El cementerio de Arróniz brilla, gracias al trabajo conjunto

El cementerio de Arróniz brilla, gracias al trabajo conjunto

Óscar Albero, empleado de servicios múltiples y el enterrador, Ricardo Osés, coordinan sus tareas para mantener limpio y arreglado el camposanto sopicón

El cementerio de Arróniz impone, en la zona de Beortiga, con sus 3.129 metros cuadrados. La belleza supera al misterio con el gran número de lápidas de diversas formas y colores que forman parte de este tranquilo lugar. Óscar Arbero y Ricardo Osés, conocen bien el camposanto que tantas veces visitan para limpiarlo, arreglarlo, mantenerlo y, también, para enterrar y despedir a gente querida.

Entrevista

ÓSCAR ARBERO LÓPEZ
51 AÑOS- EL BUSTO
Empleado de servicios múltiples del Atuntamiento de Arróniz desde hace 12 años

¿Qué trabajos desempeñas en el cementerio?
Estos días previos a Todos los Santos lo que hacemos es limpiar bien todo el cementerio. También hemos pintado la capilla, que antes se encargaban de adecentar un grupo de mujeres del pueblo que como ya son mayores no pueden continuar haciéndolo. Durante estos días siempre estoy dispuesto a ayudar a las familias en lo que necesiten, ayudando a colocar los ramos, los tiestos, etc. El resto del año, lo que hacemos es mantenerlo limpio.

¿Te resulta agradable este lugar?
Me gusta realizar este tipo de tareas por varios motivos. Primero porque las personas que yacen aquí han sido vecinos del pueblo y merecen que este lugar se mantenga. Y también es un trabajo que desempeño con mucho cariño por respeto a las familias.

Es un trabajo que desempeño con mucho cariño por respeto a las familias

¿Qué destacarías del cementerio de Arróniz?
A mí me impacta lo grande que es porque el de mi pueblo, que es El Busto, es mucho más pequeño. Pero es un lugar que me impone, cuando entro no tengo palabras y el trabajo que desempeño en él me gusta mucho.

¿Alguna anécdota que recuerdes?
Ninguna. Y si tengo alguna no sé si te la contaría (risas).

¿Celebras Todos los Santos?
Sí, en El Busto, llevamos flores a los familiares y siempre me junto con mi hermana.

Entrevista

RICARDO OSÉS ETXEBERRIA
54 AÑOS- ARRÓNIZ
Guarda de caza, agricultor, palista y enterrador de Arróniz desde hace 7 años.

¿Qué tareas llevas a cabo en el cementerio de Arróniz?
Me encargo de los enterramientos y los traslados de los féretros de unas tumbas a otras. A veces matrimonios que las familias quieren unir en el mismo agujero, por ejemplo. Ahora, cuando muere una de las dos personas del matrimonio, hacemos el agujero más grande para enterrarlos juntos cuando muere el otro. También me encargo de la colocación de lápidas, reparación de las mismas y limpieza.

¿Cuántos años llevas trabajando en Arróniz? ¿Tenías experiencia previa en este oficio?
Llevo como unos 14 años dedicándome a esto. Estuve en Pamplona y cuando trabajé para Irache recorrí buena parte de Navarra.

¿Qué facultades crees que tiene que tener un enterrador? ¿Cómo defenderías este trabajo?
Ser muy respetuoso y cuidadoso porque hay gente muy sensible y cada uno se lo toma de diferente manera. De este oficio destacaría la satisfacción que siento desempeñando una labor social. Alguien le tiene que poner el cascabel al gato y me ha tocado a mí.

“De este oficio destacaría
la satisfacción que siento desempeñando una labor social”

¿Alguna anécdota?
Tengo muchas. Una vez fui con un compañero a un entierro y se cayó al agujero y casi le cae la caja encima, así que casi dimos sepultura a dos.

¿Qué destacarías del cementerio?
Tengo aquí a mis padres y a muchos amigos, creo que es un sitio de descanso y me transmite mucha paz y es casi como acogedor. Sabemos que todos vamos a venir aquí y a mí me resulta acogedor.

¿Eres religioso?
La verdad es que no, aunque siempre me ha rodeado este tema porque viví muchos años en la ermita de Mendía, mis padres fueron ermitaños.

¿Crees que los nichos y columbarios suplantarán a las sepulturas de tierra?
Yo creo que todavía hay mucha tradición de enterrar en tierra. Puede que al final sí que ocurra pero creo que nosotros no lo conoceremos.

Tanto tiempo trabajando en el cementerio, ¿has pensado alguna vez en qué lugar te gustaría descansar cuando fallezcas?
Me da igual. No soy muy religioso. Las idea que tengo es que cuando me muera se acabó, entonces, me da igual lo que decidan. He enterrado y desenterrado a muchas personas y no he percibido ninguna señal que me haga creer que hay un más allá.

 

 

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies