“Es una afición de 24 horas al día”

“Es una afición de 24 horas al día”

Hace seis años el vecino de Murieta Fernando Luzuriaga compró un coche de segunda mano para practicar su principal afición. Como copiloto le acompaña el riojano Felipe San Juan

Un BMW E-30 matrícula NA-Y y con 175 caballos es el mejor compañero de carreras para el vecino de Murieta Fernando Luzuriaga y el riojano Felipe San Juan. Piloto y copiloto hacen equipo desde hace un año, encuadrados dentro del Club Escudería Zona ­Ra­cing. Su participación en las carreras la toman como una diversión que les lleva buena parte de su tiempo libre. La puesta a punto del coche, las rutas de reconocimiento previas del circuito y la competición forman parte de una costosa afición que supone en torno a 8.000 euros al año.

““Formar un  buen equipo es imprescindible para que salgan las cosas durante la carrera”“
¿Cómo comienza la afición por los rallys?
Fernando Luzuriaga. La he tenido siempre pero cuando era más joven no podía practicarla por falta de dinero. Es un hobby caro y ha sido, una vez estabilizado, cuando he podido tomármelo más en serio. Me ofrecieron un coche barato que he ido preparando, un día competí por primera vez y ya no pude dejarlo.
Felipe San Juan. En mi caso, yo empecé probando el coche de carreras con amigos y me entró el gusanillo. Engancha pero, de momento, no puedo permitirme tener un coche y me conformo con ser copiloto.

¿Por qué engancha tanto?
F.L. Lo primero es la sensación de libertad cuando corres una competición y el hecho de verte seguro. Sabes que en el circuito no estás expuesto a grandes accidentes. Coges velocidad, pero las barras, el equipo de extinción y la ropa ignífuga te dan tranquilidad. De hecho, en este sentido, prefiero el coche de rally a un coche normal.

¿Formáis un buen equipo?
F.S. Pienso que sí formamos un buen equipo, nos compenetramos muy bien y eso es muy importante para que salgan las cosas durante una carrera.

¿Cuáles son las funciones de piloto y copiloto?
F.L. El piloto es el responsable del coche. Es quien se preocupa de tenerlo preparado para poder correr, quien realiza las verificaciones administrativas y técnicas antes de la carrera y, por supuesto, quien conduce, siguiendo las indicaciones del copiloto.
F.S. Yo me encargo de hacer los reconocimientos previos de la carrera. Soy quien toma las notas y referencias para luego, en carrera, orientar al piloto, indicarle en qué punto del circuito está, cómo es la siguiente curva e incluso sugerirle ir más lento o más rápido.

¿Se trata de una afición muy exigente?
F.L. Es una afición de 24 horas al día, porque siempre estás pendiente del coche. Hay que prepararlo antes de competir, ir a ver el circuito y, si tienes un pequeño golpe, ya echas los ratos libres de la semana en la reparación. Me ha tocado estar casi toda la noche arreglando una pieza para poder ir a correr a la mañana siguiente.

¿Qué arreglos habéis hecho al coche para poder competir?
F.L. Este coche es de 1984 y lo compré de segunda mano muy barato. Me pasé todo un año preparándolo. Lo fui equipando con barras de seguridad, sistema de extinción, arneses, los mínimos gastos para poder competir. Luego, poco a poco, he ido metiendo otras mejoras como frenos de más agarre, otra caja de cambios, autoblocantes y focos para competir de noche.

¿Hay mucha afición a los rallys en Tierra Estella?
F.L. No mucha. Hay gente joven con ganas, pero todavía no tiene posibilidades para hacerlo. Yo diría que en Tierra Estella somos tres contados que competimos. Sin embargo, en otro sitios existe mucha más afición, como en Guipúzcoa y en La Rioja.

¿Resulta fácil ganar en las carreras?
F.L. He conseguido cuatro terceros puestos, nada más, es muy difícil. Nosotros no vamos a ganar, sino a tomar parte en la carrera y a terminarla. Participa gente con unos coches muy buenos, y no se puede competir contra ellos. También depende de dónde corras. En las carreras de Guipúzcoa, el premio se reparte entre todos los que acaban. Sin embargo, en Navarra, sólo entre los primeros, por lo que es difícil recuperar parte del dinero de la inscripción.
F.S. Pienso que el mejor premio es llevarte el coche intacto a casa para no tener que desembolsar dinero en su reparación.

¿Qué presupuesto tenéis al año para competir?
F.L. Ésta es una de las aficiones caras. Entre el coche, las mejoras, la ropa y accesorios del coche, que hay que cambiarlos reglamentariamente cada cierto tiempo, la gasolina para la carrera y los desplazamientos, el desgaste de ruedas y las inscripciones se van 8.000 euros al año. La licencia federativa ya vale más de 400 y las inscripciones para las competiciones pueden costar desde los 130 hasta los 245 euros. Por eso, es muy importante contar con patrocinadores y yo les estoy muy agradecido. De otra manera, no podría seguir con esto. •

Título

Próximas citas

La pareja de piloto y co-piloto formada por Fernando Luzuriaga y Felipe San Juan disputaron el 9 de mayo su última carrera, el rally de Azkoitia, después de haber corrido el Rally Sprint de Ñañarri. Otras de sus citas son el Rally Racc Navarra (Lekumberri) el 23 de mayo.

Luzuriaga y San Juan cuentan este año con el patrocinio de OyD Gestión de Obras, Hijos de Luis Ángel Vélaz, Electricidad Pipaón, Restaurante Venta de Larrión, Maquinaria Agrícola Agrotem, Pub La Roca, Talleres Ancín, Bar-Restaurante Chandro, I+D Performance y Desguaces Tafalla.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies