en el que se retomó la defensa de EH Bildu, también de Podemos y Geroa Bai, de una gestión directa.

El portavoz de UPN, Javier López, se dirigió al alcalde para mostrar el desacuerdo de su partido con el pliego de condiciones del concurso. “Se podía haber ahorrado a este Ayuntamiento 240.000 euros”, decía en relación a la inversión que el Ayuntamiento ha hecho recientemente en el pabellón con cargo al Remanente de Tesorería. “Es una cuestión de compromiso. Asumimos nosotros las obras porque el pabellón es del Ayuntamiento y queremos asegurarnos de que estén bien. Es un criterio político”, apuntaba el alcalde, Koldo Leoz.

Otro punto de desacuerdo planteado por UPN fue el plazo de adjudicación de dos años. Los regionalistas apoyaron un periodo más amplio, de 5 años, mientras que EH Bildu defendió los dos años para “dejar la puerta abierta a una posible municipalización y a la fórmula de Mancomunidad”.

Entre otras intervenciones, el concejal de Deportes, el socialista Ignacio Sanz de Galdeano, defendió la situación actual, que permitía afrontar el futuro. “Tenemos un condicionado que es el que es, nos guste o no; un condicionado que lo aprobamos entre todos. Hay que tirar para adelante. Aprovecho para dar la enhorabuena a la empresa Serdepor como gestora estos durante 21 años. Ha tenido a los usuarios contentos”, decía.

El alcalde, Koldo Leoz, manifestó que el Ayuntamiento seguirá muy cerca todo el proceso de cambio para garantizar que la situación laboral y la satisfacción de los usuarios no se vean mermadas.

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies