El club Oncineda recibió el Premio Estellés del Año

El club Oncineda recibió el Premio Estellés del Año

La jugadora de balonmano Andrea Barnó recogió el galardón de la década. Solamente el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza ha tenido este privilegio

El restaurante Astarriaga volvió a ser escenario de lujo para la entrega del Premio Estellés del Año 2012. Se trata de un premio anual, entregado al Club de Baloncesto Oncineda por sus 25 años de dedicación al deporte base, que vino acompañado en esta ocasión por un segundo reconocimiento: Estellesa de una Década. Este título determinado, al igual que el anterior, por los medios de comunicación locales, recaía en la jugadora de Balonmano Andrea Barnó San Martín. Se trataba de la segunda vez en la historia del Estellés del Año que se decidía entregar, después de que en 1999 lo recibiera el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza.

El Estellés de 2011, Javier Caamaño, recibió un retrato realizado por 

Lorena Salazar

La iniciativa, este año en su vigésimo tercera edición, la patrocinan el restaurador Jesús Astarriaga y la comerciante Resu Sesma. El viernes 28 de diciembre, un nutrido grupo de comensales se reunían para participar en la entrega de galardones al presidente del club Oncineda, José Antonio López, en representación de la entidad, y a Andrea Barnó. Junto a ellos, se dieron cita el resto de candidatos que optaron al premio: Rafael Sanjurjo y Ana Maté, en nombre de su hijo, el futbolista Oier Sanjurjo; Soco Barrena y Conchi Úriz, de Cáritas; Rosario Aldave, del grupo de voluntarios de la iglesia de San Pedro, y el presidente del C.D. Izarra, Alfonso Canela, acompañado por su hija, Leyre Canela.

 

Tras la comida en el asador, se procedía a la entrega de los premios, con la presencia de la alcaldesa de Estella, Begoña Ganuza, que apoyaba la iniciativa y que recibía un ramo de flores. También estuvo presente el Estellés del Año 2011, Javier Caamaño, a quien Lorena Salazar hacía entrega de un retrato. Tanto el Estellés del Año como la Estellesa de la Década recibían sendas esculturas de Carlos Ciriza y el resto de nominados un libro, cortesía del Ayuntamiento.  

El Estellés del Año 2012, José Antonio López Chasco, agradeció a los organizadores y los medios el premio. “Este premio nos va a dar un pequeño empuje para seguir trabajando por lo menos otros 25 años. Desde los inicios de aquellos tres pirados por el baloncesto que empezaron con esto hasta la actualidad ha pasado mucha gente, espero que todos se hayan llevado un buen recuerdo del club”, decía sin olvidar el único objetivo del colectivo, “la formación y la educación en valores por encima de lo meramente competitivo”.  

En su lista de recuerdos y agradecimientos, López, visiblemente emocionado, no quiso olvidarse de nadie. “El CB Oncineda es posible por el voluntariado de mucha gente. En todos los clubes hay Diegos, Pablos y Raúles, hay gente como Ander, Igor, Leire, Juan; en todos los sitios existen Josebas, los Danis, las Maites, las Anas o las Ainhoas. Otra parte fundamental la forman la gente que está gestionando los clubes, y en todos los sitios hay Ramones, Santis, Fermines, Danis, Anas, que son imprescindibles. Para todos ellos va a este premio. Gracias”.

10 años

También emocionada, Andrea Barnó recibía el Estellés de la Década apenas tres meses después de despedirse de la práctica profesional, con un bronce Olímpico en su palmarés y con la experiencia de diez años en División de Honor. Sus palabras eran, igualmente, de agradecimiento sincero, cuatro ediciones después de haber recibido el Estellés del Año. “Simplemente deciros que muchísimas, muchísimas, muchísimas gracias. Ya tuve la suerte de tener el del año 2008 y para mí fue muy emocionante y muy gratificante. Cuando me llamó Resu para decirme que me habían concedido el de la Década no me lo podía creer: para mí es muy importante. Muchísimas gracias”.

ANDREA BARNÓ. Estellesa de una Década 

“Una parte de este premio es de mi familia”

¿Qué supone para ti este galardón? 

Sobre todo que te reconozcan la trayectoria de casi 10 años. Todo tiene un comienzo y llegan los triunfos a nivel individual y grupal; pero yo me lo tomo como un premio al trabajo previo de esos diez años. Hay que trabajar duro, pero yo me siento con mucha suerte por haber podido hacerlo durante todo este tiempo.

¿De quién te acuerdas o a quién lo dedicas?

Se lo dedico, lo tengo muy claro, a mi familia, que ha estado siempre ahí apoyándome en todo momento desde el inicio, en los momentos buenos y en los malos. De ellos es una parte de este premio. 

¿Qué le dirías a la base, a alguien que está empezando ahora?

Que disfrute y que se lo pase bien. Yo tengo muy buenos recuerdos de las etapas de base, de cadete, juvenil, infantil… y tengo muy buen recuerdo de los viajes, los partidos, las amigas, las compañeras, de entrenar, de la selección. Yo me lo pasaba muy bien independientemente de que pudiera llegar a ganar.  Deseo a la gente de la base que disfrute del balonmano.  

Título

José Antonio López. Estellés del Año 2012

“Lo más importante del club es su capital humano”  

¿Cómo ha recibido el club este premio?

Lo hemos recibido muy contentos y muy orgullosos. Es un espaldarazo importante al trabajo que hemos realizado y da mucho ánimo para seguir. 

¿Cuáles pueden ser los momentos más dulces y más amargos en la historia del club?

Para mí personalmente el momento más duro fue el segundo año que quisimos organizar un partido de profesionales de liga ACB en Estella, que además era un homenaje a Alfredo Alquezar. Alquézar había fallecido con algo más de treinta años, un chico que estuvo trabajando en el campus con nosotros. El partido era Vasconia contra un equipo ruso, que nos dejó plantados el día antes. Aquello fue la experiencia más amarga. El más dulce se produce cualquier sábado por la mañana, cuando voy al polideportivo y veo a los jugadores más pequeños que lo hacen mejor que el año anterior; ésa es la mayor recompensa posible.  

¿Cómo ve el futuro del club?

No es la mejor época para ser optimistas desde el punto de vista económico, pero el futuro lo veo bien. Hay gente muy trabajadora en el club y niños y niñas que quieran jugar. Problemas como el económico o el de instalaciones siempre se pueden solucionar. Lo más importante es el capital humano del club, que está muy sano. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies