ASOCIACIONES DE T.E. AMILIPS – Una red de apoyo para mujeres inmigrantes

ASOCIACIONES DE T.E. AMILIPS – Una red de apoyo para mujeres inmigrantes

La Asociación de Mujeres Integradoras para Lograr la Igualdad Psicosocial se creó en 2014. Sus ocho
socias realizan reuniones semanales con la mirada puesta en el empoderamiento y la autonomía personal

Tras el nombre, muy femenino, ‘Amilips’, se esconden las siglas de la Asociación de Mujeres Integradoras para Lograr la Igualdad Psicosocial. El colectivo se formó en Estella en 2014, siguiendo el camino trazado por una iniciativa anterior enmarcada en el área de Igualdad del Ayuntamiento de Estella y denominada Woment. En ambos casos el objetivo primario era, y es, agrupar a las mujeres inmigrantes y crear una red de apoyo a la integración social y laboral mediante el intercambio de experiencias y la organización de actividades de empoderamiento personal.

Latinoamérica es el origen mayoritario de las, actualmente, ocho integrantes de Amilips, con representantes de países como Venezuela, Colombia y República Dominicana. No obstante, el colectivo está abierto sin distinción alguna de condiciones y acoge a mujeres de otros lugares como Europa del Este, es el caso de una joven rumana, y lugares más lejanos, como Bangladesh, en Asia.

El grupo heterogéneo se reúne todas las semanas, los jueves, en una sala del Hospital Viejo o en la biblioteca, con la mirada puesta en el empoderamiento. La mera reunión semanal contribuye a este fin, a dar seguridad y autonomía a las mujeres que participan. A ello se refiere Magdalena Hernández Salazar, la miembro más veterana de Amilips y que también conoció Woment. Hernández es originaria de Venezuela.

“Somos un grupo de mujeres que tenemos experiencia, conocimientos y tiempo de vivencias aquí y con mucho que aportar a la comunidad y a otras mujeres. Trabajamos entre todas la integración compartiendo nuestros conocimientos sobre cuestiones legales y ofreciendo información a otras mujeres, por ejemplo, sobre los recursos existentes y dónde encontrarlos”, explica.

La igualdad de género, la inquietud por la formación y el fomento del empleo son sus metas y a ellas apuntan a través de las reuniones y mediante la organización de actividades, a demanda, que realizan durante el año. “Creemos en el feminismo y que la mujer está infravalorada y necesita mucho empoderamiento. Nos apoyamos unas en otras para alcanzar más niveles de igualdad”, añade Magdalena Hernández.

Durante los dos primeros años de funcionamiento, el colectivo ha realizado en ese sentido sesiones de cine-fórum, encuentros de gastronomía e incluso han realizado teatro de calle. Para este 2016, de momento, se han planteado dos talleres de empoderamiento para dar herramientas a la mujer de cara al desarrollo de la autonomía.

Aumentar la autonomía

Otra de las integrantes de Amilips, Gabriela Terán Gelvis, explica que en la autonomía está la clave del desarrollo y la integración. Por eso, la asociación no funciona como una tutela, sino como un canal para que cada persona desarrolle sus propias capacidades y sea capaz de valorarse por sí misma.

“Cuando una persona sale de su entorno y comienza la vida en otro lugar lo primero que siente es soledad. Necesita conocer gente que haya pasado por su situación y que le pueda ayudar. Agrupaciones como la nuestra son las que apoyan a las personas que están llegando y que luego prepararán la integración de las siguientes”, apunta Terán, natural también de Venezuela.

Precisamente, la experiencia profesional en sus países de origen y la adquirida en los lugares de acogida permiten un buen intercambio de vivencias y de información útil. Gloria Piedrahita Agudelo lleva nueve años viviendo en Estella, trabaja como cocinera y es miembro del comité de empresa, lo que la pone como ejemplo en materia de integración social y laboral.

“A mí me gusta aprender de la gente y aportar algo a los demás. Si puedo enseñar, me gusta que aprendan de mí. Las personas que llevamos tiempo aquí y que, además estamos activas, tenemos trabajo, somos las que más fácilmente nos enteramos de las necesidades que puede haber en una u otra empresa. Lo que mejor funciona es el boca a boca”, explica.

Todas las integrantes de Amilips, han llegado a la asociación a través de amigas o conocidas, como otra de las integrantes, la también colombiana Amparo Pedroza Nieto, que lleva 19 años viviendo en la ciudad del Ega. Como Magdalena, Gabriela, Gloria y Amparo, y el resto de integrantes del colectivo, las mujeres inmigrantes de Estella tienen en Amilips un espacio abierto para compartir y crecer.

Título

DATOS


FUNDACIÓN: Amilips se creó en 2014, tomando como ejemplo un proyecto anterior, Woment, que nació en vinculación con el área de Igualdad y Mujer del Ayuntamiento de Estella.

NÚMERO DE INTEGRANTES: Actualmente ocho mujeres de edad y procedencia variadas.

DÍA Y LUGAR DE REUNIÓN: Los jueves de cada semana, a las 16 horas, en una sala del Hospital Viejo o en la biblioteca municipal.

JUNTA: Amparo Pedroza (presidenta), Cielo Marroquín (secretaria) y Gabriela Terán (tesorera).

CONTACTO:
En el móvil 661 797 140

MAGDALENA HERNÁNDEZ. Miembro más veterana


“Nos une la necesidad de participar en la vida activa de Estella”

¿Cuál es la principal necesidad que compartís las mujeres de Amilips?
La de crear entre todas una red de apoyo para superar el tema de la adaptación al nuevo ciclo de la vida en un lugar con una cultura diferente. Aunque tiene cosas parecidas, no todo es igual. Nos une la necesidad de integrarnos para participar en la vida activa de Estella.

¿Está hoy la sociedad más preparada para la integración?
Sí y no, porque parece que es un tema hecho, normalizado, pero para la gente que llega supone un shock; no conoce, no sabe cómo actuar. Mientras que para quien ya está aquí parece que todo funciona, no es una cuestión tan intuitiva conocer cómo funciona las cosas, dónde ir a sacar el permiso, donde el DNI, la tarjeta sanitaria, la búsqueda de empleo… Si se aprende por sí solo, uno se tomaría mucho tiempo y genera frustración.

¿Cómo es para una persona inmigrante el proceso de búsqueda de trabajo?
No es fácil. En Estella funciona mucho el boca a boca, que se recomiende a alguien. La gente se fía más de una recomendación que del CV. Si la persona que llega no tiene una red de apoyo para el acompañamiento es muy difícil encontrar empleo, al menos el primer empleo. La red de apoyo es muy importante porque te permite adaptarte mucho más rápidamente.

Título

Contenidos relacionados

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies