El aceite y el buen tiempo atrajeron hasta Arróniz a miles de visitantes

El aceite y el buen tiempo atrajeron hasta Arróniz a miles de visitantes

En torno a 15.000 tostadas, 64 puestos de artesanía, la música en la calle y el noveno capítulo de la Orden fueron los principales atractivos en la mañana del domingo 26 de febrero.

La feria del aceite y de la tostada de Arróniz comenzaba a las diez y se iba animando conforme avanzaba la mañana. Al mediodía, mientras en el interior del trujal se celebraba el noveno capítulo de la Orden de la Oliva de Navarra, las calles de la localidad lograban su máxima afluencia, con vecinos y visitantes llegados desde diversos puntos de Navarra y de las provincias limítrofes, que probaban el aceite, paseaban entre los puestos y adquirían artículos de artesanía.

“Las calles de Arróniz y sus bares tuvieron al mediodía animación musical“

Arróniz se convertía un año más en la capital del aceite y cumplía como una de las citas agroalimentarias de referencia en la Comunidad foral. Durante la mañana, quince voluntarios colaboraron en la organización, tanto en los aparcamientos habilitados como en la preparación de las tostadas. Nada menos que 15.000 fueron las porciones de pan cortadas y tostadas. Los puestos de artesanía, en total 64, se extendían hasta las calles céntricas y la actuación del Mariachi Alfredo Antón y su formación de jotas Esencia Navarra actuaron en la plaza y consiguieron crear un ambiente realmente festivo en la localidad. 

En el interior del trujal se desarrollaba a las once de la mañana la vertiente más institucional de la jornada. La Orden de la Oliva de Navarra y de la Tostada de Arróniz celebraba su noveno capítulo con la presencia de Juan José Lapitz Mendía, pregonero del acto. Escritor de numerosos libros sobre gastronomía y colaborador en medios de comunicación, leyó un discurso basado en los refranes y dichos populares para ensalzar las cualidades de los productos navarros, como el espárrago, el pimiento y, por supuesto, el aceite. 

A continuación, el alcalde de Arróniz, Ángel Molén, le imponía la Oliva de Oro al pregonero y el Coro de Voces Graves de Pamplona sellaba el momento con la primera canción del repertorio preparado para el acto. Uno por uno, los protagonistas de la jornada, las personas que iban a pasar a formar parte de la orden, fueron llamados por el maestro de ceremonias, Jorge Garrido, para presidir el acto. Se trataba de los caballeros de número Ángel Moleón Segura (alcalde) y Jesús Ángel Martínez Garraza (concejal y olivarero).

Como damas y caballeros de mérito fueron nombrados Myram Munárriz Martínez de Eulate (hija de olivarero y periodista de Diario de Navarra), María del Carmen Arbizu Larraza (de Embutidos y Patés Arbizu, de Alsasua), Mª Victoria Arraiza y Patxi Goikoetxea (de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Navarra), José Antonio Palacios e Íñigo Aldunate (de la banda La Pamplonesa). También se reconoció a los restaurantes Sidrería Basamutur de Alsasua y a la cocina del hotel La Perla de Pamplona en las personas de Iñaki Urrestarazu y de Alex Múgica, respectivamente. 

Los caballeros de honor de este año fueron el propio Alex Múgica, del restaurante La Perla y al pregonero Juan José Lapitz. Asimismo, el médico jefe de la Sección de Medicina Interna del hospital Virgen del Camino, Gregorio Tiberio López, y el auroro del grupo de Larraga Jesús Otamendi García, que no pudieron asistir a sus nominaciones en la edición anterior, sí estuvieron presentes este año y participaron en un acto no carente de ritual. 

Desde el público el niño Aitor Iturralde Barbarin acercó una gran tostada que, junto con el aceite, formaría parte de la cata que harían los caballeros. Primero la tostada y después el vasito de aceite fueron privilegiados en probar el producto de una de las mejores cosechas de la historia del trujal. Tras las catas, el vice-prior de la Orden, Pedro Lozano Bartolozzi, leyó el juramento; el Gran Maestre, Pedro Luis González, repartió los diplomas, impuso las medallas y entregó los olivos de plata, conmemorativos del día. El hijo del actor Alfredo Landa fue el encargado de realizar a los homenajeados el espaldarazo final con una vara de olivo. 

Para finalizar, el alcalde de Arróniz pronunció unas palabras de agradecimiento a los asistentes y dio paso al vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Roberto Jiménez, quien destacó la gran calidad del aceite de Arróniz y la importancia de este producto en la dieta mediterránea. “Debemos enorgullecernos de la gran calidad de nuestros productos. Es importante mostrarlos a los demás, por eso son importantes actos como los de hoy. Que todo el mundo conozca el aceite de Arróniz y que la prueben, porque repetirán”.

¿Qué le parece el aceite de esta temporada?

Durante toda la mañana, una larga cola de gente esperaba para coger pan tostado y untarlo en las grandes bandejas de aceite. Un manjar del que pocos se privaron. Quien probó, repitió. 

Maite López García, 26 años. Pamplona

“Es la primera vez que vengo, y la verdad es que el aceite está muy rico. En casa suelo prepárame tostadas de aceite, también con jamón. Hoy tomaremos algo y daremos una vuelta por los puestos”. 

Juan Ignacio Etxebarria, 62 años. Balmaseda

“No soy experto en aceites, pero éste me está sabiendo bueno. Es la primera vez que venimos a la fiesta del aceite y estoy sorprendido de la cantidad de gente que hay”. 

José Antonio López Ochoa, 49 años. Los Arcos

“Es la primera vez que vengo en este día, las hijas nos han hecho venir. La feria está muy bien, el aceite es un producto que nos gusta mucho y siempre tomamos aceite de Arróniz en casa”. 

Título

Fotografía, relatos, aceitunas y postres premiados

Al término del capítulo, en el trujal se entregaron los premios a los concursos convocados las semanas previas. Los premios consistieron en olivos de plata y diploma para los ganadores y en lotes de productos para el resto de los seleccionados. 

Concurso de fotografía. Primer premio: Arturo Ganuza Rosquil (Arróniz); Segundo: José Antonio Morlesín Damián (Vitoria-Gasteiz); Tercero: Juan Ramón Ocio García (Ayegui). 

Concurso de cuentos y relatos. En categoría Alevín, Óscar Arana de Goñi (Arróniz) por ‘El cerdo y su morro mágico’, accésit para Ainara Alegría Etayo (Arróniz) por ‘La oliva y el gorrión’. En categoría infantil, Aitor Iturralde Barbarin (Arróniz) por ‘El hombre beneficioso’. En categoría adultos, Armando Ruiz Chocarro (Cárcar) por ‘Tierra de olivos’. La categoría infantil quedó desierta.

Concurso de aceitunas caseras. Primer premio: Conchita San Juan Garraza. Segundo: Conchi San Juan Ajona. Tercero: Mª Carmen Santamaría Alegría. 

Concurso de postres. Primer premio: Gemma Ros Fusellas por ‘Dulces de membrillo’. Segundo premio: Celina Osés Martínez por ‘Torrijas de crema y miel’. Tercero: Julia Ajona Mauleón por ‘Tronco de oliva con trufa de aceite’. 

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies