Un susto que no aguó la fiesta en Dicastillo

Un susto que no aguó la fiesta en Dicastillo

Tras el cohete anunciador que incitó a la música y el baile, el segundo explotó en el balcón consistorial provocando siete heridos leves

Dicastillenses, dicastillensas, viva Dicastillo, gora Dikastelu, ¡vivan nuestros patronos San Emeterio, San Celedonio, la virgen de Nievas, nuestra real de Irache y San Ramón! Por los presentes y por los ausentes, vivan las fiestas de Dicastilllo, asko disfrutatu y que el cohete ¡suba hasta el cielo!”. Con estas palabras, la concejal de Cultura, Adela Romero Ollobarren, daba inicio a las fiestas del municipio. Seguidamente, la música de la charanga Malatxo comenzó, mientras las cuadrillas se agarraban y rodeaban la fuente de la plaza. Todo era alegría, hasta que, casi como si el discurso fuese una premonición, un cohete explosionó en el balcón consistorial provocando siete heridos leves y unos minutos de caos.

La concejal de Cultura, Adela Romero, fue la encargada de inaugurar oficialmente la programación 

“He vivido el momento con mucha emoción, porque ves a todos ahí abajo y te acuerdas de las personas que tienes y de las que no están; como de mi madre, Carmen, que murió hace dos meses. Por eso he dicho ‘por los presentes y por los ausentes y que el cohete suba hasta el cielo’”, explicaba Ollobarren, una de las afectadas por el petardo que explotó en el mismo ayuntamiento. “Menos mal que además en mis palabras he nombrado a todos los santos para que nos protegiesen, que si no…”, reía después recordando el suceso y restándole importancia, ya que a pesar de todo, el suceso quedó solo en un susto.

Eso sí, el sobresalto fue lo suficientemente grande como para que los heridos, entre ellos una menor, tuvieran que acudir del consistorio al centro de salud y recibir, algunos de ellos, puntos de sutura. Era el caso de Marifé Ilzarbe Díaz que, al igual que otras ocho personas más, esperaba para ser homenajeada tras el chupinazo. “Yo estaba dentro, junto a la puerta, y he visto cómo antes de salir el cohete se ha movido, ha pegado contra el plástico y ha explotado ahí. Entonces el cartón o el plástico me ha dado y me he sentido un poco mareada. Pero bueno, es un pequeño golpe, un pequeño percance”, apuntaba convencida, además, de que vivirían unos festejos estupendos. 

Que siga la fiesta

De hecho, la fiesta continuó con normalidad e incluso, antes de que los heridos fueran al centro de salud y tan solo veinte minutos después del accidente, el concejal José Ignacio Fernández se animó a lanzar el resto de cohetes que se habían quedado en el balcón sin prender. “Estaban ya preparados y no los íbamos a dejar ahí. Hay que tener cuidado y punto, no pasa nada. Lo que ha sucedido con el petardo de antes es, simplemente, que se ha quedado enganchado”, declaraba con tranquilidad. 

Sin más incidentes, continuaron también las cuatro jornadas siguientes, con un programa de actos que aconteció según estaba previsto y organizado con 40.000 euros de presupuesto. “La única novedad este año ha sido la misa navarra cantada por el grupo ‘Alegría Ribera’. Nuria Azcona es del pueblo y, como integrante de dicho conjunto, tenía mucha ilusión de interpretarla con el grupo”, señalaba la edil de cultura, que también aprovechaba para destacar el gran número de actividades del Día del Niño, tanto para los pequeños del municipio como para los de localidades vecinas; así como la comida popular de la hermandad el Día de los Jubilados, y la actuación de dantzaris y gaiteros la última jornada festiva. 


Homenajeados

Tras el chupinazo, estaba previsto homenajear a nueve personas como reconocimiento a su gran implicación con el pueblo, pero con el inesperado incidente, el acto tuvo que suspenderse y celebrarse momentos más tarde, después de que los heridos fueran atendidos. Los homenajeados fueron Andrés Chocarro -‘el Carcarés’-, Ione Chocarro, Jesús Garnica, Juan González –‘el Canario’-, María Teresa Ferrán Camps, Jesús Uriarte –‘el Cubano’-, Vicente Urdano, María Victoria Martínez y Marifé Ilzarbe.

Título

Mª José Sagasti Lacalle se despide de la alcaldía

Después de tres años como alcaldesa de Dicastillo, María José Sagasti Lacalle, la primera mujer al frente del Ayuntamiento de la localidad y presidenta del Consorcio Turístico de Tierra Estella, dejará los dos puestos en unos días. ¿La razón? Su vuelta a Santander, donde, como licenciada en Geografía e Historia, tiene plaza de profesora. Su sustituta en el consistorio, miembro de la candidatura independiente Agrupación Dicastillo, integrada totalmente por mujeres, se dará a conocer en el pleno municipal de septiembre. Sagasti continuará el último año en el Ayuntamiento como concejal. 

¿Cómo está viviendo sus últimas fiestas como alcaldesa?

A pesar de haber comenzado con el susto del cohete, las estoy viviendo bien porque son las últimas con la Corporación al completo. Hemos pasado tres años juntos, de los que nos sentimos muy satisfechos. 

¿Ha sido fácil tomar la decisión?

Hubiera continuado, pero las circunstancias no me lo permitían. Ser alcaldesa supone estar en el día a día y, por motivos laborales, no podré hacerlo, así que seguiré estando ahí, pero como concejala. Estoy satisfecha; es un trabajo en equipo, y creo que serán nueve meses en los que las cosas irán bien.


¿Cuáles considera que han sido sus principales actuaciones en el Ayuntamiento?

Lo que más me satisface es el homenaje que se hizo a las víctimas del Franquismo. Era una deuda histórica por la que había que hacer justicia y contar la verdad, ya que mucha gente de la zona fue asesinada en el 36. Por otro lado, hemos intentado atender a los vecinos del pueblo, ayudar a los colectivos… Un claro ejemplo es la biblioteca en la que se va a convertir el segundo piso del ayuntamiento, o la pavimentación que se hizo de las calles junto con la mejora de distintos caminos y acequias de la localidad. En tercer lugar, está la implicación con otros Ayuntamientos pequeños y en los problemas de toda la comarca, como puede ser en temas de recortes, educación, recuperación de tradiciones o la línea de alta tensión, que además afecta bastante a Dicastillo.

¿Y los principales hitos conseguidos en el Consorcio Turístico?

Con el consorcio estoy muy satisfecha. Hemos conseguido crear puestos de trabajo y solo queda estabilizarlos; hemos hecho acuerdos con el Ayuntamiento de Estella para que los becarios de turismo se formen; hemos defendido un turismo de calidad en gastronomía, deporte, cultura y medio ambiente, y también hemos cambiado los estatutos. Ahora continuaré en funciones hasta la próxima legislatura que cambiará todo, pero hasta entonces seguiremos así, ya que el equipo trabaja muy bien.

Título

Contenidos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies