Estella fue testigo de la segunda jornada de la vía verde

Estella fue testigo de la segunda jornada de la vía verde

Doscientas personas hicieron en bicicleta o a pie el recorrido del ferrocarril en término estellés

Estella cumplió como anfitriona de la segunda jornada de la Vía Verde el domingo 11 de octubre. En torno a doscientas personas recorrieron el tramo del antiguo ferrocarril vasco-nava­rro en bicicleta o a pie en una agradable mañana familiar. Desde primera hora, la céntrica plaza de la Coronación, presidida por el imponente edificio de la estación, se convirtió en un hormigueo de ciclistas, paseantes y curiosos que disfrutaron con las actividades programadas desde la asociación de desarrollo local Teder.

“El recorrido del ferrocarril en término estellés fue de 7 k m en bicicleta o 4 km a pie“

 


A las diez y media de la mañana, tras la inscripción, comenzaba la actividad principal del día, que se prolongó durante poco más de una hora. Buena parte de los inscritos recorrieron siete kilómetros en bicicleta, desde la plaza hasta pasado el puente de Zubielqui, después de atravesar el Paseo de los Llanos y Valdelobos. Familias enteras se vistieron con ropa deportiva, se colocaron el casco y cumplieron con el itinerario, un paseo totalmente llano sin complicación técnica. Quienes decidieron participar a pie, anduvieron durante cuatro kilómetros por el recorrido de la vía verde del ferrocarril.


Los participantes acudieron preparados a la cita, pero para que nadie se quedara sin participar en una actividad tan apropiada para un domingo, en la misma plaza se podían alquilar gratuitamente bicicletas. Asimismo, a la indumentaria que cada participante lució en la prueba popular no competitiva se sumó una gorra, cortesía de los organizadores.


Bicicletas curiosas
A media mañana, la plaza volvió a recuperar el pulso. Por un lado, regresaban los deportistas que recorrieron en bici o a pie la vía del ferrocarril en término de Estella. Por otro, la mañana de domingo avanzaba y vecinos y visitantes disfrutaron con las actividades preparadas. Javier Azcona mostró media docena de bicicletas curiosas, entre las que destacaba especialmente una con ruedas y cadena gigante con un sillín alto que parecía imposible de montar. También había otras con sistemas de gran amortiguación.


Las mesas de los talleres infantiles ocuparon buena parte de la plaza. Con rotuladores y acuarelas, numerosos niños se afanaron en pintar camisetas con motivos relacionados con el día de la Vía Verde. Mientras muchos niños pintaban, algunos padres tomaban un aperitivo en las terrazas de los bares de la plaza. De hecho, con la inscripción al recorrido, cada participante recibía un vale para disfrutar por el precio de dos euros un aperitivo.


La calle San Andrés acogió en dos stands cubiertos una selección de 50 imágenes de las casi cien presentadas al concurso fotográfico Vía Verde. Entre ellas se encontraban las ganadoras, cuyos autores recibieron el premio a la una y media durante un pequeño acto celebrado en la propia plaza de la Coronación. También hubo un sorteo de entras para Sendaviva. La iniciativa de Teder, que el 20 de septiembre tuvo lugar en Murieta, y que contó también con cerca de 200 participantes, estaba financiada gracias a los fondos del Eje 4 Leader. •

Título

Premios de fotografía

La segunda jornada de la vía verde del ferrocarril se cerró con la entrega de premios del concurso de fotografía. El primer premio recayó en Ángel Benito Zapata, de Logroño, por ‘Camino a Zúñiga’; el segundo, en la estellesa Usúa Domblás Ibáñez, por ‘Parada en el tiempo’ y el tercero fue a parar a su hermana Itziar Domblás Ibáñez por ‘Un viaje por el recuerdo’.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies