Campanadas de boda en el Monasterio de Irache

Campanadas de boda en el Monasterio de Irache

El Ayuntamiento de Ayegui y el departamento de Cultura alcanzan un principio de acuerdo verbal para volver a celebrar el sacramento del matrimonio en la iglesia del cenobio benedictino

Manuel Barbarin Gárriz y Silvia Tobes Carlos respiran un poco más tranquilos y casi escuchan ya las campanadas de su boda. Una reunión entre el Ayuntamiento de Ayegui y el departamento de Cultura del Gobierno de Navarra apunta hacia un acuerdo para volver a celebrar el sacramento del matrimonio en el monasterio de Irache. La pareja, ambos de 33 años, espera finalmente ver cumplido su deseo de casarse el próximo 16 de junio en un lugar tan significativo para ellos como para muchos vecinos del municipio de Ayegui.

La pareja, él Policía Municipal en Estella y ella, dependienta en un comercio de la ciudad del Ega, decidían el pasado verano casarse después de 13 años de relación. En agosto comenzaron los preparativos y reservaron fecha para su enlace en la iglesia de Santa María del Monasterio de Irache, el lugar donde se casaron los padres del novio, amigos de la pareja y numerosos familiares. Tres meses después, en noviembre, con el resto de preparativos ya avanzados, les dicen que a partir de enero la iglesia del cenobio no celebrará más bodas. 

“¿Las razones?, no está claras”, apuntaba la novia, Silvia Tobes. “Nos dijeron que era porque se jubilaba la persona que se encargaba de la iglesia, Carmelo Ciordia, pero no entendemos esta explicación puesto que sí se celebran y se seguirán celebrando en la iglesia bautizos, comuniones, funerales, misa los domingos y otros actos, como el de los carlistas”, añadía la joven. La pareja, además, ponía facilidades para la apertura y cierre de la iglesia, la limpieza e incluso el horario de la celebración. 

La medida que entraba en vigor en enero, afectaba también a otras dos parejas. Era el caso de la joven de Ayegui Naiara Araiz Crespo, de 23 años, y su novio, natural de Murieta pero ayeguino ya de adopción, Ramón Ízcue Pérez, de 27. Su boda está fechada para el 15 de junio de 2013. La noticia del cierre de la iglesia del monasterio para enlaces les pillaba también por sorpresa, pero con más margen de reacción que sus compañeros. 

Preparativos

El rápido paso del tiempo y la necesidad de ir ultimando todos los preparativos llevaba a Manuel Barbarin y Silvia Torres, con ayuda de la otra pareja y también de la asociación juvenil Los Ginebros, a mover el tema para obtener una respuesta positiva. El viernes 23 de marzo, numerosos jóvenes se concentraban ante el ayuntamiento de Ayegui para apoyar a sus vecinos en su deseo de casarse en Irache y para que todas las parejas que lo decidan cuenten también en lo sucesivo con esta posibilidad. 

“Lo estamos pasando mal, yo sobre todo, porque se acerca la fecha y todavía no sé si voy a poder casarme en Irache. La esperanza aún la tengo, pero está todo preparado a falta de las cosas que dependen del lugar de la celebración, como las invitaciones, la música o la decoración floral. Además, tengo claro que si no me caso en el monasterio, mi decepción me obliga a casarme por lo civil. Luego dirán que la gente joven se casa cada vez menos por la iglesia, pero es que a nosotros nos lo están negando”, añadía Silvia Tobes. 

Naiara Aráiz y Ramón Ízcue se veían obligados también a cambiar el lugar de la celebración. “Nosotros hemos pensado en San Gregorio Ostiense, pero es una pena. Yo todos los días veo desde la ventana el monasterio de Irache y pienso qué bonito es esto. Sin embargo, el hecho de no poder casarme en él cambia ya el sentimiento”, afirmaba Naiara Aráiz. 

Ambas parejas contaban sus historia apenas tres días antes de una reunión que reactivaba sus esperanzas. “Todavía no es oficial, sólo hay un encuentro que se entiende como un principio de acuerdo verbal que esperamos se materialice en breve, pero está claro que estamos más tranquilos”, apunta Manuel Barbarin. Parece que en las faldas de Montejurra suenan campanadas de boda.

 

Título

Firmas de apoyo

La asociación juvenil Los Ginebros, de Ayegui, se concentraba el viernes 23 de marzo a las 20.30 horas en defensa de la celebración de bodas en el monasterio de Irache. Además de esta medida, se recogían 600 firmas de apoyo.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies